Ninguno de los 58 afectados por el brote de Ordizia ha sido ingresado

El número de personas afectadas se eleva en doce en las últimas 24 horas, pero la consejera afirma que el confinamiento "no es necesario"

10.07.2020 | 01:15
Ordizia está inundado de carteles que advierten de la obligatoriedad de llevar mascarilla; en la imagen, una mujer sale de un portal, junto al cual hay uno de ellos.

La mancha del brote de Ordizia se extiende por el Goierri. Sin contar los de ayer, que se reportarán hoy, en los tres días anteriores se han detectado positivos en Itsasondo, Legorreta, Tolosa, Zegama y la lista se extiende, a tenor de las informaciones que llegaban ayer de boca en boca, a otros pueblos cercanos. Ayer eran ya 58 las personas afectadas por el brote de Ordizia, doce más en 24 horas. La buena noticia es que el número de ingresos es cero.

De todas ellas, 35 se han detectado en las pruebas de screening masivas efectuadas en las carpas instaladas en el pueblo, y el primer día también junto al ambulatorio de Beasain. Se habían realizado hasta ayer al mediodía 2.300 pruebas PCR por haber estado, bien en los bares de la calle Etxezarreta, o bien por ser contactos de otras personas.

La consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga, recordó que antes de iniciar estas pruebas masivas ya se habían reportado siete positivos más, lo que sumarían 42, y los restantes 16 corresponderían a casos detectados en otros lugares y que posteriormente se han podido asociar al foco de Ordizia. "Hemos detectado algunas personas en otros territorios y que habían estado en Ordizia por amistad o familia", dijo Murga.

De los doce casos detectados ayer, anunció Murga, la mitad (6) se correspondían a contactos, familiares y amigos, de las personas que arrojaron positivo en las pruebas iniciales. Según Murga, aproximadamente la mitad de todas las personas afectadas están domiciliadas en Ordizia y la otra mitad, por tanto, son de otros pueblos. Estos casos, dijo, "están muy dispersos por Goierri y por otras zonas, también Tolosa. Murga aseguró que, de momento, no se contempla extender las medidas restrictivas recién aplicadas en Ordizia al resto de municipios.

"Estamos preocupados, pero los datos están en lo que teníamos previsto", añadió la consejera, quien dijo que "estamos estrechando los contactos" de los positivos detectados y "no hay ninguna persona que haya acudido a los servicios de Urgencias de Euskadi con síntomas del foco de Ordizia", reiteró, por lo que no hay "ni ingresados, ni UCI", zanjó: "Se puede confirmar, que hoy –por ayer–, a las 9.00 horas, tras realizar la revisión de casos, había alguna persona con algo de fiebre, pero en su domicilio".

La consejera atribuyó este hecho a que "nos encontramos en un momento precoz, en el que se está iniciando la enfermedad (covid-19) y con baja posibilidad, por tanto, de haber contagiado", dijo, es decir, "en un momento bueno desde el punto de vista epidemiológico, de salud y de servicios asistenciales". Ni qué decir que un brote como el de Ordizia, si hubiera manifestado la crudeza de los casos registrados durante la peor parte de la pandemia, entre marzo y abril, habría podido tensionar mucho los servicios del sistema público vasco de salud.

Murga sostuvo que probablemente no será necesario un confinamiento perimetral en Ordizia, ni alrededores, aunque dejó el devenir de este brote en manos de los datos que surjan en los próximos días. La consejera destacó "la colaboración y el trabajo" realizado entre todos en la comisión en la que se ha incluido a los alcaldes de Ordizia, Beasain, Lazkao, Idiazabal, Tolosa, Legorreta e Itsasondo.

"No hay ninguna persona que haya ido a Urgencias con síntomas del foco de Ordizia"

"No tenemos ningún dato que nos haga pensar que haya que hacer un confinamiento"

nekane murga

Consejera de Salud del Gobierno vasco


noticias de deia