Intensidad sobre el césped y en la grada

San Mamés, con 43.363 espectadores, entre ellos un millar de armeros, disfrutó con un derbi intenso

08.02.2020 | 02:49
El público se entrego anoché en 'La Catedral'.

Bilbao - El buen rollo del que Aitor Elizegi y Amaia Gorostiza hicieron gala en los días previos al derbi se trasladó a las gradas entre dos aficiones bien avenidas. Los 43.363 espectadores que asistieron a La Catedral, entre ellos unos mil aficionados del Eibar, disfrutaron de un encuentro intenso y emocionante. Los protagonistas del partido se preocuparon de enchufar al públido desde el pitido inicial. El tempranero gol de Raúl García cargó de moral a los athleticzales. Con el viento a favor la grada se volcó y no paró de animar a los suyos. También los armeros, que con el paso de los minutos fueron perdiendo algo de intensidad, lo mismo que sus jugadores. Raúl García e Iker Muniain se llevaron una tremenda ovación cuando fueron sustituidos.

homenaje a igor antón Antes de comenzar el derbi, el que se llevó los aplausos de San Mamés fue Igor Antón. El de Galdakao, que colgó la bicicleta al final de la pasada temporada, recibió de manos de José Ángel Iribar el reconocimiento del Athletic. En el palco destacó la presencia del socio número 1, José Díez, de 104 años. - A. A.