Presidente del Athletic

Aitor Elizegi: "El gasto en la plantilla del Athletic es totalmente ajustado"

Aitor Elizegi no deja de dar las gracias a todos los que se han sacrificado en el club durante la pandemia. También a los socios, a los que pedirá en la Asamblea una cuota covid

17.10.2021 | 08:18
Aitor Elizegi: "El gasto en la plantilla del Athletic es totalmente ajustado"

En año electoral, el presidente del Athletic afronta el próximo sábado su último examen ante la Asamblea General de Socios Compromisarios, una cita que confía en sacar adelante por el bien de la entidad. Aitor Elizegi defiende su gestión y asegura que dejará al club en mejores condiciones que como se lo encontró hace 34 meses.

A una semana vista de la Asamblea General, ¿cree que va a obtener el apoyo necesario de los socios compromisarios?

—Les vamos a pedir el apoyo, lo hicimos hace un año. Les planteamos un escenario difícil y dijimos que necesitábamos la ayuda de nuestra plantilla y de nuestros socios para salir adelante. Estamos en la puerta de ello. Ya han dado el paso nuestros jugadores y les pedimos a los socios que estén con nosotros y que todos juntos dejemos atrás esta situación anormal y pandémica. Una situación que hay que olvidar cuanto antes como entidad, que tiene que volver a ser tractora y estar al cien por cien cuanto antes.

¿Lo de introducir en el debate la posibilidad de 'vender' el nombre de San Mamés cree que ayuda a preparar el terreno? El entorno rojiblanco no ha recibido con predisposición esta posibilidad.

—Creo que es más interés mediático que para el club. El Athletic es valiente, es un ejemplo en Europa de lo que significa defender el deporte desde los valores y desde el fútbol. Defendemos un Athletic único, desde los valores, ese es nuestro mensaje, así lo hemos defendido en nuestra legislatura.


  Pero usted, Aitor Elizegi, si viene ahora una gran marca poniendo encima de la mesa una gran cantidad de dinero por rebautizar 'La Catedral', ¿lo aceptaría? ¿De verdad piensa en rebautizar San Mamés por unos ingresos extra?

—Si pone en mi camiseta Iribar, pone sostenibilidad, igualdad, responsabilidad, pone futuro...

No me ha contestado.

—Te he contestado qué tiene que poner en mi camiseta para dejarle apellidarla.
Hay algo más de 1.200 compromisarios tras la última renovación. Se ha hablado mucho de que la Asamblea estaba controlada por los que perdieron las elecciones. ¿Cómo ve la cosa ahora?

—Es nuestro órgano soberano. Es un extracto de nuestro entorno social, nos representa a todos los socios y así hemos elegido gobernar. Máximo respeto a la asamblea de socios compromisarios.



En caso de suspenso, acabar celebrando ocho meses después otra Asamblea Extraordinaria no sería plato de buen gusto. La estabilidad de la institución estaría de nuevo en entredicho.

—Desde luego, pedimos estabilidad. Pensamos que un presupuesto ayuda a una entidad a afrontar situaciones complejas. Todo lo que sea acuerdo y punto de encuentro seguro que ayuda al Athletic a dejar atrás la pandemia. Esperamos que el voto, que es verdad que ha sido ajustado en nuestras propuestas hasta la fecha, sea positivo.

Por curiosidad, ¿usted es compromisario? ¿Puede votar en la Asamblea?

—No, creo que un presidente del Athletic no debe ser compromisario.

La cuota covid de 120 euros que quieren aplicar a los socios parece que va a ser uno de los caballos de batalla. Algunos piensan que siempre pagan los mismos.

—Sería contradictorio, acabas de hablar de periodo electoral, y nosotros hacemos propuestas antielectorales. Es lo que prometimos, evaluar el daño que hacía la pandemia al club, que ha quedado tasada en 51,7 millones de euros. Prometimos pedir ayuda a la plantilla, que de manera ejemplar y única en el panorama de LaLiga, ha dado dos pasos en apoyo al club que suponen más de 12 millones de euros. La última cuota que pusimos como socios fue en enero de 2019. Dos años después les vamos a pedir a los socios como máximo la cuota que han pagado los últimos ocho años, desde 2014. No estamos pidiendo en absoluto que alguien ponga 120 euros más, lo que estamos explicando es que con la cuota que pusimos en enero de 2019 hemos sacado adelante el club estos dos años en todas las categorías, para eso hemos utilizado la cuota. Ahora le pedimos al socio que nos deje presupuestar con el cien por cien de nuestros recursos. Ni siquiera pedimos el cien por cien de nuestras cuotas de 2022.


  ¿No hay otra manera de cuadrar las cuentas?

—Hay soluciones técnicas que van a aminorar la capacidad que tiene el club para seguir compitiendo. Y hacemos lo que dijimos que íbamos a hacer y prometimos, pedir ayuda a la plantilla y a los socios.

Oyendo las tesis que defiende usted y los compañeros de su Junta, todos los males económicos que arrastra el Athletic parece que son netamente culpa de la pandemia.

—Llevo escuchando tiempo el término déficit estructural, y yo no lo comparto. Me parece un déficit puntual, a corregir desde el compromiso, el trabajo y el equilibrio. Tiene solución y se puede corregir a medio plazo.

¿Cómo?

—Generación de recursos y patrocinios, desarrollo al máximo de las capacidades de crear retorno de San Mamés; implicación social a través de una cuota actualizada en virtud del IPC a corto, a medio y a largo plazo; y control económico del coste en bruto de nuestra plantilla, vinculado al máximo a poder ser a resultados deportivos. Conozco al resto de competidores que tienen que afrontar panoramas más graves a los que tiene por delante el Athletic.

El equipo encadena tres temporadas sin jugar en Europa, de haberlo hecho los ingresos hubieran sido cuantiosos.

—Es obvio que Europa tiene una variable económica. Hay que pivotar en los puestos nobles de la tabla, porque ya ha quedado claro para todos los clubes que clasificarse entre los puestos altos tiene unas consecuencias económicas. Es importante que el modelo del Athletic asome en Europa.

Lo que gasta el Athletic en los sueldos de sus jugadores le sitúa entre los grandes de LaLiga. Se debería exigir entrar en Europa.

—Para mí el gasto en la plantilla del Athletic es totalmente ajustado. Si le exigimos estar en los puestos nobles de la clasificación en LaLiga y afrontar partidos contra rivales europeos, ese coste tiene que ser acorde a ese reto y a esa exigencia. A partir de ahí, debe llevar emparejada una exigencia. Así en todo, la plantilla en neto más costosa en la historia del Athletic fue la de la temporada 2018-19. La actual plantilla, en neto, recibe un 10% menos en salarios. Es cierto que el gasto en bruto ha llegado a 91 millones, un porcentaje alto que hay que gobernar y a poder ser, corregir y racionalizar. Pero también es verdad que las disposiciones transitorias que asume el Athletic a nivel fiscal desde 2014 le van a suponer a futuro todavía un mayor esfuerzo.


  ¿Van a pedir a corto plazo a la plantilla que se vuelva a bajar el sueldo?

—Nos gustaría mirar, creo que lo hacemos ya, al Athletic de 2030. Tenemos que hablar ya de futuro y de olvidar lo ocurrido estos dos años. Y aprovecho para dar las gracias a todos los que han ayudado en estos 600 días y han creído que ha merecido la pena seguir trabajando y comprometiéndose por este club. Empezando por nuestros socios.

Su visión es más halagüeña que la que dibujó el contador de la Junta, Jon Ander de las Fuentes, hace unos días en otra entrevista. Su compañero habló públicamente de vender jugadores para cuadrar las cuentas. ¿Comparte esta opinión?

—He intentado poner encima de la mesa varias claves y una de ellas es el equilibrio presupuestario vinculado a objetivos individuales y colectivos de la plantilla. En esa ecuación, ya podemos hablar de hechos, y en estos 34 meses desde que llegamos a Ibaigane, ningún jugador que nuestro staff técnico ha considerado necesario ha salido de este club. Mientras sigamos en el Athletic ningún jugador que nuestro staff técnico considere necesario va a salir del club, es que son hechos.

Tampoco el mercado ha estado en los últimos tiempos para grandes desembolsos.

—Nosotros hemos tenido ofertas por varios jugadores del Athletic importantes y hemos dicho que no salgan, que eran imprescindibles para recuperar nuestra capacidad competitiva, antes de la pandemia.


  Si ahora mismo le viene un equipo de la Premier y ofrece, por ejemplo, 90 millones de euros por Iñaki Williams o 60 por Iñigo Martínez o Simón, ¿usted negociaría?

—Te acabo de contestar.

Con Ibai Gómez podrían haber recuperado lo que gastaron por él si le llegan a vender en su momento al Espanyol.

—No tuvimos ninguna oferta por Ibai Gómez. A este club no llegó ninguna oferta concreta por él.

¿Por qué se intentó el fichaje de Javi Martínez si el caché del navarro no casa con el estado actual de las cuentas del club?

—Quedó claro que la ficha que tenía era inviable para el Athletic en este momento. Quedó claro porque él consideró que no tenía espacio en este momento dentro de nuestra propuesta.

Los derechos de televisión tampoco ayudan como en los últimos años, ya que prevén que disminuyan 14 millones los ingresos respecto al curso anterior. Aquí también afecta la clasificación final en LaLiga y que el producto ya no es tan atractivo.

—Hay estudios que consideran que el producto de LaLiga está estancado y maduro. Afrontamos esta competición contra las otras grandes ligas europeas, y lo están haciendo bien. Además, no ayuda en absoluto los cambios de criterio, como el aplazamiento del Real Madrid-Athletic. Esos vaivenes desde luego que le quitan valor a este contenido. Y la obsesión por una parrilla de horarios que ocupe toda la semana, el Athletic transmite que no tiene claro que sea rentable tantos partidos. Nosotros solo entendemos esta competición con el público en el estadio y, desde luego, rejuveneciéndola.

La postura del Athletic en contra de la entrada del fondo CVC fue tajante, con impugnación incluida junto al Barcelona y el Real Madrid. Pero Javier Tebas dice que estuvo intercambiando documentación con ustedes.

—El Athletic antes de tomar la decisión contrastó toda la documentación con CVC, también con una gran consultora que nos asesoró y con el Real Madrid y el Barcelona. Los servicios jurídicos del club y todos los profesionales trabajaron para buscar lo mejor para el Athletic.

Muchos clubes aceptaron los planes del fondo de inversión porque necesitan liquidez.

—Pensamos que está vinculado a un hecho puntual, a una burbuja creada en un momento concreto.

Ustedes tienen la suerte de contar con el fondo de provisión que impulsó la anterior Junta Directiva. ¿Cuánto debe agradecer a la famosa hucha?

—Quizás lo más importante era no haber necesitado crear una provisión. Ahora, obviamente, nuestra obligación es salvaguardar esta herramienta porque es imprescindible para gobernar el tránsito, para corregir el déficit puntual económico y deportivo que está atravesando el club. Me parece una herramienta puntual, que espero que a medio plazo el club no vuelva a necesitar.


  ¿Considera que va a dejar el club más saneado al término de su mandato que cómo lo heredó?

—A mí este club me parece más capaz que el que me encontré al llegar hace 34 meses. Hemos exigido al club un esfuerzo a diario y todavía le hemos exigido más en pandemia. Le pedimos que afrontara por primera vez muchas cosas. Le pedimos que afrontara una Asamblea telemática por primera vez en su historia; que acelerara el plan director de Lezama en su cincuenta aniversario; que creyera que se puede conectar el anillo alto de San Mamés con unas escaleras mecánicas; le pedimos que abriera una tienda frente al Guggenheim; que creyera en un comité para una reforma estatutaria, que va a redactar su primer informe en esta Asamblea; les pedimos a las primeras plantillas del masculino y del femenino que siguieran creyendo en este proyecto... Solo puedo dar las gracias a todos por seguirnos.

Tal como lo pinta, parece que tiene ganas de presentarse a la reelección.

—Todo este esfuerzo te enseña que tiene un coste físico y, desde luego, psicológico básico. Así hay que entender el Athletic, al 200%. Es difícil mantener este ritmo.

Ya sé que me va a decir que para junio queda todavía mucho tiempo, pero imagino que le habrá dado una vuelta al tema.

—¿Crees que nos da tiempo? Lo más importante ahora es seguir con este plan director. Y no me he olvidado de seguir trabajando por reordenar la grada, para que algún día se parezca a la que hemos soñado y queremos dibujar, una de las grandes gradas europeas.


  Ahora que menciona la grada de animación, que era uno de sus grandes objetivos del programa electoral. ¿Cómo están las gestiones, porque los socios compromisarios le echaron atrás su plan?

—Ese es uno de mis grandes objetivos en la vida, esté en Ibaigane o en la grada. Cada día es un acuerdo entre athleticzales, entre socios que queremos ver de una manera y de otra al Athletic. La mayoría entendemos San Mamés en esa dirección, hay que ser capaces de ser hacer esta transición y esta grada con el acuerdo de todos y con el máximo de confort para todos.

Javier Clemente ha asegurado hace unos días que el problema que tiene el Athletic es que desde hace un tiempo está dirigido por "aficionados". ¿Se da por aludido?

—No le falta razón, yo es lo que soy, un aficionado. Pero a cambio en Ibaigane, en el club, procuramos rodearnos de grandes profesionales.

¿Por qué se han marchado del club Pablo García Sampedro y Aitor Jiménez Villar, altos cargos del Área de Negocio e Innovación?

—Tanto Pablo como Aitor, dos empleados contrastados, han elegido seguir en la Primera División. Su paso por el Athletic es enriquecer currículums. Uno ha elegido el Granada y el otro el Alavés, dos clubes con los que tenemos una relación impecable. Los clubes de fútbol no se sienten competidores en desarrollo de mercado de comunicación, nos sentimos colaboradores.

Pero usted intentará contar con los mejores profesionales posibles.

—Así hemos afrontado las mejoras en las áreas de comunicación, márketing, desarrollo digital... En todas las áreas tendrán que seguir habiendo captación de los mejores profesionales.

"A mí este club me parece más capaz que el que me encontré al llegar hace 34 meses"

"Mientras sigamos en el Athletic ningún jugador que nuestro 'staff' técnico considere necesario va a salir"

"Les vamos a pedir a los socios como máximo la cuota que han pagado los últimos ocho años"


noticias de deia