El Gobierno vasco espera que "no haya una huelga en Educación cada semana"

Jokin Bildarratz reitera su voluntad de hablar con los sindicatos de educación

16.09.2020 | 12:26
Miles de personas han pedido un retorno seguro a las aulas en Euskadi

El portavoz y consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno vasco, Bingen Zupiria, ha reafirmado "la permanente voluntad" del consejero de Educación, Jokin Bildarratz, de reunirse con los sindicatos del sector educativo, aunque ha afirmado que espera que "no haya una huelga cada semana".

Zupiria se ha referido así, en una entrevista concedida a ETB1, recogida por Europa Press, a la convocatoria de huelga en la enseñanza no universitaria de Euskadi de este pasado martes realizada por ELA, LAB, Steilas, CCOO y UGT, en demanda de un regreso a las aulas "seguro, negociado y consensuado".

Manifestación en Bilbao con motivo de la huelga. Vídeo de Oskar M. Bernal


"El consejero Bildarratz ha mostrado su permanente voluntad de realizar esas reuniones y espero que no haya una convocatoria de huelga cada semana y tengamos calma para analizar la situación", ha indicado.

Así, el portavoz del Ejecutivo vasco ha asegurado que "no existen decisiones y soluciones que sirvan para todos", ya que, según ha dicho, "cada centro es un mundo y, como Gobierno vasco, nos corresponde analizar esas situaciones una por una".

En este sentido, ha hecho un llamamiento para "creer y confiar en los equipos de dirección de los centros, en la autonomía de los centros, y otorgar un reconocimiento y aceptar la función y la responsabilidad que tienen y deben tener los profesores".

De esta manera, ha destacado que, "indudablemente", los centros educativos deben tener más autonomía, y ha recordado que en el acuerdo de gobierno firmado por PNV y PSE-EE "está escrito y se habla de ampliar la autonomía de los centros, de dar más protagonismo a los equipo de dirección, de destacar la importancia de los docentes y de dar una respuesta a la falta de estabilidad que existe actualmente entre los profesores".

DIAGNÓSTICO


Además, Bingen Zupiria ha considerado que "sería bueno" realizar primero "un diagnóstico" de la situación y "escuchar a todos los agentes que toman parte en este ámbito".

En este sentido, ha señalado que, a la hora de realizar ese diagnóstico, el Gobierno vasco ha apostado por garantizar el derecho a la educación a través del método presencial, aunque sin olvidar el desarrollo de los nuevos recursos tecnológico y la digitalización.

Además, ha señalado que también se deben tener en consideración aspectos como la existencia de las distintas redes educativas, en referencia a la pública y a la concertada, las situaciones familiares y el problema de la conciliación o el de la igualdad.

"Es un problema muy complejo y estamos en una nueva situación, una situación que nadie sabe cómo gestionar. No tenemos respuestas para esta nueva situación, y las decisiones habrá tomarlas día a día y entre todos", ha destacado.

Por lo tanto, ha insistido en la necesidad de realizar un diagnóstico de la situación en el sector educativo, en el que, con la participación y liderazgo de la administración, tomen parte los representantes de la educación pública y concertada, las familias, y los directores y docentes de los centros.

"Todos debemos tomar parte en el análisis de la situación, porque es necesario para después tomar decisiones. Las situaciones sin diferentes, porque con algunos agentes hay más confianza o está más trabajada. En las peticiones realizadas en la huelga convocada por los sindicatos había algunas que ya se hacía antes de la crisis sanitaria, y otras relacionadas con ella. Eso también es una característica de la complejidad de la situación y debemos gestionarla entre todos. Ese el principal reto", ha asegurado.