Numancia 1-1 Athletic

El Athletic no se calienta en Los Pajaritos

El equipo de Garitano, sin varios de sus fijos, no aprueba ante un Numancia más entusiasta y solo el tanto de Vivian evita el sonrojo en Soria

09.02.2020 | 11:14
Aduriz, que estuvo desasistido, se duele tras recibir un golpe. Fotos: Athletic Club

El equipo de Garitano, sin varios de sus fijos, no aprueba ante un Numancia más entusiasta

NUMANCIA: Dani Barrio (Min. 30, Jara; Min. 61, Juan Carlos); Iván Calero (Min. 61, Silva), Derik (Min. 61, Marcos), Carlos Gutiérrez, Adrián Castellano (Min. 61, Ceinos); Escassi (Min. 61, Noguera), Kako (Min. 46, Gus Ledes); Nacho (Min. 61, Ander), Curro (Min. 61, David Sanz), Alain (Min. 46, Moha); Guillermo (Min. 61, Higinio).

ATHLETIC: Unai Simón; De Marcos (Min. 74, Capa), Vivian, Iñigo Martínez (Min. 57, Nolaskoain), Balenziaga; San José, Beñat (Min. 74, Vesga); Larrazabal, Sancet (Min. 74, Villalibre), Iñigo Vicente (Min. 46, Ibai); y Aduriz (Min. 57, Kodro).

Goles: 1-0: Min. 8; Guillermo. 1-1: Min. 57; Vivian.

Árbitro: Moreno Aragón (Comité Madrileño). Amonestó a Carlos Gutiérrez (Min. 79) e Higinio (Min. 89).

Incidencias: Partido amistoso disputado en el estadio Los Pajaritos ante 3.104 espectadores. La delegación rojiblanca estuvo liderada por Aitor Elizegi y Rafa Alkorta.

La pretemporada está diseñada para engrasar la maquinaria a base de entrenamientos y partidos. Ayer tocó lo segundo. Se trata de acumular minutos y hacer rodaje. Sin embargo, Gaizka Garitano no debió quedar satisfecho de lo que vio en Los Pajaritos. El Athletic, sin varios de sus habituales, no estuvo a la altura esperada y no mostró la jerarquía que se le intuye ante un equipo de Segunda División. El Numancia, incluso, fue superior en algunas fases y la madera evitó la derrota rojiblanca a falta de tres minutos al repeler un fuerte disparo de Ledes. Los leones no respondieron y se salvaron pocos de la quema, solo Sancet y Vivian, dos canteranos a los que no hay que perder la pista.

Garitano no se escondió. Había interiorizado su plan. El duelo en Soria le servía como banco de pruebas. No se trataba de un partido top. Se entiende que se guardará sus mejores bazas para el exigente examen de mañana en Londres. De ahí, la lista de citados ante el Numancia, un rival de categoría inferior pero entusiasta desde el minuto cero en el partido de presentación ante su público. Las ausencias de futbolistas como Raúl García, Iñaki Williams, Unai Núñez, Yeray y Herrerín hablan por sí solas. Además, el derioztarra se guardó en el banquillo las bazas de Muniain, Capa, Berchiche y Dani García, por mencionar a varios de sus fijos. Tocaba analizar a un buen número de meritorios, entre ellos los que ya conocen que no cuentan para el entrenador. Iñigo Vicente es uno de ellos. Con todo, ejerció en el once titular, aunque su impacto fue mínimo, como el del resto de sus compañeros en los 45 minutos iniciales.

Porque el primer acto que ofreció el Athletic fue lastimoso. El dato es demoledor. Los leones no lanzaron ni una sola vez entre los tres palos de la meta numantina, lo que retrata su incapacidad a la hora de generar fútbol y, por ende, de confeccionar llegadas con algo de fuste. La fórmula que aplicó Garitano hizo aguas desde la pizarra. Solo queda por destacar el estreno en esta pretemporada de Iñigo Martínez, ya recuperado de las molestias físicas que le impidieron participar en los dos amistosos del pasado fin de semana en Alemania. El de Ondarroa se ha sumado a la causa, a poco más de dos semanas para el arranque de liga, lo que es una buena noticia. Su presencia, sin embargo, no pudo evitar el apagón del colectivo, inestable en casi todas las facetas. La ejecución del primer tanto soriano fue sintomático. De Marcos, que acumuló un buen número de errores, se equivocó en una cesión, que olió Guillermo, un exrojiblanco decidido a reivindicarse. El bilbaino aprovechó el regaló, armó su pierna derecha y el disparo se topó con el palo derecho, pero el balón salió repelido para estrellarse en el cuerpo de Unai Simón en plena estirada. La carambola acabó en las redes bilbainas.

El Numancia, un grupo renovado de la mano de Luis Carrión, golpeó muy pronto y los leones no dieron con la tecla para cambiar el color del choque antes del descanso. El juego combinativo dejó mucho que desear en la sala de máquinas, donde San José y Beñat no se movieron a gusto. Solo Sancet, un chaval que apunta muy buenas maneras y aporta un toque diferente, ofreció dosis de calidad. De sus botas nació la mejor llegada de los de Garitano, después de que se asociara con Beñat y Vicente, pero el último toque de De Marcos no encontró puerta ni a un desasistido Aduriz, que necesita balones como el comer. Entre tanto despropósito, Simón evitó el 2-0 al sacar una gran mano tras una volea de Castellano.

vivian y poco más En la reanudación tocó el habitual carrusel de sustituciones en este tipo de amistosos. Los movimientos que ejecutó Garitano fueron más dispersos que su homónimo en el banquillo soriano. De salida, el técnico solo se inclinó por mandar a la ducha a Iñigo Vicente, al que comunicó el martes que no entra en sus planes, lo que supone todo un jarro de agua fría para un futbolista al que se le detecta un talento especial. Ibai, uno de los compañeros que le cierran el paso, ocupó su lugar y el de Santutxu fue partícipe del empate, al ejecutar un golpe directo que consumó Vivian, otro central de futuro, con una sutil peinada. Ya no hubo apenas sobresaltos pese a la comparecencia de Nolaskoain, Kodro, Capa, Vesga o Villalibre, que también está pendiente de la decisión que tome Garitano, que pocas conclusiones positivas sacó del choque de anoche.

noticias de deia