Nuevas medidas preventivas en Euskadi: se limitan las visitas a residencias y se cierran centros de día y udalekus

La escalada de contagios obliga a adoptar nuevas medidas para frenar la expansión de la pandemia

18.07.2020 | 13:43
Osakidetza realiza cada día miles de PCR, en la imagen, pruebas en Zarautz.

La escalada de infectados por covid-19 y el incesante goteo de casos está poniendo en jaque al Departamento de Salud, que ha decidido reforzar la prevención, anunciando nuevas limitaciones. Así, por ejemplo, restringe las salidas y las visitas en las residencias de ancianos. Aunque las personas mayores usuarias de estos centros sí podrán recibir visitas, estarán limitadas a un solo familiar. Asimismo, cierra los centros de día para dependientes, y suspende los udalekus o colonias de verano para niños en todo Euskadi tras haberse detectado el contagio en el exterior de varios monitores.

La decepcionante evolución de la epidemia, que ha sumado 115 nuevos infectados el viernes por coronavirus, está detrás de estas nuevas restricciones que nos hacen retroceder en el tiempo a la desescalada. Y es que, dados los malos datos de los últimos días, la consejera de Salud, Nekane Murga, explicó ayer que han considerado "necesario establecer más medidas de contención con carácter preventivo y provisional", que su departamento ha adoptado en coordinación con las diputaciones forales y los ayuntamientos vascos, a través de Eudel. Según puntualizó ayer en Donostia, "la situación es buena pero son medidas preventivas necesarias que hay que adoptar para evitar futuros contagios".

No hay que olvidar que los 115 positivos detectados el viernes -63 de ellos solo en Gipuzkoa- son el doble que en la jornada anterior, remiten a los peores datos del mes de abril y contrastan con los casos de principios de julio, con apenas un puñado de positivos diarios. Así las cosas, una de las primeras medidas ha sido blindar las residencias de ancianos para evitar que el virus vuelva a cebarse con ellos. Cabe recordar que en Euskadi, más de 1.300 mayores de 65 años han muerto por covid-19 .

Nekane Murga, ha anunciado que las salidas y visitas a las residencias de Euskadi volverán a limitarse y, además, se cerrarán los centros de día y udalekus como medidas preventivas ante la evolución de la pandemia.

Contagios de monitores

Sobre el cierre de los udalekus, Murga señaló, que, de hecho, no se están detectando contagios dentro de las colonias, pero destacó que sí se han identificado positivos "en monitores, personas jóvenes en una franja de edad, y en este momento, lo ideal no es que mantengan contacto con muchos niños". En este sentido, la consejera no quiso facilitar el lugar de la costa vizcaina donde una monitora ha dado positivo y en el que se han tenido que llevar a cabo 250 test.

Murga insistió en que se trata de medidas de vigilancia temporales. Según explicó, "hemos hecho una recomendación. No he sacado una orden o un cierre porque no podemos establecer una medida así cuando en muchas colonias el problema no radica en su funcionamiento. Sin embargo creemos que en este momento hay que tener el máximo de precauciones", sentenció.

Porque a las autoridades sanitarias les preocupa la evolución de los brotes en Euskadi y el cambio de perfil de las personas que se están contagiando, "muy diferente" al de marzo y abril pasado y constatan un evidente descenso de la edad media de los positivos.

De una epidemia que se cebaba con los más mayores se ha pasado a los jóvenes como principales transmisores. "Ahora, el ámbito de transmisión es el ocio", alertó Murga, quien demandó a la población que cumpla "a rajatabla las medidas preventivas y también las específicas". Al mismo tiempo exigió "responsabilidad en las reuniones de familiares y amigos tanto en bares como en los domicilios". "Hay que respetar la distancia de seguridad y usar la mascarilla correctamente y esto vale para todo el mundo, porque nadie goza de inmunidad", aseveró la consejera.

Pese a todo, Nekane Murga aclaró que un alto porcentaje de los nuevos positivos están siendo detectados "en etapas muy tempranas de la enfermedad y en su mayoría no precisan ser atendidos en el sistema sanitario, salvo algunos casos con sintomatología leve". "Los contagios son más elevados que en fechas anteriores porque estamos rastreando como nunca y eso permite ver una mayor parte del iceberg".

Los casos son controlados por un equipo compuesto por 180 rastreadores. Eso ha permitido atajar los focos de Txagorritxu, Basurto, Orio u Ordizia. Sin embargo, la colaboración de la ciudadanía es "muy importante porque un brote tiene muchas ramas". En este sentido, subrayó la importancia de que todas las personas positivas y sus contactos estrechos cumplan los aislamientos en sus domicilios. Por eso, Salud no se cansa de repetir que "el virus sigue activo y de lo que hagamos, dependerá que seamos o no capaces de tenerlo bajo control".