María Pry, al femenino

La ya extécnica del betis, que se despidió ayer del equipo que ha dirigido siete campañas, es la principal opción de joseba agirre para liderar el nuevo proyecto del athletic

09.02.2020 | 02:36
María Pry da instrucciones a sus jugadoras en un partido con el Betis.

La ya extécnica del Vetis es la principal opción de Joseba Agirre para liderar el nuevo proyecto del Athletic

bilbao - La dirección deportiva del Athletic femenino está muy cerca de cerrar la operación que consume el fichaje de la nueva entrenadora del primer equipo. María del Mar Fernández Mon, conocida futbolísticamente como María Pry, es la principal opción que maneja Joseba Agirre, el director deportivo y que el pasado fin de semana acabó el ciclo de cuatro cursos al frente del banquillo de las rojiblancas, con las que ha conquistado un título de liga (2015-16). La institución bilbaina, como lo ha subrayado en varias ocasiones la directiva María Tato -cara visible de la Junta Directiva en la sección femenina-, se inclinaba por dar un giro en la política del primer equipo, por lo que abogaba por la apuesta por una mujer por primera vez en la historia del club en dirigir al primer equipo y esta podría ser la ya extécnica del Betis Féminas, que ayer anunció a la entidad verdiblanca su decisión de no continuar en un cargo que ha ostentado durante siete años y que ha generado un salto cualitativo del equipo bético, al que ascendió a Primera División, categoría en la que se ha asentado en estas tres últimas campañas.

María Pry (Sevilla, 28 de septiembre de 1984) parece ser la elegida por Joseba Agirre, que tenía decidido que su sustituto o sustituta debía proceder de fuera de Lezama, una vez que el proyecto necesitaba la entrada de aire fresco, después de que hasta la fecha solo hayan dirigido al Athletic femenino entrenadores vascos (Iñigo Juaristi, Txabo Aragües, Juan Carlos Iza, Alberto Berasaluze, Juan Luis Fuentes y el propio Joseba Agirre). Se trataba de buscar una profesional que conociera perfectamente la Liga Iberdrola, que hubiera progresado en los banquillos y que compartiera el modelo Athletic, entre otros matices. La entrenadora sevillana, licenciada en Deportes y exfutbolista curiosamente del Sevilla, reúne esas condiciones y en el entorno bético ya dan por hecho su fichaje por el conjunto rojiblanco, al que paradójicamente nunca ha vencido en sus siete enfrentamientos con el Betis, los tres últimos esta campaña, con sendos empates en los duelos de liga y en la eliminatoria de octavos de la Copa (3-3), saldada a favor de las bilbainas en la fatídica tanda de penaltis.

La sevillana es una entrenadora de carácter, "cabezona" en sus ideas según ha reconocido en varias ocasiones, y deja una huella histórica en el Betis, al que ascendió en 2016. En su estreno en la máxima categoría clasificó al cuadro bético en la undécima posición, para ser sexto el curso pasado y repetir puesto en la reciente finalizada Liga Iberdrola, con solo dos puntos menos que el Athletic, quinto.

Dicen de ella que es una analista que le gusta controlar cada faceta del juego, gestionar cada jugadora, sus movimientos... Defensora de un fútbol dinámico, en el que le gusta dar libertad a sus jugadoras y siempre con la posesión del balón como máxima prioridad, ya sonó el pasado verano para el banquillo del Atlético de Madrid, que ha reeditado el título de liga, y podría iniciar una nueva etapa en Bilbao, ya que cuenta con el beneplácito de Joseba Agirre, que tiene también en la recámara otros nombres.

Polémica del málaga Por otra parte, Antonio Contreras, entrenador del Málaga femenino que consumó en la última jornada de la Liga Iberdrola su descenso a la categoría de plata, cargó contra Joseba Agirre por la derrota el domingo del Athletic ante el Madrid, que fue el que se salvó a costa del equipo malacitano. Contreras arremetió, con un evidente calentón en sus declaraciones, contra el entrenador rojiblanco ante las cámaras de televisión: "Ahora recuerdo al entrenador del Athletic de Bilbao. Me cogió, sí, que lo cojan las cámaras, el entrenador del Athletic de Bilbao me coge allí en Lezama y me dice: no te olvides que el que juega en Madrid soy yo".