Ofrecían reciclaje de pinturas y disolventes que luego abandonaban en un camino en Sopela

Una pareja, investigada por depositar bidones de pintura en un camino que lleva a la playa de Arriatera, en la calle Kalixeta

18.05.2020 | 17:50

La Policía Local de Sopela investiga por un delito contra el medio ambiente a dos personas que depositaron en un camino numerosos bidones de pintura, disolventes, rodillos y brochas usadas procedentes de un almacén de residuos de una tienda bilbaina.

Según ha informado el Ayuntamiento de Sopela, el pasado día 11 de mayo, un vecino alertó a la Policía Local de la presencia de gran cantidad de cubos de pintura que impedían el paso en un camino que lleva a la playa de Arriatera, en la calle Kalixeta cerca de Ingestabaso.

Los agentes que acudieron al lugar comprobaron que los botes cortaban completamente el paso y que se estaba produciendo un vertido de los líquidos al suelo y que algunos botes tenían etiquetas adhesivas con direcciones de domicilios de diferentes puntos de Bizkaia, fechadas en años distintos.

Puestos en contacto con cada una de las personas de esas direcciones, los datos recogidos por la Policía Local apuntaron hacia un almacén de pinturas de Bilbao donde años atrás habrían adquirido las pinturas para acondicionar sus casas.

Desde la tienda se señaló que los botes procedían de un almacén de residuos de los materiales usados en los últimos años para su actividad y que había sido vaciado el mismo día 11 por una pareja contratada tras leer un anuncio publicitario adosado a una pared en la vía pública en Bilbao.

En ese anuncio se ofrecían para la limpieza de trasteros y almacenes y daban un nombre y un número de teléfono móvil de contacto, con lo que se lograba "abaratar costes asociados al tratamiento de residuos".

Ante esos indicios y tomadas las declaraciones oportunas, los agentes determinaron la identidad de los autores, una pareja de 31 y 29 años de edad residentes en Bilbao, que fueron citados como investigados a comparecer en sede policial.

Asimismo, las cámaras de vigilancia del tráfico del Ayuntamiento de Sopela grabaron la llegada y salida de la furgoneta utilizada para el traslado del material desde Bilbao, que llegó a Sopela sobre las 11:33 horas y se marchó por el mismo camino media hora después.