El LABI observa datos "preocupantes" y no descarta nuevas restricciones por el coronavirus

Los expertos podrían aconsejar el lunes que se apliquen "modulaciones" o una "intensificación" de las medidas

09.01.2021 | 00:20
El frontón Artza fue el escenario que acogió el cribado masivo decretado por Osakidetza para la población de Bermeo.

Es probable que de las reuniones que celebrarán el próximo lunes la comisión técnica y el consejo asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI) salgan nuevas restricciones, como el cierre de los municipios vascos con mayores tasas de incidencia del coronavirus, una vez que los expertos han constatado que los datos de evolución de la pandemia en Euskadi "siguen siendo muy preocupantes", con una "constante evolución al alza" de los indicadores. Ayer la tasa de positividad volvió a subir, hasta situarse en el 7,1%, y aún se espera ver el efecto de las celebraciones navideñas en las cifras de contagios.

El coordinador del grupo de expertos del LABI, Jonan Fernández, reconoció que la senda descendente que se registraba antes de Navidad en la evolución de los contagios "se ha detenido" y que ha comenzado una línea "ascendente" que de momento es "contenida", aunque advirtió de que hay que "estar alerta". Fernández explicó que ya se puede dar por descontado el efecto de las celebraciones de Nochebuena y Navidad en las cifras de casos y en la atención sanitaria, que ahora se están notando las de Nochevieja y Año Nuevo, y que todavía queda por ver el efecto que puedan tener las del día de Reyes y su víspera, así como la afección de la cepa británica.

Según constataron ayer los expertos, a la preocupación por las consecuencias sanitarias de las fiestas y reuniones durante el periodo navideño se une ahora el temor a que la actividad comercial en torno a las rebajas de enero también se traduzca en más vascos contagiados y con síntomas adversos de covid-19. Por eso en las citas del LABI del lunes se analizará la conveniencia de establecer nuevas recomendaciones para la población.

Jonan Fernández dijo ayer tras la reunión de la comisión técnica del LABI, que los expertos quieren analizar "con rigor" todas las variables para ver si el lunes corresponde plantear al consejo asesor, presidido por el lehendakari, alguna "modulación, intensificación o reducción" de las medidas en vigor. Reconoció que no se pueden descartar nuevas recomendaciones y preguntado sobre si podría volver a decretarse el cierre de los municipios con alta incidencia acumulada, respondió que todas las medidas que anteriormente han estado en vigor pueden volver a utilizarse. "Esa y otras medidas están en estudio y cualquier medida que pueda contribuir a ajustar y responder mejor a la situación epidemiológica se está valorando", añadió.

En la actualidad está vigente el cierre perimetral de Euskadi aunque los vascos pueden moverse entre municipios y los territorios de la Comunidad Autónoma Vasca. El toque de queda está fijado a las 22.00 horas, la hostelería debe cerrar a las 20.00 horas y las reuniones sociales están limitadas a seis personas.

"Estamos en una situación de alta incertidumbre que provoca que los expertos quieran analizar cada día la evolución de los datos y no se puede descartar que se apliquen nuevas medidas", afirmó Jonan Fernández al concluir la segunda reunión en una semana de la comisión técnica.

En ascenso 

Con los datos correspondientes al jueves, la tasa de positividad en las pruebas diagnósticas volvió a aumentar en Euskadi al situarse en el 7,1%, dos décimas por encima de la cifra de la jornada anterior, mientras que el número de nuevos positivos ascendió a 535, lo que supone 34 más que en el recuento precedente. Osakidetza realizó el jueves 7.503 pruebas diagnósticas, de las que 5.020 fueron PCR y 2.483, test de antígenos. La mayor parte de los 535 casos detectados corresponden a Bizkaia, donde se registraron 283 –siete menos que el miércoles–, mientras que en Gipuzkoa se detectaron 170 –69 más que el día anterior– y en Araba, 73, la misma cifra que el miércoles. La tasa de incidencia acumulada se sitúa en 261,08 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, casi seis puntos por encima que en la jornada del miércoles. Por el contrario, el número reproductivo básico –que mide la cantidad de personas que contagia cada infectado– se redujo del 1,03 del miércoles, al 1,01 registrado en el informe del jueves.

En las últimas horas ingresaron en planta hospitalaria 46 personas con covid-19, cifra que supera en trece la de la jornada precedente. No obstante, el número de enfermos de coronavirus ingresados en las plantas de los hospitales se redujo en cuatro personas, hasta situarse en 288.

La situación

7,1%

Positividad. La tasa de positividad de la pandemia en Euskadi volvió a superar el 7% para situarse en el 7,1% después de que el jueves se detectaran 535 nuevos casos en las 7.503 pruebas diagnósticas.

261

Incidencia. La tasa vasca de incidencia acumulada en catorce días por 100.000 habitantes continúa empeorando y pasó de 255,4 casos el miércoles a 261 el jueves. El indicador subió en los tres territorios.

71

Las UCI. La presión hospitalaria se mantiene invariable con 364 pacientes, aunque los nuevos ingresos pasan de 33 a 46. Los pacientes con cuadros más graves que están en la UCI se reducen de 72 a 71.

4

Municipios. Los municipios de más de 5.000 habitantes en la llamada zona roja son cuatro: en Bizkaia se mantienen Lekeitio y Bermeo; en Gipuzkoa sale Lazkao, pero permanece Beasain y entra Zumaia.

noticias de deia