Según las pruebas periciales

La niña del crimen de Atxuri presentaba una combinación "letal" de fármacos

La menor murió de una parada cardiorrespiratoria el pasado 16 de enero y fue encontrada por su hermana

17.12.2019 | 21:13
El entorno del padre de Kiara pidió ayer justicia para la niña encontrada muerta en Atxuri en enero.Foto: José Mari Martínez

Murió de una parada cardiorrespiratoria el pasado 16 de enero y fue encontrada por su hermana

BILBAO. Según las pruebas periciales practicadas este lunes en el juicio que se celebra en la Audiencia de Bizkaia contra la madre por un delito de asesinato con alevosía, ha quedado acreditado que en los tres meses anteriores a su muerte, la pequeña también consumió o se le administró "al menos en dos ocasiones" fármacos potentes, algunos de origen opiáceo, según se establece por el análisis del pelo.

La menor murió de una parada cardiorrespiratoria el pasado 16 de enero cuando su hermana mayor, de 20 años, entró en la casa y la encontró a ella y a su madre inconscientes y abrazadas. Tras llamar a emergencias, los sanitarios consiguieron reanimar a la madre y trasladarla al hospital, pero la niña falleció.

Parte de la prueba pericial llevada a cabo hoy se ha celebrado a puerta cerrada -autopsia y levantamiento de cadáver- y el resto en audiencia pública.

De los resultados expuestos se desprende que tanto la madre como la hija presentaban una combinación de fármacos, entre ellos ansiolíticos, cuya concentración superaba "los grados de toxicidad" y en el caso de la niña "el nivel letal".

La causa de la muerte fue, precisamente, ese cóctel de medicamentos, "quizás" ayudado con "mecanismos de asfixia", según ha establecido la autopsia y han informado fuentes personadas en el caso. También se ha determinado que la niña había ingerido o se le había suministrado fármacos con anterioridad.

Los peritos de huellas dactilares han indicado, por su parte, que la nota manuscrita de la madre encontrada en el piso, en la que la acusada aseguraba que una tercera persona le había "obligado" a actuar contra su hija y a suicidarse después, no presentaba ninguna huella, aparte de las de la hija mayor, que la sostuvo para leerla.

Han calificado de "llamativo" que no se apreciara ninguna huella de la acusada y han considerado que tuvo que utilizar guantes o cualquier otro material para escribirla. 

También ha testificado hoy la pediatra de la niña, que ha manifestado que únicamente tenía prescrita medicación para el asma, ibuprofeno y paracetamol.

Las partes acusadas en este juicio -fiscalía, acción popular y acusación particular- piden para la madre la pena de prisión permanente revisable, mientras que la defensa solicita la absolución, al considerar que el responsable penal de estos hechos es la tercera persona que obligó a escribir la nota.

Mañana se celebra la cuarta sesión de este juicio, en la que continuará la práctica de la prueba pericial.

noticias de deia