Situación sanitaria

Abadiño, Ermua y Elorrio pasan a 'zona roja' de covid, de la que sale Lekeitio

Salud anuncia cribados selectivos en Durango a vecinos de entre 13 y 40 años, ya que son las franjas de edad donde la incidencia de positivos es más alta.

19.10.2020 | 17:04
Las mascarillas se han convertido en un complemento más en las ciudades vascas.

Abadiño, Ermua y Elorrio pasan a engrosar la lista de pueblos vizcainos que están en alerta roja. De la lista ha salido Lekeitio después de que este fin de semana se haya comenzado a contener el brote de la semana pasada. Por el contrario, la situación epidemiológica de Durango continúa siendo el principal foco de preocupación en el Terrirorio. Y es que lejos de remitir, el número de positivos se ha incrementado hasta los 642 desde los 512 del pasado miércoles.


CRIBADOS EN DURANGO


Por ello, esta misma tarde, el coordinador del Programa de Vigilancia y Control de Osakidetza, Ignacio Garitano, ha anunciado que el Gobierno vasco realizará cribados masivos en Durango a los vecinos de entre 13 y 40 años, ya que son las franjas de edad donde la incidencia de positivos es más alta.

Dada la alta incidencia de infectados por coronavirus en la comarca, el Departamento de Salud ha decidido llevar a cabo una acción inédita hasta la fecha. A partir del miércoles se realizarán PCR a las personas que han visitado a sus familiares en una residencia de Durangaldea en la que se ha desencadenado un foco y a aquellas personas de la comarca que han visitado a residentes de otros centros de Bizkaia. A todos ellos se les está comenzando a dar cita a través de un mensaje sms. Las pruebas se realizarán en el Elkartegi de Durango. Según las estimaciones que baraja el Departamento de Acción Social de la Diputación de Bizkaia, Salud realizará esta semana alrededor de 300 PCR entre las visitas de las residencias.


PCR A LAS VISITAS


La Diputación ha destacado que el objetivo de los cribados preventivos, que se adoptará siempre que haya riesgo de transmisión comunitaria, es "evitar suspender las visitas a las personas residentes". En este sentido, ha subrayado que en los seis dispositivos comarcales anteriores, solo 14 de los 2.780 profesionales a los que se les practicó la prueba PCR han dado positivo, lo que ha supuesto frenar en esos casos la propagación del virus en los centros. Con el de Durangaldea, son siete los dispositivos comarcales que ha puesto en marcha la Diputación en busca de posibles casos positivos desde finales de agosto.

Durango continúa siendo el principal
foco de preocupación
en Bizkaia
Bizkaia, por tanto, tiene en estos momentos cuatro municipios en la zona roja del semáforo covid que ha creado el Departamento de Salud para indicar de forma gráfica los distintos niveles de riesgo, el doble que la semana pasada.

Este sistema de colores establece cuatro categorías: verde, para menos de 60 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días; amarillo, 60-299 infectados; naranja entre 300 y 499; y rojo igual o más de 500 positivos. Según el último boletín epidemiológico facilitado por Salud, referido a datos del domingo, otras once localidades vizcainas se encuentran en la franja naranja de transmisión comunitaria "alta".


En concreto, los municipios que tienen una tasa de incidencia acumulada los últimos 14 días de entre 300 y 499 casos por cada 100.000 habitantes son Abanto y Zierbana, Amorebieta-Etxano, Berango, Galdakao, Güeñes, Lekeitio, Muskiz, Portugalete, Sestao, Sopela y Trapagaran. En conjunto, Bizkaia registró 313 nuevos positivos, ocho menos que el sábado.

El domingo prácticamente se duplicaron los casos en Bilbao, donde se contabilizaron 112 positivos frente a los 68 del día anterior. Aun así, tanto la capital como Bizkaia consiguen mantenerse en zona amarilla ya que tienen tasas de incidencia inferiores a los 300 casos. El Territorio está "tensionado" pero sin "transmisión comunitaria alta", según el panel de riesgo del plan anticovid elaborado por el Gobierno vasco (Bizi Berri II).


CONFINAMIENTOS PERIMETRALES


Ante la posibilidad de que se lleven a cabo confinamientos selectivos, Garitano ha explicado que no es una medida que tengan "en la cabeza" en estos momentos y ha recordado que la consejera de Salud, Gotzone Sagardui, explicó este pasado sábado que, "de acuerdo a las circunstancias, continuarán valorando cada caso, cada zona, y si empeoraran los datos e introducir nuevas medidas, se harían".

No obstante, ha señalado que las medidas deben demostrar su eficacia y ha puesto como ejemplo la efectividad del confinamiento total de la población, medida que "no entra en los planes, a corto plazo".

Sobre los confinamientos perimetrales, cree que no se ha demostrado todavía su eficacia y ha subrayado que este verano Euskadi ha salido de situaciones con tasas elevadas, por encima de 500, sin ningún tipo de confinamiento perimetral. "El sistema de rastreo ha encontrado los casos, ha aislado a los contactos y se ha revertido la situación", ha señalado.