0
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23

Euskadi lanzará la tarjeta deportiva única y ampliará el deporte escolar de 0-6 años

La futura Ley de la Actividad Física y del Deporte multará con hasta 100.000 euros los incidentes de odio en el deporte

21.10.2021 | 00:58
Un grupo de deportistas disfrutan de una clase de zumba en el polideportivo de La Casilla en Bilbao.

El Gobierno vasco se ha propuesto conseguir una sociedad más activa. Actividad física como estilo de vida y por salud. Ampliar el deporte escolar a la franja 0-6 años de edad o impulsar la tarjeta deportiva única para acceder a los servicios deportivos públicos de toda Euskadi son algunas de las medidas del anteproyecto de Ley de la actividad física y deporte de Euskadi, que esta semana ha echado a andar en el Parlamento Vasco. Una ley que adelgazará radicalmente las estructuras del deporte federado, con un claro enfoque femenino y que financiará la implantación en los municipios de servicios de orientación física en coordinación con los centros sanitarios.

Diferentes estudios ponen de relieve que la ciudadanía vasca realiza actividad física como en los países con los niveles más óptimos. No obstante persisten deficiencias, como la desigualdad de género o el abandono de la práctica deportiva con ocasión del inicio de los estudios superiores. Aunque se ha avanzado bastante los últimos años, todavía hay un bajo nivel de desplazamientos de forma activa a los centros de trabajo o estudio y los colectivos más desfavorecidos siguen teniendo mayores dificultades para hacer deporte. Por estos motivos, la nueva ley persigue alcanzar un deporte "más inclusivo, la incorporación de modelos de buena gobernanza, la erradicación de las desigualdades, el fomento del deporte femenino, la obligación de órganos paritarios en las organizaciones deportivas". También busca aclarar el rol que debe tener cada una de las administraciones públicas en la lucha contra la obesidad y el sedentarismo y en la tarea de crear hábitos saludables de vida. Según el consejero de Cultura, Política Lingüística y Deportes, Bingen Zupiria, la ley nació a partir de "un largo y fructífero proceso participativo, construido a partir de las aportaciones de diferentes agentes del sector". Entre las medidas para favorecer la entrada en los equipamientos deportivos públicos, la nueva ley impulsará la creación y funcionamiento de una tarjeta deportiva única "que facilite a la ciudadanía el acceso a las instalaciones deportivas de diferentes Administraciones Públicas". Como ha sucedido con la unificación de la Barik (vizcaina), la Mugi (guipuzcoana) y la Bat (alavesa) en el transporte público, la nueva tarjeta deportiva servirá para que una persona socia del Instituto Municipal de Deportes de Bilbao, por ejemplo, pueda ir a pegarse un chapuzón a las piscinas de Gamarra o un tolosarra pueda escalar en el rocódromo de Sakoneta (Leioa).

La ley no detalla plazos. Pero si se toma como referencia lo que ha sucedido en el transporte, es probable que haya que esperar algún tiempo para poder disfrutar de esta tarjeta. La Agencia Vasca de Actividad Física –de futura creación– será el órgano que impulsará este pase con la colaboración de las diputaciones forales y de los municipios. Además, la nueva ley canaliza una reivindicación histórica, abrir los patios de los colegios públicos fuera del horario lectivo para poder jugar al baloncesto o un partido de frontenis. En este sentido, el texto estipula que el Gobierno vasco adoptará decisiones para "fomentar la utilización de los espacios deportivos de los centros educativos fuera del horario lectivo para la práctica de la actividad física y del deporte". Eso sí, con límites. Solo se abrirán los patios si no afecta al "normal desarrollo de la actividad docente".

El deporte escolar cuenta con una novedad significativa en la futura ley. Hoy en día este deporte se ciñe a menores en periodo de escolarización obligatoria, es decir, de 6 a los 16 años. La norma incorporará también el tramo 0-6 años. Otra de las grandes novedades en el ámbito de la enseñanza es la incorporación del deporte en los centros de FP, un sector que la actual ley ignoraba.

Además, se pone un acento especial en los aspectos educativos de los menores, con particular mención a la lucha contra la violencia, el racismo, la xenofobia o la intolerancia en el deporte, transmitiendo en las edades de iniciación deportiva los necesarios hábitos de respeto, tolerancia y juego limpio. El Gobierno vasco sancionará los incidentes de odio con multas de entre 10.000 y 100.000 euros.

ley de la actividad física

Activar a la población. La Ley prioriza la práctica de actividad física de la ciudadanía con el objetivo de conseguir una sociedad más activa. Su aplicación será transversal de las diferentes administraciones públicas con competencias en diversas áreas, no solo en la deportiva, como pueden ser también la sanitaria o la educativa.

Perspectiva de género. La Ley también incluye de una forma transversal la perspectiva de género y de diversidad de género. Entre otras medidas, el texto ofrece una mejor protección a las mujeres deportistas de alto nivel con ocasión del embarazo y la maternidad, evitando los efectos negativos como la pérdida de ayudas y subvenciones bajo el pretexto de no haber competido.

Contra el racismo y el odio. Incluye la tipificación de nuevas infracciones que podrán ser muy graves, graves o leves. El nuevo texto incluye infracciones relacionadas con la violencia y la intolerancia en el deporte como el racismo, la xenofobia, la discriminación por orientación sexual, por identidad de género o por razones religiosas, entre otros. Estas infracciones pueden suponer sanciones como la suspensión definitiva de la licencia, multas de entre 6.000 y 100.000 euros, clausuras de recintos deportivos o inhabilitaciones.

Simplificación de las federaciones. La ley simplificará el sistema electoral federativo y tanto los procesos electorales de las federaciones vascas como los de las territoriales serán independientes (hasta ahora los procesos electorales de las federaciones vascas pivotaban en los previos procesos electorales de las territoriales) y las asambleas generales solo estarán compuestas por representantes de entidades deportivas (hasta ahora las asambleas generales de las federaciones vascas se formaban a partir de las de las asambleas generales de las federaciones territoriales). Así, con la nueva Ley, los clubes y las agrupaciones deportivas se convertirán en el centro de decisión del deporte federado. Cuando la nueva ley entre en vigor también se reconocerá a las federaciones deportivas la titularidad de los derechos de explotación económica de sus propias competiciones.

Tarjeta única. Se creará la Agencia Vasca de Actividad Física, adscrita al departamento de la Administración Pública competente en materia deportiva, cuyo objetivo será, entre otros, planificar y coordinar las políticas de fomento de la actividad física. Además, entre sus retos estará el de impulsar la tarjeta deportiva única para acceder a los servicios deportivos públicos de Euskadi.

Deporte escolar. La actividad física y del deporte en edad escolar también cuenta con una novedad significativa en la futura Ley. Hoy en día este segmento del deporte está dirigido a menores con edades comprendidas entre los 6 y los 16 años. La nueva ley incorporará también, el tramo 0-6 años.

noticias de deia