Las tres claves

La falta de gol penaliza a los leones

20.01.2020 | 06:20
Iñigo Martínez se lamenta de una ocasión de gol desperdiciada.

1. La falta de gol penaliza a los leones

La puesta en escena del Athletic desbordó al Celta en juego y en ocasiones de peligro, pero el conjunto rojiblanco echa de menos a un delantero que pueda decidir

Bilbao - Un partido de fútbol no es un combate de boxeo. En este último se gana a los puntos cuando no hay K.O., pero en el deporte rey el gol es el éxtasis. El Athletic puede dar fe de ello, porque no fue capaz de vencer en el encuentro que más ocasiones de marcar ha generado, a la altura de su empuje en el choque ante el Levante, también en San Mamés. El colectivo de Gaizka Garitano presumió de dominio y de insistencia hasta el último segundo, pero se quedó sin el premio de los tres puntos, lo que dejó un mal sabor de boca en el vestuario y en la masa social, resignada a la cosecha de un simple empate en el arranque de la segunda vuelta, en la que se tiene que decidir las aspiraciones del conjunto rojiblanco, candidato a luchar por una plaza europea.

El cuarto de hora inicial ya retrató cuál iba a ser el argumento del enfrentamiento. Quince minutos frenéticos en los que el Athletic asomó el morro en el área del Celta hasta en cinco ocasiones, casi todas claras como para haber estrenado el marcador. La puesta en escena, en este sentido, fue determinante, una vez que Garitano metió en su cajón la fórmula de los tres centrales utilizada en el Santiago Bernabéu y en el Sánchez Pizjuán para recuperar su plan prioritario, retocado en matices puntuales. Iñaki Williams volvió a ejercer en banda derecha, Ibai lo hizo en la izquierda, en tanto que Raúl García, que tuvo su ocasión a los siete minutos de juego, compitió como falso nueve. La idea fue buena, pero le faltó la guinda del resultado, cosa que no ocurrió ante el Real Madrid y el Sevilla.

El Athletic dejó vivo al Celta, que se vio superado en muchas fases, y el cuadro gallego lo aprovechó para adelantarse por medio de Rafinha, en la segunda presencia de este en La Catedral después de hacerlo en la jornada inaugural de la liga con la camiseta del Barça. El gol de este acentuó la insistencia de los leones, creíbles en su apuesta bajo la dirección de un sobresaliente Unai López y que propició el empate, que se quedó corto pese a los movimientos del técnico, con las comparecencias de Asier Villalibre e Iñigo Lekue, si bien el derioztarra prescindió de efectuar la tercera sustitución.

2. Raúl García acentúa su idilio con el Celta

El navarro firma el empate desde los once metros y eleva a ocho los goles que ha ejecutado ante el Celta, el equipo al que más ha batido en su carrera en la élite

bilbao - Raúl García es declarado persona non grata para el Celta. Lo es, evidentemente, apelando al lenguaje futbolístico, porque el navarro se ha convertido en una auténtica pesadilla para el conjunto celtiña desde que ejerce en el Athletic. Lo curioso del dato es que Raúl García no había sido capaz de ver puerta ante el Celta ni en su etapa en Osasuna ni con el Atlético de Madrid, por lo que ha tenido que llegar al equipo bilbaino para hacer añicos esa estadística negativa. No en vano, el de  Zizir Mayor no falló ayer en su cita con el gol ante el cuadro vigués al sellar el tanto del empate, con lo que eleva a ocho las dianas que ha materializado en sus duelos frente al Celta, ante al que ha marcado en tres ocasiones en Balaídos y en otras tantas en San Mamés. 
 
Es el equipo al que más ha batido en su dilata carrera profesional y deja atrás tanto a la Real Sociedad como al Valencia, a los que ha visto puerta en seis ocasiones en cada caso. Raúl García, a diez partidos de alcanzar los 200 como león, es la gran referencia ofensiva de este Athletic, del que es pichichi con seis goles.

3. Una nueva ocasión fallida de volver a la zona europea 

Bilbao - El Athletic vuelve a lamentarse de desperdiciar una nueva ocasión de regresar a los puestos europeos. El punto de ayer supo a muy poco, sobre todo cuando el colectivo rojiblanco sabía que la victoria le habría aupado hasta la sexta posición y adelantar en la tabla a la Real Sociedad y al Valencia, que con anterioridad perdieron con estrépito en sus respectivas visitas al Betis y al Mallorca. No solo eso, sino que también se habría acercado a la zona Champions, una vez que tanto el Atlético de Madrid como el Sevilla cedieron en sus respectivos duelos. El Athletic jugó bien ante el Celta, pero no ganó, lo que frena sus opciones ya que encadena cinco jornadas consecutivas sin ganar, tacada que se produce por segunda vez este curso, en las que solo ha sumado cuatro de los quince puntos posibles. Una inercia que espera acabar el próximo sábado ante el Espanyol, si bien el estadio periquito no se le da nada bien en los últimos tiempos.
 

Noticias relacionadas

noticias de deia