celebración del Gorka Deuna

Joseba Segura debuta como obispo auxiliar de Bilbao en el Gorka Deuna de Santurtzi

Segura ensalzó el papel de los eskaut en la creación de un mundo más humano

08.02.2020 | 23:48
Joseba Segura ofició la eucaristía del Gorka Deuna 2019 celebrado en Santurtzi. Fotos: José Mari Martínez

Segura ensalzó el papel de los eskaut en la creación de un mundo más humano

Santurtzi - Santurtzi se convirtió ayer en el punto de encuentro de los eskaut de Bizkaia con motivo de la celebración del Gorka Deuna, cita que congregó en la localidad marinera a más de 2.500 personas procedentes de diversos puntos del territorio. Pero en la jornada de ayer gran parte de las miradas se centraron en la figura de Joseba Segura quien 24 horas después de haber sido ordenado como obispo auxiliar de Bilbao fue el encargado de oficiar la eucaristía que fue el acto central del Gorka Deuna 2019. "Estoy contento de que mi primera eucaristía como obispo auxiliar de Bilbao sea aquí, con todos vosotros", señaló Segura en el parque central de Santurtzi, escenario elegido para celebrar una ceremonia que se prolongó durante cerca de 50 minutos.

En esta primera toma de contacto con la juventud vizcaina tras ser ordenado como obispo auxiliar, Segura quiso poner en valor la importancia de los grupos eskaut del territorio. "Las relaciones humanas se hacen en los grupos, en la conversación, estando con la gente. Los grupos eskaut ayudan a todo eso", apuntó Segura quien hizo un alegato del contacto cara a cara en un mundo en el que, irremediablemente, las pantallas de los ordenadores y los dispositivos móviles están cada vez más presentes. Asimismo, en su intervención ante un parque central de Santurtzi con una notable afluencia de público, Segura destacó el papel de los grupos de eskaut en el propósito de "construir un mundo mejor y más justo". En este aspecto, el nuevo obispo auxiliar de Bilbao indicó que "la defensa de los más débiles" ha de ser una de las bases sobre las que se sustente la creación de ese mundo más igualitario.

Sin duda, la eucaristía fue el acto más destacado del Gorka Deuna del presente año, cita organizada por Urbegi Bizia Eskaut Taldea, grupo que está en plena celebración de su 25 aniversario. Desde las 10.00 horas, -aunque ya había grupos desde el pasado sábado en la localidad marinera- Santurtzi fue tomando color y ritmo de cara a una cita que sirve para que los eskaut de Bizkaia sigan estrechando lazos y dando pasos adelante en su labor diaria. Llegados, principalmente, en transporte público, los distintos grupos fueron llenando de actividad el municipio. Unos decidieron subir hasta el monte Serantes, la atalaya santurtziarra desde la que se puede contemplar Ezkerraldea, Meatzaldea y Bilbao, mientras que otros, principalmente familias, pudieron disfrutar de una visita a otro de los iconos de Santur-tzi como es el pesquero Agurtza.

Fuesen hasta la cima del monte Serantes o caminasen hasta la muga de Santurtzi con Portugalete para visitar el Agurtza, el parque central de la localidad fue el lugar elegido para que se reencontrase el mar de colores que dibujaron ayer los más de 2.500 eskaut que se dieron cita en Santurtzi. Allí, además de la eucaristía, celebraron otras actividades para seguir estrechando lazos, todo ello sin la incómoda presencia de la lluvia lo que hizo que la cita fuese todo un éxito. "Hacemos una valoración muy positiva de este Gorka Deuna. Encima nos está acompañando el buen tiempo, así que, de momento, no nos podemos quejar", señaló Mikel Aspano, miembro de Urbegi Bizia Eskaut Taldea y uno de los organizadores de este Gorka Deuna que empezó a gestarse allá por septiembre cuando este grupo comenzó a perfilar el proyecto de acoger esta cita para conmemorar su 25 aniversario.

promover valores Cada edición de Gorka Deuna es mucho más que un punto de encuentro para los eskaut de Bizkaia, sino que también es una ocasión muy propicia para seguir promoviendo valores entre la juventud. Así, a lo largo de este pasado fin de semana se llevaron a cabo diversas actividades en la localidad marinera para fomentar aspectos como la solidaridad y la empatía entre otros. "Ser eskaut es una forma de ver la vida y la sociedad, es mucho más que llevar un lazo atado en el cuello. Un eskaut debe de promover valores como la empatía, la solidaridad, debemos ser personas muy humanas", indicó Iker Zurdo, miembro de Etorkizuna Eskaut Taldea de Ibarrekolanda, uno de los 27 grupos que ayer dieron color y actividad al corazón de Santurtzi.