Eudel advierte: "Sería catastrófico pasar de un foco localizado a una transmisión colectiva"

El presidente de la Asociación de Municipios Vascos, Gorka Urtaran, señala que "el botellón es uno de los mayores riesgos que tenemos"

18.07.2020 | 11:35
Jóvenes en la calle.

El presidente de la Asociación de Municipios Vascos-Eudel, Gorka Urtaran, ha advertido de lo "catastrófico" que sería "pasar de un foco localizado a una transmisión colectiva" y ha apelado, por ello, a la responsabilidad ciudadana, en especial en el caso de los jóvenes.

En declaraciones a Radio Euskadi, el también alcalde de Gasteiz se ha referido al decálogo que la Asociación de Municipios Vascos ha elaborado junto al Departamento de Salud del Gobierno vasco y remitido a los ayuntamientos con recomendaciones para prevenir la transmisión comunitaria del coronavirus.



Tras lamentar que se haya demostrado que "apelar a la responsabilidad individual" no haya sido suficiente para evitar el repunte de casos, ha advertido de que en las zonas de ocio nocturno es "donde más se ha transmitido" la enfermedad, por lo que ha sido necesario implantar la obligatoriedad del uso de la mascarilla.

Por otro lado, ha afirmado que desde el Departamento de Salud del Gobierno vasco hay " contactos directos con el sector de la hostelería", que ha sufrido de forma directa las consecuencias del confinamiento, pero ha incidido en que "donde se están produciendo ahora más contagios es en espacios relacionados con el ocio nocturno y la ingesta de alcohol en bares".

"Y también en otros espacios públicos donde, especialmente la gente más joven, se junta para celebrar un evento concreto y eso produce un mayor número de contagios", ha advertido, para añadir que el botellón es "una práctica que la gente joven pone en marcha en verano y uno de los mayores riesgos que tenemos".

Tras reconocer que la Ertzaintza y las Policías locales "no pueden llegar a todos los sitios", ha advertido de que, por ello, es "fundamental la implicación ciudadana".

"En el decálogo que se ha trabajado entre el Departamento de Salud y los ayuntamientos vascos se pretende impulsar recomendaciones generales para todos los ayuntamientos, muchas de las cuales ya se venían observando desde hace semanas pero es, especialmente, un mensaje a la ciudadanía a comportarnos con conciencia colectiva para apelar a la solidaridad, respeto y ayuda mutua", ha reclamado.

Según ha detallado, se trata simplemente de recomendaciones ya que "una declaración de Eudel no puede tener carácter vinculante". "Cada municipio es diferente pero tenemos algo común, el escenario donde se producen las relaciones e interacciones humanas. Lo que pretende el decálogo es que, al margen de las características diferentes, todos los municipios actuemos bajo una base común, coordinada para evitar situaciones de transmisión", ha añadido.

CONTROLAR LOS FOCOS


Por último, y tras destacar que el Departamento de Salud está "haciendo una gran labor intentando mantener controlados los focos", ha sostenido que, sin embargo, "es muy fácil pasar de un foco localizado a una transmisión colectiva", lo que sería catastrófico "porque sería volver a lo vivido en marzo, abril o mayo".

"Los focos surgidos en puntos de Gipuzkoa parece que se producen fundamentalmente en lugares de ocio nocturno y relacionados con el trabajo temporal, con la recogida de la fruta como ha ocurrido en Cataluña o Aragón. En Euskadi no es tanto la recogida temporal, se producirá más adelante con la vendimia y tendremos que estar muy atentos. Se produce por el ocio nocturno, fundamentalmente entre los más jóvenes", ha insistido.