El Supremo deja abierta la puerta a investigar el robo de bebés en el Estado

El tribunal considera no probada la detención ilegal pero sí la falsedad en el caso de una bebé entregada por el doctor Vela a una familia distinta de la biológica en 1969

11.06.2020 | 11:14
Vela durante el juicio por robar a una recién nacida en 1969

El Tribunal Supremo ha dejado abierta la puerta a investigar el robo de bebés en España en una sentencia en la que considera no probada la detención ilegal en el caso de Inés Madrigal y el doctor Eduardo Vela -ya fallecido-, aunque confirma el delito de falsedad y la ilegalidad de aquella adopción de 1969.

La sentencia, hecha pública este jueves, no se pronuncia sobre la prescripción de los delitos que determinó la Audiencia de Madrid, y que recurrieron tanto la Fiscalía como la acusación particular, porque el acusado ha fallecido y ello hace inviable una petición de condena.

Rechaza así especular sobre una cuestión con finalidad puramente teórica y, menos, dice, para incidir en otros procesos sin dar audiencia a las personas afectadas por ellos. "Es un sinsentido en una resolución jurisdiccional elucubrar sobre la prescripción de un delito inexistente o inacreditado que se atribuye a un fallecido", recalca el alto tribunal.

Ayer mismo se conocía otra decisión del Tribunal Supremo sobre un caso ocurrido en Huelva

El Tribunal Supremo (TS) admitía a trámite el primer recurso que se presentó a nivel estatal por un caso de bebés robados, formulado por la Asociación SOS Bebés Robados de Huelva. Se trata de una presunta sustracción de un recién nacido en el hospital Manuel Lois de la capital onubense en 1992.

Así, en octubre de 2018, la Audiencia Provincial de Huelva dio traslado al TS tras emitir un auto que marcó "un antes y un después" en la evolución judicial de estos casos, ya que abrió la puerta judicial de nuevo al no considerarlos prescritos. Los fundamentos jurídicos de dicho auto se basaban en computar el plazo para la prescripción desde que el sujeto afectado tenga conocimiento del mismo, y solicitar que ningún delito --falsificación documental o suposición de parto-- quede prescrito por cuanto si el delito de mayor pena no prescribe, no deben hacerlo los demás.

De este modo, según reza en la resolución del Tribunal Supremo, a la que ha tenido acceso Europa Press, el TS se ha admitido a trámite y se ha señalado el día 30 de junio de 2020 para su deliberación y decisión.

noticias de deia