El infortunio que lamenta Kodro

16.01.2020 | 06:19
Kenan Kodro

"Marcar los dos goles anulados hubiera cambiado mi estatus en el equipo", asegura el delantero, que confía en jugar frente al Celta

bilbao - Kenan Kodro (Donostia, 19 de agosto de 1993) está cerca de cumplir un año como jugador del Athletic, al que llegó el 31 de enero de 2019. En este periodo, el donostiarra ha comparecido en 17 partidos oficiales, uno de ellos en Copa, con un saldo de tres goles, cifras inferiores a las que manejaba desde que firmó como león. "Me hubiera gustado jugar mucho más, pero sé la competencia que tengo en mi posición. Las decisiones del míster no dependen de mí. Me ha tocado esperar, pero ha sido un año bonito", aseguró en una entrevista en el programa Fuera de juego de Radio Euskadi.

Kodro es consciente de que larga ausencia de Aritz Aduriz le ha dado la oportunidad de disfrutar de partidos cuando apenas entraba en los planes iniciales de Gaizka Garitano, paciencia que, en su opinión, ha tenido recompensa: "Las oportunidades llegan cuando menos te lo esperas. El principio de temporada fue muy complicado para mí, pero hay que estar preparado porque te puede cambiar todo muy rápido".

El delantero rojiblanco ha cogido protagonismo en las últimas semanas con sus titularidades consecutivas en las visitas al Santiago Bernabéu y al Sánchez Pizjuán. Partidos en los que la fortuna le dio la espalda, porque vio cómo el VAR le invalidó los goles que anotó ante el Real Madrid y el Sevilla en ambas ocasiones al estar en fuera de juego por escasos centímetros. Kodro se lamenta de esas dos acciones que podrían haber dado la victoria al Athletic -empató en ambos encuentro- y que podrían haber marcado un antes y un después para el jugador, como lo reconoció en Radio Euskadi: "Me dieron pena los dos goles en fuera de juego, aunque no hay que darle muchas vueltas. Pero es cierto que marcarlos hubiera cambiado mi estatus en el equipo".

El donostiarra confía en volver a gozar de minutos el domingo frente al Celta que dirige Óscar García, una persona conocida en su familia, ya que como jugador compartió vestuario en el Barcelona con su padre, Meho Kodro, en la campaña 1995-96. La conquista de los tres puntos es el único objetivo de los pupilos de Gaizka Garitano. - P. R.