En noviembre y diciembre se celebrarán seis visitas más

Las rutas combinarán la sede de Bilbao y uno de los espacios históricos

09.02.2020 | 19:39

Bilbao - Tras la visita guiada de ayer, que sirvió de anticipo, el programa de visitas Batzarretik Batzarrera incluirá seis rutas más en noviembre y diciembre. En todas ellas se recorrerá primero la sede administrativa de Bilbao y después se viajará en autobús a los emplazamientos históricos de Gernika, Abellaneda y Gerediaga.

Estas visitas nacen con el objetivo de acercar a la ciudadanía una institución de suma importancia tanto para la historia de este territorio como para el día a día de sus ciudadanos en la actualidad. "Queremos que conozcáis la función actual e histórica de las Juntas; es un viaje en el tiempo de la actualidad al pasado para saber de dónde viene esta institución, cómo han ido evolucionando y qué son en la actualidad. Hay bastante desconocimiento de qué es lo que se hace en ellas", explica Ainara Arranz, la guía. La intención es que el ciclo se repita año tras año.

Tras la sede bilbaina, los días 7 y 9 de noviembre se visitará la Casa de Juntas de Gerediaga, en Abadiño; los días 28 y 30 de noviembre, la de Gernika, y los días 12 y 15 de diciembre, la de Abellaneda, ubicada en el Museo de las Encartaciones, en Sopuerta. De esta forma, además de conocer el funcionamiento del parlamento vizcaino, se pretende ofrecer una visión histórica del papel que las diferentes sedes han desempeñado a lo largo de la historia.

Las visitas serán en euskera y castellano, comenzarán en la sede de Bilbao y las inscripciones se pueden realizar escribiendo al correo enkarterrimuseoa@bizkaia.eus o en los teléfonos 94 650 44 88 y 94 610 48 15. Los grupos están ya bastante completos.

Al terminar la visita en Gernika, las valoraciones de los asistentes no podían ser más positivas. "Me ha parecido muy interesante. Las explicaciones han sido muy sencillas, para todos los públicos, de forma que puedes aprender perfectamente cómo están organizadas nuestras Juntas", consideraba Olga Campo, de Bilbao. Combinar las explicaciones teóricas con las visitas in situ a las sedes le había parecido, además, muy oportuno. Entre los aspectos que más le llamaron la atención, citaba las distintas circunscripciones en las que se divide el territorio para la celebración de las elecciones forales, "o ver la sede de Hurtado de Amézaga por dentro, que no conocía. Estas visitas están muy bien y tendrían que estar más publicitadas".

Naia Txapartegi y su hijo Oier, de Sestao, también terminaron encantados. "Ha sido muy curioso ver por dentro la sede de Bilbao porque, pese a que las Juntas realizan una gestión muy cercana, desconocía toda la actividad que se centraliza en ese edificio", admitía. Pese a haber visitado ya previamente Gernika, esta visita les permitió "descubrir detalles como el propio origen, que todavía se conserve el altar, el cuadro de Mendieta... La recepción ha sido muy cálida, con ese aurresku que nos han bailado".

noticias de deia