Los vascos en Maputo intentan salir a través de Johannesburgo

Alrededor de 150 viajeros españoles atrapados por el cierre de fronteras esperan un vuelo que les traiga a Europa

29.11.2021 | 00:23
Marian Gerrikabeitia y Asier Zabaleta, en la capital de Mozambique.

A más de once mil kilómetros de casa, el coreógrafo Asier Zabaleta y la realizadora Marian Gerrikabeitia, de viaje de trabajo en Mozambique, se mantienen a la espera de poder regresar a Euskadi y continúan intentando conseguir un vuelo de vuelta. La alerta desatada por la variante ómicron y el cierre de fronteras internacionales les ha obligado a un viaje plagado de complicaciones.

Tras la cancelación de su vuelo de Qatar, vía Doha, previsto para hoy lunes, los intentos infructuosos por llegar a Angola o de volar con Ethiopian Airlines, la nueva puerta que les ha abierto la cónsul de España en Mozambique ha sido la de recalar en Johannesburgo, el "epicentro" de todo lo que está ocurriendo, ya que la compañía holandesa KLM y British Airways están sacando a ciudadanos europeos con PCR negativa hacia Europa. Y es que, dado que hay vuelos comerciales disponibles, "por el momento no se plantean vuelos de repatriación", según señaló ayer la Embajada de España en Sudáfrica.

"Estamos a cuatro horas de coche de Johannesburgo y a menos en avión. Igual tenemos que coger un coche para ir allí a todo correr e intentar meternos en un vuelo y salir hacia Europa", explicó Gerrikabeitia en su última conexión, ya que durante toda la tarde de ayer domingo estuvo ilocalizable. Porque hay obviamente más viajeros afectados por las restricciones que intentan regresar a España. Se calcula que podrían ser más de 150. Fundamentalmente turistas o personas que estaban de paso, no residentes. "Muchos están ya en el aeropuerto o esperando vuelos que pueden salir dentro de un día o dos", señalaron fuentes de la embajada. Entre ellos, por ejemplo, una docena de viajeros de Valladolid que se quedaron en tierra después de que la aerolínea suiza Swiss International Air Lines les impidiera volar como tenían previsto, al cambiar sus políticas y empezar a aceptar tan solo a sus nacionales.

"Comparado con lo que fue la pandemia no es tan complejo", tranquilizaron ayer domingo fuentes diplomáticas, al tiempo que señalaron también que, en comparación con otros países europeos que se calcula que tenían a miles de turistas en el sur de África estas semanas, las restricciones no están afectando a un número tan grande de españoles.

noticias de deia