una unidad referente a nivel internacional

El Hospital de Basurto ofrecerá un nuevo servicio de psicología a enfermos de ELA y a sus familiares

08.02.2020 | 01:42
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha visitado la Unidad de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) del Hospital de Basurto.

El lehendakari ha anunciado este lunes dicha mejora durante una visita a la citada Unidad

BILBAO.  El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado este lunes dicha mejora durante una visita a la citada Unidad, acompañado por el consejero vasco de Salud, Jon Darpón, y directivos del centro.

La Unidad de ELA consta en la actualidad de una neurólogo; una rehabilitadora; una endocrinóloga; una dietista-nutricionaista; un especialista en aparato respiratorio y una enfermera gestora.

A partir de ahora también dispondrá de un servicio psicológico desde el diagnóstico para ayudar a sobrellevar los transtornos conductuales, cognitivos y físicos asociados a la enfermedad, como son la parálisis, o las dificultades para respirar, comunicarse o alimentarse, entre otros.

La Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) es una enfermedad neuromuscular y degenerativa, que afecta a la motricidad y deriva en parálisis, dependencia y discapacidad.

Puede afectar a personas de cualquier edad, aunque la media de los pacientes ronda los sesenta años. Esta patología acorta la vida de forma considerable, aunque la labor de la Unidad del Hospital Universitario de Basurto es conseguir que los pacientes vivan más y con mejor calidad de vida.

La Unidad Multidisciplinar de ELA de Basurto, la primera que se creó en Euskadi, atiende cada año a una media de 64 nuevos pacientes.

Desde su inauguración en 2014 se ha encargado del cuidado de un total de 322 personas. Aunque dispone de un único fármaco para su tratamiento (el riluzol), realiza ensayos clínicos sobre futuros medicamentos y pertenece a la red europea para la cura de esta patología (ENCALS).

Dicha red aglutina los centros europeos punteros en asistencia e investigación de la ELA, lo que permite que todas las personas afectadas puedan acceder a tratamientos, aún experimentales, pero avalados por la experiencia de grupos plurinacionales.