Real Madrid 1 - 2 Athletic

Lágrimas y emoción del recién llegado Marcelino

Marcelino García Toral, satisfecho tras eliminar al Madrid, felicita a sus jugadores por el "compromiso" y buscará el título ante el Barcelona

15.01.2021 | 01:02
Marcelino ante la prensa tras acabar el partido

Marcelino García Toral, en su primera prueba de fuego como entrenador del Athletic después de disponer de solo dos entrenamientos antes de encarar su primer encuentro ante el Barcelona en liga, no pudo sacar mejor nota con el Real Madrid como rival en la esperada semifinal de la Supercopa. El técnico, sumamente satisfecho por el rendimiento y el compromiso de sus jugadores, finalizó el choque de anoche visiblemente emocionado y sin apenas poder contener las lágrimas en la banda, lo cual se debió "al trabajo y lo que me transmite esta plantilla".
 

"Sé la ilusión que tenían puesta los jugadores en este partido y la gran satisfacción que reciben. Quizás no lo estén pasando bien esta temporada y llegar a la final tras ganárselo en la Copa era un aliciente más y ellos sentían que era una oportunidad también para demostrar su capacidad y su sentimiento por estos colores y por el Athletic para que la afición esté orgullosa de ellos", afirmó asimismo Marcelino, quien reconoció que "sería maravilloso ganar este título venciendo además a Real Madrid y Barcelona". "Tenemos que ser conscientes de la dificultad que conlleva y de que tendremos un día menos de descanso que el Barça, pero no es ninguna excusa y ahora toca recuperarse para afrontar el partido con la máxima ilusión. Esta victoria va a servir para potenciar la autoestima y la confianza de los jugadores", expuso también el preparador asturiano, quien negó que el Athletic tenga ya su sello.

Las mejores imágenes del encuentro. Fotos: EFE/AFP

"No tiene mi marca, ni mi sello. Los entrenadores tenemos una parte de importancia, pero los absolutos responsables de esta victoria son los futbolistas. Dije en mi presentación que no soy un mago, sino parte de un grupo de trabajo que trabaja muy duro para dotar a los equipos que dirigimos de una identidad y estamos en ese proceso", relató el propio Marcelino, quien admitió que ante el Barcelona "tendremos que defender mejor que la otra vez como bloque" mientras intenta "inculcar una idea aprovechándonos del trabajo anterior e introduciendo matices para que el juego esté por encima del resultado. Si lo conseguimos, seremos un buen equipo y perderemos muy pocos partidos".



el orgullo del presidente

Aitor Elizegi, por su parte, no pudo ocultar su felicidad al obtener el pasaporte para la final. "Lo primero es felicitar a esta plantilla por su compromiso y, después, a la afición, porque sabemos que nos echa de menos y ha sufrido mucho en 2020", subrayó el presidente quien agregó orgulloso que "decíamos que estábamos cerca de ganar al Real Madrid y ha ocurrido esta vez. Hemos atacado con convicción y acabamos de ver a Marcelino en una Supercopa que no pudo disputar con el Valencia y seguro que supone una emoción para él. Cómo ha acabado el Madrid le da más valor a la victoria y nos honra como finalistas".
 

un doblete decisivo

"No tenemos miedo al Barça"

Primer título con el Athletic. Raúl García, protagonista anoche con su doblete ante el Real Madrid, afirmó tras la semifinal que "sabíamos que podíamos confiar en el grupo, porque confiamos en lo que hacemos y las señas de identidad de este club no se pueden perder". "Ha venido un entrenador nuevo con unas ideas nuevas, las cuales se irán viendo y hemos hecho un gran partido, por lo que estamos contentos, porque las cosas que estamos trabajando salen", destacó asimismo el atacante navarro, quien confesó que tenía presente su reciente expulsión en Valdebebas: "No voy a negar que ha habido momentos de sufrir mucho, me equivoqué y estaba en debe con el grupo, por lo que satisfecho más que por los goles, por estar al nivel que creo que debo estar". De cara a la final al delantero rojiblanco, que volvió a formar pareja en ataque con Iñaki Williams, le preocupa "más que el equipo esté bien y tenga las ideas claras como en este partido". "Jugaremos contra un gran rival, pero no tenemos miedo", advirtió.