Nuevo cribado en las residencias de Durangaldea y Arratia con 600 pruebas PCR

Salud forma a 20 técnicos en Prevención y Control de la Infección, que tendrán asignados un número reducido de centros a los que apoyarán

04.09.2020 | 14:22
Imagen de archivo del hospital de Basurto en Bilbao.

La Diputación de Bizkaia ha realizado 9.094 pruebas de detección de coronavirus a usuarios y profesionales de las residencias de Bizkaia, a las que se sumarán las más de 600 PCR de un cribado preventivo que se pondrá en marcha el lunes entre el personal de centros residenciales de Durangaldea y Arratia, según ha informado el diputado de Acción Social, Sergio Murillo, durante una comparecencia en las Juntas Generales de Bizkaia.

Murillo ha comparecido ante la Comisión de Acción Social, a petición propia, para explicar la situación de la incidencia de la pandemia de coronovirus en las residencias del territorio y las actuaciones desarrolladas por su Departamento en materia de prevención y control.

Según ha informado la Cámara foral en un comunicado, el diputado ha explicado que el pasado 9 de junio entró en vigor el nuevo escenario de vigilancia que la Diputación acordó con el Departamento de Salud del Gobierno vasco para las 155 residencias del territorio, en el que se estableció un plan de acción con cuatro bloques de medidas para "vigilancia, prevención, control y apoyo a los centros".

En el marco de este trabajo, Murillo ha explicado que la Diputación ha realizado 9.094 PCR a personas trabajadoras y usuarias de las residencias de Bizkaia y 207 inspecciones a través de cinco equipos de "respuesta rápida".

En coordinación con el Departamento de Salud del Gobierno vasco se han formado a 20 técnicos en Prevención y Control de la Infección, que tendrán asignados "un número reducido de centros a los que apoyarán, con visitas periódicas, en la implementación de medidas de prevención y control del Covid-19".

Según los datos aportados, en la actualidad, hay 130 personas dedicadas a luchar contra el virus en los centros sociosanitarios de Bizkaia, 80 de ellas en la unidad especializada de Birjinetxe, donde se atiende a los positivos que no necesitan hospitalización, y 50 más entre técnicos de Prevención y Control de la Infección y personal que realiza inspecciones, respuesta rápida y PCR. Una movilización de personas, ha destacado, "sin precedentes en un tiempo récord".

En función de este plan de control y vigilancia, la Diputación continuará este próximo lunes en Amorebieta-Etxano "un cribado preventivo a más de 600 profesionales de centros sociosanitarios de las comarcas de Durangaldea y Arratia.

El diputado foral ha valorado que, en comparación con el inicio de la pandemia, "estamos mejor, conocemos mejor cómo actúa el virus, que sigue ahí, y contamos con más herramientas que en cualquier momento anterior". Sin embargo, ha precisado que los recursos humanos y materiales "deben ser un esfuerzo sostenido en el tiempo, que se extenderá más allá de este 2020".

Por su parte, la representante de EH Bildu Izaskun Duque ha remarcado que 21 personas han fallecido en las residencias vizcaínas desde el 21 de agosto y también ha denunciando el "confinamiento general e indiscriminado" que sufren las personas usuarias y la "falta de información" de las familias.

Murillo, por su parte, ha recordado que, "como norma general, se permiten dos visitas semanales y otros contactos telemáticos", si bien ha reconocido que el plan diseñado puede establecer "restricciones puntuales" en virtud del impacto de la pandemia.

El diputado ha señalado que agosto terminó con 194 positivos en la población mayor de residencias de Bizkaia, incluido Birjinetxe, lo que supone un 2% del total, en "términos similares" a los datos de Bizkaia en su conjunto.

El representante del PP Eduardo Andrade ha considerado este porcentaje "preocupante" ya que, a su entender, el impacto en las residencias "debería ser menor" al ser lugares "más vigilados".