Raúl García marca la línea a seguir

El navarro, ante otra cita "especial" contra Osasuna, encara optimista el tramo decisivo del curso

15.02.2020 | 06:15
Raúl García, en una sesión de entrenamiento.

bilbao - La ambición y Raúl García (Zizur Mayor, 11-VII-1986) van de la mano. Son inseparables. Como también lo son el sentimiento de responsabilidad y el carácter ganador de un futbolista curtido en mil batallas y, por tanto, sabedor del significado de afrontar con la calma necesaria el tramo decisivo de una temporada en la que el Athletic tiene a su alcance la gloria a modo de ansiado título de Copa. Antes, sin embargo, asoma en el calendario el partido de vuelta que deberán disputar los leones ante el Granada el próximo 5 de marzo en Los Cármenes, cita precedida por tres jornadas de liga a las que los rojiblancos darán vuelo mañana en San Mamés. Enfrente, para más inri, figurará Osasuna, un equipo que nunca pasará a un segundo plano para Raúl García, quien volvió a dejar claro ayer en rueda de prensa que para él medirse al cuadro rojillo "siempre es especial".

"El fútbol te deja muchos amigos y mucha gente conocida y Osasuna me dio la oportunidad de ser futbolista. Me formó como persona e, independientemente de que queden menos personas que conozco dentro del club, siempre será un equipo muy especial para mí y al cual estoy muy agradecido", agregó el navarro, quien aseguró aun así que "quiero ganar, siempre digo lo mismo". "Después de los resultados que estamos teniendo en liga queremos que nos salga un partido redondo y seguir con las buenas sensaciones que tuvimos el otro día en Copa. Seguro que con ese ritmo y esa forma de jugar vamos a tener opciones de ganar", destacó el '22' del Athletic, convencido de que "Osasuna es muy buen equipo y si no estamos al cien por cien, no ganaremos".

Recuperado de los problemas físicos padecidos antes de la visita a la Real Sociedad, Raúl García restó importancia al desgaste físico, dado que "en una temporada siempre hay momentos que estás con las pilas más o menos cargadas, pero el equipo ha trabajado para estar ahí sabiendo que iba a haber una carga de partidos importante". "Ojalá el año que viene volvamos a tenerla, porque querrá decir que estamos compitiendo y ganando. Si algo tenemos es amor propio y un buen grupo que va a tirar hacia delante, por lo que no daría mayor importancia al tema físico", incidió el de Zizur Mayor, que también advirtió en relación a la falta de victorias en liga que "siempre hemos querido sacar los partidos adelante y las situaciones que se han dado no han sido porque el equipo esté pensando en la Copa".

"Lo único que cambiaría serían los resultados, porque el equipo ha hecho méritos para sacar más puntos", subrayó Raúl García, que llama a dar un "empujón" para volver sumar de tres en tres en el campeonato de la regularidad después de superar en la ida de las semifinales del torneo del K.O. al Granada por un 1-0 que considera un "muy buen resultado". "Lo normal es que en la vuelta estés dentro del partido siempre, incluso si te marcan un gol, y no me gusta pensar en si hubiese podido ser mejor, porque también puedes pensar al revés y tengo claro que es un resultado que nos va a dar una alegría", remarcó el navarro, que afirmó en torno al extraordinario ambiente vivido en las dos últimas citas coperas que "nunca exijo nada y siempre lo agradezco. Lo bonito de este club es que te das cuenta de que todo el mundo siente que forma parte de esto. Siempre necesitamos de ellos, porque cuando aprietan como han apretado en los últimos partidos el equipo tira para adelante y ojalá se pudiera conseguir que eso se hiciera en todos los partidos, porque es de agradecer".

una motivación extra Si bien el entrenador de la Real Sociedad, Imanol Alguacil, declaró tras el partido frente al Mirandés que el caluroso recibimiento a sus jugadores "nos ha quitado energía y cargado de responsabilidad", Raúl García admitió ayer que "como leo poco, no sé lo que ha dicho, pero ojalá nuestros aficionados sigan así en todos los partidos, porque verlos en la calle con el sentimiento que tienen lo único que hace es que me entregue mucho más".

La dificultad de sellar el billete para la gran final de Copa se pondrá de manifiesto en Granada, pero el atacante rojiblanco hizo hincapié en que "estamos en semifinales e invito a todo el mundo a que disfrute de estas situaciones, porque no se repiten todos los años". "Conseguir que no pesen las piernas es lo más complicado, pero también lo más importante, porque llegar a una semifinal de Copa es una oportunidad bonita y habrá mucha gente en la plantilla que quizás no tenga otra como esta. Nunca se sabe y ojalá me equivoque y tengan todos los años una, pero hay que disfrutarlo teniendo también esa responsabilidad", incidió Raúl García, a quien no preocupa en absoluto su sequía goleadora y que se muestra seguro de que jugar una final de Copa con el Athletic "sería un plus viendo cómo lo vive la gente aquí en Bilbao con ese sentimiento de pertenencia que tienen todos".

noticias de deia