La cantera de El Peñascal será un bosque de robles similar a ocho campos de San Mamés

La Diputación de Bizkaia destina 1,5 millones de euros para instalar tres áreas recreativas infantiles, actuaciones de limpieza y mejora forestal en la zona del Pagasarri

23.03.2021 | 16:21
La Diputación de Bizkaia recupera la cantera del Peñaskal y licita nuevas actuaciones medioambientales en el entorno del Pagasarri

La recuperación de la cantera del Peñaskal es un ejemplo de economía circular que devuelve al monte lo que era suyo. Donde hasta hace poco había restos de desecho dentro de poco habrá bosque con semillas autóctonas de la familia del roble. Una zona de esparcimiento a solo 15 minutos de Bilbao.

Imanol Pradales diputado foral de Infraestrucutras y Desarrollo Territorial ha destacado este martes a los pies de la antigua cantera que "era una zona que estaba muy mal y que la hemos naturalizado". El director de la obra, Miguel Gil, señaló que "en una obra pública no se había hecho un trabajo de recuperación de este calibre".

La inmensidad de esta obra en la que se han llegado a depositar hasta 120 metros de relleno deja unas imágenes inéditas en las que se vislumbra el futuro bosque.

La cantera de Peñaskal era un área degradada por la actividad industrial. VÍDEO: BFA


Desde la Diputación de Bizkaia han recordado que la cantera de Peñaskal era "un área degradada por la actividad industrial, desprovista de suelo, prácticamente sin vegetación ni formaciones vegetales de interés". Durante la ejecución de la infraestructura de la Fase 1A de la Variante (2008 a 2010), se depositaron en la cantera unos 2 millones de metros cúbicos de material sobrante. La mayoría de esos materiales provenían de las excavaciones de los Túneles de Arraiz y de Larraskitu.

En la fase 1B la previsión es depositar unos 527.000 m3 más y, tras su relleno completo, proceder a su clausura como depósito de sobrantes y su restauración ambiental.

REVEGETACIÓN

Para la recuperación ambiental y restauración de la zona se está llevando a cabo un plan de revegetación y recuperación de los suelos deteriorados, mediante el aporte y preparación de sustrato vegetal, siembras y plantaciones cuyo objetivo final es la conectividad ecológica y la permeabilidad del territorio para la interconexión de poblaciones.

La revegetación consiste en un bosque de Quercus robur empleando especies arbóreas y arbustivas "propias del cortejo del roble". La planta es de origen autóctono generada a partir de las semillas recogidas en el entorno para mejorar la integración paisajística de esta zona.

En total, está previsto que se extienda más 16.900 m3 de tierra vegetal, se hidrosiembre una superficie aproximada de 58.500 m2 y se plante más de 30.000 ejemplares arbóreos y arbustivos.

Hasta la fecha, en esta Fase 1B de la Variante, se han depositado 371.00 m3 en la cantera (más del 70%) y se han plantado ya más de 15.000 ejemplares, "todos ellos protegidos mediante tutor y tubo protector para evitar que sean dañados por la fauna", han precisado desde la institución foral.

Finalmente, dentro de la política ambiental de reducir consumos y potenciar la economía circular, parte de los sobrantes de excavación del túnel de Arnotegi se han utilizado para la ejecución de las obras de los accesos al Parque Tecnológico de Ezkerraldea, y la mayor parte de la tierra vegetal extendida en la Cantera de Peñaskal proviene tanto de esta obra como de la obra de ejecución de la urbanización del propio Parque Tecnológico.

Se espera completar el relleno de sobrantes, el drenaje perimetral y el extendido de tierra vegetal este mismo verano. En el otoño-invierno siguiente se realizarán las hidrosiembras y plantaciones finales. Se pretende poder entregar al Ayuntamiento, propietario de los terrenos, la cantera restaurada a finales de este año 2021.

LA VARIANTE


La construcción de la fase 1b de la Supersur está dividida en tres tramos y conlleva una inversión total de 178,9 millones de euros. El tramo 9A Peñascal-Bolintxu comenzó en enero de 2019 sus trabajos. El proyecto comienza en el enlace de Peñascal, en el interior del falso túnel bajo el área de cobro de canon a los vehículos que abandonan la Supersur en dirección a la A-8 a través de los túneles de Larraskitu. La práctica totalidad del tramo discurre en el interior de los túneles de Arnotegi.

El siguiente tramo de obra es el 9B entre Bolintxu y Venta Alta, que a su vez se divide en dos subtramos, los de Bolintxu-enlace de Venta Alta y Túnel de Seberetxe. Los trabajos se iniciaron en el túnel de Arnotegi en enero de 2019. El pasado mes de diciembre se caló el primero de los tubos y está previsto que el segundo se cale a finales del mes de marzo. En octubre de 2020 se realizaron los cales de las dos bocas del túnel de Seberetxe.

La Diputación ha asegurado que los trabajos "cumplen plazos y previsiones", por lo que se espera que la segunda fase de la Variante Sur pueda estar operativa en 2023. "Y entonces podrán comenzar los trabajos del túnel bajo la ría", han señalado esta mañana.

noticias de deia