ESTA NAVIDAD PRODUCTO LOCAL

Calidad y artesanía para endulzar la Navidad

16.12.2020 | 01:30
Entrada y escaparate de la pastelería, que constituye todo un reclamo de las delicias dulces del interior.

Los dulces típicos de la Navidad y la repostería propia de estas emblemáticas fechas llevan en Bilbao la firma de Pastelería Don Manuel. En su obrador, el producto local y la calidad se conjugan para dar lugar a unas creaciones que son auténticas obras de artesanía, todo un "reflejo del ayer y espejo del mañana", como señalan en el establecimiento. Con tales ingredientes y las sabias manos del maestro pastelero José Manuel Angulo, elaboran turrones, tartas, mazapanes, glorias, yemas y roscos de Reyes con un sabor que les distingue.

Los turrones son, precisamente, los grandes protagonistas de estas fiestas. Con almendra tostada refinada y amasada con mimo dan lugar a un producto realizado manualmente. Disponen de una docena de variedades en bloque que venden al peso, pero, además, ofrecen las llamadas delicias de turrón, consistentes en una degustación de distintos tipos. Este formato permite al cliente probar los sabores que le apetezcan o que más le gusten sin necesidad de adquirir cada uno en bloque.

Desde el genuinamente bilbaino como es el sokonuzko hasta clásicos como el de yema tostada, tienen opciones tan deliciosas como el turrón de trufa blanca con piñones, naranja y pasas al Cointreau, el marrón glacé (turrón de castaña), pailleté, praliné crujiente con cobertura de naranja, de pan de Cádiz con membrillo casero, coco, mazapán y yema... Para su comodidad, se pueden escoger en el establecimiento o encargar por teléfono.


 

Junto a estas estrellas de la repostería navideña, las glorias, los mazapanes y las yemas con albaricoque, ciruela, nuez€ son también muy demandadas en este tiempo. "Son clásicos que merece la pena recuperar, ya que además de agradar al paladar incluso decoran mesas y bandejas con buen gusto", explican en la pastelería.

Igualmente famosas son sus tartas Chaplin y una clásica de Bilbao como es la Capuchina, con nata o trufa, que gusta mucho en estas fechas. Sin olvidar las mousses y los hojaldres, que requieren mención especial, ya sean con variedad de frutas naturales o de almendra caramelizada y yema tostada.

Ya de cara a la festividad de Reyes, el roscón es el dulce por excelencia. Natural, de nata, crema o trufa, los elaboran de distintos tamaños con su característico sabor a mantequilla y agua de azahar. Siempre recién hechos, como se aprecia al degustarlos.

A todo ello se suman sus especialidades de pastelitos, mousses, bombonería, pastas, y hasta canapés y salados, junto a recuerdos dulces de Bilbao.
 

Selección

En Pastelería Don Manuel todo el género es natural, sin colorantes, aditivos ni conservantes, a base de materia prima seleccionada a la que añaden el toque propio de la casa.

Desde que abriera sus puertas en diciembre de 1984, bajo la dirección de José Manuel Angulo y su esposa Elena Morán, se mantienen fieles a su filosofía, que les ha valido gran reconocimiento entre los paladares más golosos de la villa. Su tienda actual, reformada y ampliada en 2007, es un lugar para el capricho donde el maestro pastelero, formado en Alicante, Barcelona, Alemania y Francia, y con una trayectoria de 40 años, se recrea haciendo de su profesión su hobby personal, al que aplica la consiguiente dosis de innovación.

noticias de deia