liga iberdrola

La nueva savia rojiblanca

Un Athletic muy joven vuelve a sumar tres puntos como foráneo gracias a una buena segunda mitad en la que superó a un Sevilla necesitado

09.02.2020 | 01:10
Leia Zarate celebra el tanto que consiguió ayer ante el Sevilla, el primero del encuentro.

Un Athletic muy joven vuelve a sumar tres puntos como foráneo gracias a una buena segunda mitad en la que superó a un Sevilla necesitado

Sevilla1

Athletic2

SEVILLA: Noelia Ramos, Amparito (Min. 82, Bores), Cometti, Pancha Lara, Maite, Alicia Fuentes (Min. 60, Nagore), Araya, Payne, Olga, Jenni Morilla (Min. 72, Ana Franco) y Raquel Pinel (Min. 68, Maca).

ATHLETIC: Ainhoa, Sierra, Garazi Murua, Gimbert, Eunate, Damaris, Jone Ibáñez (Min. 92, Valdezate), Moraza (Min. 61, Cirauqui), Nekane (Min. 79, Nerea), Leia Zarate (Min. 61, Oihane) y Azkona.

Goles: : 0-1: Min. 55; Leia Zarate. 0-2: Min. 63; Oihane. 1-2: Min. 82; Olga.

Árbitro: Casal Hernández (gallega). Amonestó a las locales Maite y Olga.

Incidencias: Unos 200 espectadores en el José Ramón Cisneros.

Bilbao - La tierra ya empieza a dar sus primeros frutos. Parece increíble, pero el Athletic sigue defendiendo la poco valorada cuarta plaza de la Liga Iberdrola que además está sirviendo, principalmente, para reivindicar nuevos valores rojiblancos, que aprovechan sus minutos de gloria, con goles y buenas actuaciones, que hacen pensar en un futuro halagüeño e ilusionante. Como ocurrió ayer en Sevilla, antes en Albacete, donde el conjunto bilbaino obligó a posponer la salvación matemática de su rival, venciéndole con solvencia en una buena y efectiva segunda parte, con tantos de las canteranas Leia (1998) y Oihane (2000), que se estrenó como goleadora del primer equipo.

El barbecho es una técnica de agricultura que trata de depurar y recuperar la tierra dejando de sembrar entre uno o varios ciclos. Algo así parece ocurrir en la plantilla de Joseba Agirre que, tras un periodo prudencial, viendo cómo sus jugadoras veteranas y emblemáticas empiezan a abandonar la práctica del fútbol, se comienza a dar paso, con inteligente intermitencia, a un nuevo relevo generacional. El tiempo de descanso en la tierra parece acabarse y jugadoras como Sierra, Jone, Valdezate, Nerea, Leia, Oihane, Azkona? empiezan a dar sus primeros frutos en una siembra llena de nutrientes que espera mejorar el cultivo anterior. Ayer, en Sevilla fue, de nuevo, otro ejemplo de ello.

Los primeros acercamientos fueron locales, después de unos primeros minutos sin ocasiones. Raquel Pinel no llegó en el segundo palo a una falta lateral y Ainhoa tuvo que despejar a córner una segunda ocasión de Jenni Morilla. En la tercera oportunidad, Payne penetró y finalizó la jugada para toparse de nuevo con la guardameta rojiblanca. El Athletic aguantaba el empuje local y también se lanzó en busca de la puerta rival. Azkona enfiló la portería, pero la defensa evitó su remate. A cinco minutos del descanso llegó la mejor ocasión rojiblanca del primer acto: Damaris peinó el esférico y el remate de Azkona lo sacó Noelia como pudo. El Sevilla buscó la reacción. Olga remató junto al larguero y Raquel Pinel, en semifallo dentro del área, no pudo marcar.

Tras el descanso, el Sevilla volvió a avisar con un remate de Olga junto al poste y seguido llegó el primer gol del partido, obra de Leia. Un saque de esquina botado por Eunate lo remató la delantera de Lezama encontrando la red. El gol cayó como una losa en la capital hispalense y ocho minutos después Oihane, que acababa de reemplazar a Leia, consiguió marcar de nuevo. Cirauqui centró al área y, tras una dejada de Nekane, la centrocampista bilbaina marcó desde el segundo palo.

Con doble ventaja visitante, el Sevilla se lanzó a la puerta de Ainhoa. La central argentina Cometti avisó con peligro en un centro desde la izquierda y, a diez minutos del final, Olga recortó con un zurdazo desde fuera del área. El final fue un asedio local sobre la meta de Ainhoa. Payne remató alto y Maite, desde el punto de penalti, desaprovechó la ocasión más clara para empatar. El Sevilla apretó sin suerte pero aún deberá esperar a la permanencia matemática. El Athletic, al que le queda el Málaga, en Lezama (sábado, 18.00 horas), y el Madrid CFF, fuera, seguirá intentando defender la cuarta plaza con su mejorada técnica del barbecho.

Como dato anecdótico ayer en el José Ramón Cisneros tan solo había 162 espectadores; nada que ver con los 23.000 aficionados que albergó el derbi entre Betis y Sevilla de hace una semana en las gradas del Benito Villamarín.