Final de curso

Las universidades vascas, de las pocas que no saben si retomarán las clases

Once comunidades autónomas han confirmado que no habrá más clases presenciales este curso

03.04.2020 | 20:04
Una clase de máster en la Universidad del País Vasco, antes de la suspensión de las clases presenciales

Euskadi es una de las pocas comunidades autónomas (CC.AA.) que aún no ha decidido si la universidad acabará el curso de forma presencial debido a la crisis provocada por el coronavirus. En la reunión que la consejera de Educación, Cristina Uriarte, ha mantenido con los rectores de la Universidad del País Vasco, la Universidad de Deusto y Mondragon Unibertsitatea no se ha adoptado ninguna decisión sobre el desenlace que tendrá curso académico y se han emplazado a otro encuentro la semana próxima.

No obstante, Mondragon Unibertsitatea ha anunciado que se está "preparada" tanto para continuar las clases on line y finalizar el curso mediante esta modalidad, como para reanudar las clases presenciales en caso de que la situación de la pandemia del COVID-19 lo permita. MU ha señalado además que garantiza al colectivo de sus estudiantes "el cumplimiento de sus compromisos formativos y el mantenimiento de la actividad programada". Por su parte, la Universidad de Deusto ha diseñado un sistema de evaluación remoto en caso de que finalmente se decida acabar el curso a distancia, como desde el pasado 16 de marzo, día en el que el Gobierno vasco suspendió temporalmente la actividad docente presencial para combatir la propagación del Covid-19.

Frente a esta situación, muchas universidades han puesto fin este viernes a la incertidumbre de su alumnado universitario, siguiendo el criterio de no retomar las clases presenciales expresado ayer por el ministro de Universidades, Manuel Castels, ante las CC.AA. y la Conferencia de Rectores (CRUE). La Universidad Pública de Navarra (UPNA) ha aprobado suspender las clases presenciales para el resto del curso 2020-2021, uniéndose así a la Universidad de Navarra, la primera institución del Estado en tomar la decisión.

La mayoría de las comunidades autónomas han decidido que el curso  universitario finalice este año sin volver a abrir las aulas antes de  los exámenes. Este viernes, las universidades de Madrid, Cataluña y  Comunidad Valenciana, entre otras, se han decantado por esta opción,  como ya hicieron este pasado jueves Andalucía o Castilla y León ante  la posibilidad de que se prolongue el Estado de Alarma por el  coronavirus.

En total, once comunidades autónomas han confirmado que no habrá  más clases presenciales este curso. Por lo tanto, la actividad  lectiva se mantendrá a distancia y por medios telemáticos. Galicia y  Cantabria seguramente se sumarán a esta opción, mientras Aragón y  Extremadura esperarán hasta después de Semana Santa para decidirse.  Solo País Vasco y La Rioja se resisten a cerrar la puerta de las  facultades definitivamente.

De esta manera, más de un millón de estudiantes universitarios no  volverán a recibir una clase este curso. Las últimas fueron antes del  16 de marzo, cuando se suspendió la actividad lectiva presencial en  todos los centros educativos de España. El formato de las  evaluaciones y exámenes, sin embargo, es una cuestión pendiente de  resolver en la mayoría de las universidades.

Este pasado jueves, las comunidades y el ministro de  Universidades, Manuel Castells, no cerraron un acuerdo conjunto en la  reunión de Conferencia General de Política Universitaria, dejando a  elección de las propias universidades, "en el ejercicio de su  autonomía", la forma de concluir el curso. La región con más  universitarios de España, la Comunidad de Madrid, con casi 300.000,  se ha inclinado este viernes por completar el curso a distancia.

"Las universidades continuarán impartiendo fundamentalmente la  docencia no presencial", ha anunciado la conferencia de rectores de  las seis universidades públicas madrileñas, aunque entre ellas hay  diferencias de criterio. Mientras universidades como la Carlos III o  la Rey Juan Carlos dan por hecho que no volverán a tener clases, la  Complutense bajará "opciones más flexibles" para su alumnado.

En Cataluña, con más de 200.000 universitarios, todas sus  universidades, ocho públicas y cuatro privadas, retomarán la  actividad lectiva tras Semana Santa a distancia, como han acordado  con la Generalitat este viernes en una reunión de los rectores con el  presidente, Quim Torra, y la consellera de Empresa y Conocimiento,  Àngels Chacón.

También este viernes, las cinco universidades de la Comunidad  Valenciana (València, Politècnica de València, Alacant, Jaume I de  Castelló y Miguel Hernández), que suman casi 150.000 estudiantes, han  acordado con la Generalitat mantener la docencia 'online' lo que  queda de curso. Una decisión similar que en la vecina Región de  Murcia: sus tres universidades resolverán el periodo lectivo de forma  telemática.


Andalucía, primera en decidirse


Andalucía fue este jueves la primera comunidad en anunciar que  todas sus universidades públicas no retomarían las clases  presenciales este curso. Lo hizo incluso antes de que su consejero de  Universidades, Rogelio Velasco, participase en la reunión de la  Conferencia General de Política Universitaria presidida por el  ministro Manuel Castells.

Con esta decisión, consensuada con los rectores de las diez  universidades públicas andaluzas (Almería, Cádiz, Córdoba, Granada,  Huelva, Jaén, Málaga, Sevilla, Pablo de Olavide y UNIA), la Junta de  Andalucía quiso "despejar las dudas del alumnado en cuanto a las  clases presenciales y que ello redunde en una mejor organización de  sus estudios y vidas personales", según el consejero Velasco.  Andalucía es la segunda comunidad española con más estudiantes  universitarios, con casi 250.000.

Tras Andalucía, la Junta de Castilla y León emitió un comunicado  informando de que sus cuatro universidades públicas (Salamanca,  Valladolid, León y Burgos) mantendrán la enseñanza a distancia para  lo que resta de curso académico. Además, solicitaba al profesorado  universitario que establezca "lo antes posible procedimientos de  evaluación telemática coherentes con la situación crítica actual".

Del mismo modo, las dos universidades públicas canarias, la  Universidad de La Laguna y la Universidad de Las Palmas, comunicaron  el jueves que la situación actual "no aconseja la vuelta a las  aulas", anunciando la prolongación de la docencia a distancia. El rector de la Universidad de Castilla-La Mancha también optó por  mantener la docencia no presencial hasta final de curso. Una posición  a la que se han sumado este viernes universidades como la de Oviedo,  Illes Balears o la pública de Navarra, que ha suspendido las clases  presenciales.


Galicia, Extremadura o Aragón, pendientes


Entre las universidades públicas regionales que quedan por  decantarse está la de Extremadura, que pospone la decisión definitiva  hasta después de Semana Santa. En Galicia, los rectores de las tres  universidades públicas se reunirán este lunes con la Xunta para tomar  una postura común, aunque dan por casi por descartada la reanudación  de las clases presenciales.

En Aragón, la Universidad de Zaragoza y la Universidad San Jorge  esperan a conocer el tiempo definitivo que se prolongará el estado de  alarma para tomar decisiones sobre el calendario académico, la forma  de impartir docencia y la evaluación del estudiantado. En la Universidad de Cantabria tampoco se ha tomado una decisión  definitiva todavía, aunque su rector, Angel Pazos, se mostraba  pesimista este jueves, afirmando que ve "casi imposible" reanudar las  clases presenciales.