El plan contempla tres escenarios posibles a expensas de la evolución de la pandemia

Sin mascarilla ni distancia hasta segundo de Primaria, pero con el mismo grupo

Educación priorizará la asistencia del alumnado vulnerable, de Infantil y de Primaria para favorecer la conciliación familiar

24.06.2020 | 17:41
Varios niños escriben en un encerado en una imagen de archivo.

Haya rebrotes o no el próximo curso, el Departamento de Educación priorizará la asistencia a clase de los escolares más pequeños –los de Infantil y Primaria–, así como del alumnado más vulnerable. Todo el mundo, excepto el alumnado menor de 6 años, deberá llevar mascarilla en el centro y guardar una distancia de seguridad de 1,5 metros. Para que los escolares de Educación Infantil y los dos primeros cursos de Primaria puedan socializar e interactuar entre sí de forma natural y sin guardar las normas de seguridad básicas, el Departamento fomentará la creación de grupos estables de alumnado que, junto con al tutor, conformarán un "grupo de convivencia". Además, se intentará aislar a estos escolares del resto de grupos del centro, limitando al máximo el contacto con otras clases.

Al margen de la jornada continua de mañana en Secundaria, el protocolo general de actuación de los centros de Euskadi frente al coronavirus que presentó ayer el Gabinete de Cristina Uriarte dibuja una enseñanza híbrida en Bachillerato y Formación Profesional, con clases presenciales y horario de atención a distancia, incluso en un escenario de normalidad. "Excepcionalmente" para el curso 2020-2021, los centros con varias etapas podrán impartir en modalidad on line hasta cuatro horas en Bachillerato. Evidentemente, la carga lectiva no presencial se ampliaría en caso de que empeorase la situación sanitaria.

Educación propone tres vías para alternar y simultanear la actividad presencial con la telemática de la educación mixta, en caso de que haya un repunte de la pandemia. Los centros podrían optar por impartir clases de forma simultánea tanto desde el aula en directo o desde fuera del centro; alternar por días o por semanas la actividad presencial y on line del alumnado, y priorizar el aprendizaje presencial de los módulos prácticos de los ciclos formativos. En este contexto "se posibilitará que el alumnado que esté en modalidad on line, telemáticamente pueda seguir la impartición presencial a la vez que el resto de sus compañeros y compañeras", dice el texto.

A diferencia del planteamiento del Ministerio de Educación, el Gabinete Uriarte no prevé rebajar las ratios y sí exprimir con imaginación todos los espacios del centro. En caso de que la situación sanitaria obligue a limitar el aforo de las aulas y poder ampliar su número, Educación recomienda usar espacios como bibliotecas, salas temáticas –de tecnología, informática, plástica, laboratorios€–, salones de actos, gimnasios, etc. Dada la presencialidad prioritaria del alumnado de Infantil y Primaria, también se podría coordinar la utilización de espacios de otros centros próximos. Para responder a las distintas situaciones que se puedan dar y a las necesidades de conciliación, el documento también propone flexibilizar los horarios.

Cuando sea necesario se podrán ampliar los horarios de apertura de los centros para desarrollar actividades de refuerzo, extraescolares, socialización, formación y las que el centro considere oportunas. En definitiva y como señala la recomendación del Consejo Escolar de Euskadi, "es preciso que se busquen nuevas fórmulas, creativas y novedosas de organización de los tiempos para garantizar la respuesta a las necesidades de todo el alumnado".

Semana de repaso

Además de los aspectos de seguridad y organizativos, el curso arrancará de un modo especial en el plano académico. Previa a su incorporación presencial, el profesorado seleccionará los aspectos fundamentales para garantizar el logro de los niveles básicos de competencias en cada nivel académico y plantificará las actividades para alcanzarlos. Los equipos docentes de cada clase celebrarán reuniones de coordinación para compartir información sobre su alumnado y hacer una valoración de logros y necesidades tanto de grupo como a nivel individual, las tareas desarrolladas en el periodo de final del presente curso para que sean coherentes y complementarias a fin de garantizar que se refuerzan desde los distintos ámbitos los objetivos mínimos. La primera semana, además de valorar la situación vivida durante este fin de curso desde una perspectiva afectivo-emocional, se llevará a cabo un repaso de los mínimos trabajados durante el periodo no presencial.

Protocolo

Recomendaciones. El Departamento vasco de Educación ha elaborado un protocolo general de actuación frente al covid-19 en los centros educativos para el curso 2020-2021 que, en base a sus pautas, deberán diseñar sus respectivos planes de contingencia aunque estos se actualizarán en función de las directrices sanitarias.

Tres escenarios De normalidad a 'on line'

El plan contempla tres escenarios posibles para el curso escolar a expensas de la evolución de la pandemia. El primero de ellos, de normalidad, en el que el curso se iniciaría de forma presencial en septiembre. El escenario dos o intermedio obligaría a los centros a una organización flexible de la actividad docente, que permita alternar la actividad presencial con la telemática y en el tercero se volvería al confinamiento y a la actividad educativa no presencial.

Normas de seguridad Mascarilla y distancia Los centros deberán estar preparados para adoptar su funcionamiento a estas circunstancias. Las personas que presenten síntomas, como fiebre superior a 37 grados, tos seca, dolor de garganta, dificultad respiratoria o pérdida de olfato y gusto, no deberán acudir a los centros. Como regla general se tendrá que mantener la distancia de 1,5 metros, usar mascarillas en los casos en lo que no se pueda guardar e intensificar el lavado de manos, y también se limitará el número de participantes en las actividades de grupo. Las instalaciones cuyo uso no sea necesario para el normal desarrollo de actividad docente permanecerán cerradas.

Infantil y primaria sin mascarilla

El protocolo fija varias excepciones. Los alumnos de Educación Infantil y los de los dos primeros cursos de Primaria quedan exentos de utilizar mascarillas, aunque se crearán grupos estables.

noticias de deia