Pandemia

Las restricciones se disparan en todos los países europeos

Algunos estados se encaminan de nuevo hacia el confinamiento, aunque con fórmulas más leves que en la primera ola

28.10.2020 | 14:54
Dueños de bares y restaurantes protestas en Milán.

Semana clave en Europa. Los principales países europeos siguen rompiendo récords y se preparan para restricciones más duras para hacer frente a la segunda ola del coronavirus.

De hecho, algunos países se encaminan de nuevo hacia el confinamiento, aunque con fórmulas más leves que las registradas en marzo y abril pasados.

REINO UNIDO


El Reino Unido es el país de Europa con mayor número de fallecidos (45.000) y el quinto del mundo. El país comunicó el martes 367 muertes por covid-19, la mayor cifra diaria que se ha registrado desde finales de mayo. El Gobierno británico informó asimismo de 22.885 nuevos contagios y 1.152 ingresos hospitalarios en la última jornada.

Desde mañana, unos 8,2 millones de personas residentes en Warrington (noroeste de Inglaterra), Manchester, Liverpool, Lancashire y Yorkshire del Sur vivirán bajo el máximo nivel de alerta.

Ese nivel contempla el cierre de bares y lugares de ocio, la prohibición de las reuniones familiares o de amigos en lugares abiertos o cerrados, así como las limitaciones al movimiento fuera de sus lugares de residencia.

ITALIA


Italia registró a comienzos de semana 21.994 nuevos contagios de coronavirus, el mayor aumento registrado en lo que va de crisis, y 221 fallecidos, un dato que no se veía desde mediados del mes de mayo y que eleva el balance a las 37.700 víctimas mortales. Italia es el segundo país de Europa con más víctimas mortales por coronavirus y el sexto del mundo.

Preocupa especialmente la situación de los hospitales. De las 255.000 personas enfermas con covid-19 en Italia, 15.366 están ingresados y 1.411 requieren cuidados intensivos.

Italia ha prolongado el estado de emergencia hasta el 31 de enero y ha impuesto, desde el lunes, el cierre de bares y restaurantes a las 18.00 horas, así como la clausura de cines, teatros y gimnasios.

Desde este mes, también en Italia es obligatorio el uso de mascarilla tanto en interiores como en exteriores.

FRANCIA


El presidente de Francia, Emmanuel Macron, anunció el miércoles un nuevo confinamiento del país al menos hasta finales de noviembre como medida para frenar la expansión del coronavirus.

A partir del viernes, los ciudadanos solo podrán salir de casa para realizar trabajos considerados esenciales o por motivos médicos. Los negocios considerados no esenciales, como bares y restaurantes, cerrarán, pero las escuelas y las fábricas seguirán abiertas.

Las autoridades sanitarias anunciaron la noche del martes 292 fallecidos por covid-19 en las 24 horas precedentes, lo que supone la cifra más alta desde abril, superando los 258 de la víspera. En ese periodo, se registraron 33.417 nuevos positivos.

El país está a menos de 2.500 casos de superar el 1,2 millones de contagiados desde que se inició la pandemia, mientras que el número total de muertos alcanza los 35.541.

Francia tiene una incidencia acumulada de 659,9 casos por 100.00 habitantes en los últimos 14 días.

ALEMANIA


La falta de personal en los hospitales se está convirtiendo en uno de los principales problemas en la atención de los pacientes con coronavirus en Alemania, donde el número de pacientes en las unidades de cuidados intensivos se ha duplicado en las últimas dos semanas.

La canciller alemana, Angela Merkel, acordó el miércoles con los primeros ministros de los 16 estados alemanes una especie de "confinamiento suave" que incluye el cierre de restaurantes, cines, teatros y gimnasios durante cuatro semanas.

Según el balance hecho público este miércoles por el Instituto Robert Koch, la agencia gubernamental encargada del seguimiento de enfermedades infecciosas, Alemania ha registrado 14.964 casos nuevos y 85 muertos en las últimos 24 horas, frente a los 11.409 contagios y los 42 fallecidos de la jornada anterior. Con los nuevos datos, el balance de la pandemia se eleva 464.239 personas contagiadas y 10.183 víctimas mortales.

BÉLGICA


Con una incidencia acumulada de 1.390,9 casos por 100.000 habitantes en 14 días, Bélgica es el país europeo más golpeado por la segunda ola de covid-19.

El país registra una media de nuevas infecciones diarias de 13.052 en la última semana, según las autoridades sanitarias belgas. Preocupan también las hospitalizaciones, que se han incrementado a un ritmo semanal del 88%, con 502 ingresos de media al día, mientras que los decesos se sitúan en una media diaria de 48,3, un alza semanal del 50%. Los hospitales están sometidos a mucha presión y podrían quedarse sin camas de cuidados intensivos en dos semanas.

Desde el 19 de octubre, Bélgica aplica un toque de queda nocturno en todo el país y ha cerrado por completo durante un mes el sector de la hostelería.

REPÚBLICA CHECA


La República Checa ocupa el segundo lugar en la tasa de contagios acumulada en 14 días, con 1.380 casos por 100.000 habitantes.

El país registró en las últimas 24 horas un nuevo récord de contagios, 15.663 positivos, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia. Además, un total de 6.200 personas están hospitalizadas, 900 de ellas en estado grave.

La República Checa ha impuesto un toque de queda entre las 21.00 y las 05.00 horas desde hoy y hasta el 3 de noviembre.

PORTUGAL


La preocupación de Portugal se centra en la presión hospitalaria, y es que se calcula que las hospitalizaciones podrían crecer un 80% y superarse el máximo de internados en cuidados intensivos de la primera ola.

En el último mes y medio, los contagios se han disparado en Portugal y el martes se registraron 3.299 nuevos positivos, el segundo peor dato de la pandemia, y 28 muertes.

El país obliga desde hoy al uso de mascarilla por la calle, siempre que no se pueda mantener la distancia social aconsejada, para todas las personas mayores de diez años de edad. Además, entre el 30 de octubre y el 3 de noviembre estará prohibido circular entre municipios lusos para limitar las reuniones durante el fin de semana de Todos los Santos.