El Gobierno vasco quiere aval judicial para evitar que se tumbe la exigencia del pasaporte covid

El Gobierno vasco también pide a los ayuntamientos con riesgo alto que suspendan o pospongan celebraciones

17.11.2021 | 00:22
El pasaporte covid se quiere implantar fundamentalmente en locales de ocio nocturno como en las discotecas y en los restaurantes.

"Es el momento de extremar las precauciones. La relajación ha tenido unas consecuencias que no queremos nadie", decía ayer martes con manifiesta preocupación la consejera Gotzone Sagardui, para anunciar que Euskadi quiere que el pasaporte covid –que garantiza que se tiene la pauta completa de vacunación– sea obligatorio en locales de ocio nocturno y en restaurantes. No obstante para evitar que los tribunales tumben la orden, se pedirá previamente permiso. Y es que ahora ha decidido elevar la consulta a los jueces, después de sufrir varios varapalos con la justicia durante la pandemia, como fue el cierre de la hostelería en municipios en zona roja.

Sin embargo, Sagardui aseguró que el Ejecutivo entiende "que el alto tribunal vasco es conocedor de la situación actual de la pandemia y que respetará lo que este determine".

Con las nuevas directrices impuestas por el Gobierno vasco también están en riesgo ciertas celebraciones como Santo Tomás ya que, en las normas que entran hoy miércoles en vigor, se pide extremar las precauciones en eventos con grandes aglomeraciones de personas. De hecho, en el nuevo paquete de medidas, Lakua quiere suspender o aplazar la celebración de todas aquellas actividades multitudinarias donde no se puedan garantizar las medidas preventivas. Sobre todo en aquellos eventos que lleven incorporada la ingesta de comida y de bebida. Estas medidas afectarán a todas las localidades con más de 150 casos de incidencia de covid.

Y es que, con la vista puesta en el invierno y las festividades de diciembre, Euskadi busca anticiparse a posibles rebrotes. Es el motivo por el que se va a solicitar al TSJPV autorización para poder exigir el pasaporte covid en establecimientos de ocio nocturno, discotecas o locales donde haya actividades de música y baile, tales como conciertos. Y también allí donde puedan coincidir simultáneamente grupos grandes de personas con un aforo autorizado superior a 50 comensales.

"Aquí se dan condiciones que aumentan significativamente el riesgo de transmisión del virus. Me refiero a la retirada de mascarilla para consumo de alimentos y bebidas; alzamiento de la voz e incremento del lanzamiento de aerosoles; permanencia de pie y, por lo tanto, mayor circulación; relajación de las medidas o dificultad de ventilación", explicó ayer Sagardui, tras el Consejo de Gobierno. "Esas son algunas razones por las que hemos seleccionado estos lugares".

Pero para pedir el certificado digital, requieren el plácet judicial. "Debemos esperar a la respuesta del tribunal. Queremos que el pasaporte sirva de acreditación para poder acceder a aquellos espacios donde el riesgo de transmisión del virus es alto", aseguró la titular de Salud.

Restricciones en los pueblos


Las nuevas directrices se focalizan directamente en los municipios con más transmisión del virus y van dirigidas a la suspensión de aquellos eventos en los que se producen grandes aglomeraciones y concentraciones de público. Es decir, en aquellos en los que no se puedan garantizar las medidas de prevención. Y esto se refiere a todos los municipios de Euskadi que tengan una tasa por encima de 150 casos. No solo a los mayores de 5.000 habitantes, como venía sucediendo hasta ahora.

Eso significa que más de un centenar de pueblos vascos estarían en estas circunstancias, 40 de ellos mayores de 5.000 habitantes. El mapa de máximo riesgo se localiza en territorio guipuzcoano."Era necesario adoptar medidas complementarias a las ya previstas a la orden del 6 de octubre en aquellos municipios que superan los 150 casos por 100.000 habitantes", precisó.

santo Tomás y navidad
 

Afectaría, por ejemplo, a ferias, exposiciones e incluso excursiones. Lo que incluiría, sin ninguna duda, celebraciones como Santo Tomás.

A juicio de Salud, en estos eventos conviene reforzar las medidas, aumentar el espacio destinado al público o establecer pasillos de tránsito para facilitar el flujo de personas. Y, por supuesto, cuando sea posible, organizar actividades en el exterior porque son más seguras. "Salud establece un marco y los ayuntamientos determinan las medidas sustanciadas en esa orden", detalló Sagardui para explicar cómo se procederá en las celebraciones. Para ello se enviará el boletín dos veces por semana, lunes y jueves, para facilitar la posibilidad de conocer la situación de los municipios y simplificar la labor de los consistorios.

Las nuevas directrices obedecen a que "la pandemia progresa de forma preocupante y crece de manera acelerada", según la consejera. Además las perspectivas no son buenas porque la tendencia para los próximos días es que siga aumentando. "Aunque todavía no se está viendo la afección en los hospitales, es esencial frenar su progresión antes de que vaya a mayores", advirtió Sagardui.

En este contexto de máxima incertidumbre, no se sabe qué pasará en Navidad. "No quiero hablar de futuribles. Quiero hablar del ahora. Por eso hay que cumplir con las medidas preventivas, y protegernos individualmente para proteger al resto. Es el momento de extremar las precauciones", sentenció Sagardui.

medidas en los pueblos

Eventos multitudinarios. A partir de hoy se pedirá a las autoridades de todos los municipios que superen los 150 casos de incidencia aculada, tengan la población que tengan, que suspendan o pospongan temporalmente la celebración de todas aquellas actividades donde se prevea que no pueden garantizar las medidas preventivas.

Más espacio y pasillos. Además se les emplaza a que en los eventos que se organicen en esos municipios aumenten el espacio destinado al público, establezcan pasillos de tránsito para facilitar el flujo ordenado de personas y delimiten los espacios destinados a la venta y consumo de alimentos y bebidas.

mascarillas

directrices complementan las medidas del 7 octubre

Estas directrices complementan las medidas en vigor desde que decayó la emergencia sanitaria, el 7 de octubre, cuando se acordó eliminar la mayoría de las restricciones y mantener el uso de las mascarillas en cualquier espacio cerrado, y limitar al 80% el aforo en recintos cerrados con capacidad superior a 5.000 personas.

"Es el momento de tomar medidas para no tener que llegar a escenarios en los que la situación de la pandemia sea peor"

"La pandemia progresa de forma preocupante porque está creciendo de manera acelerada"

gotzone sagardui

Consejera vasca de Salud

 

noticias de deia