8 de marzo

CCOO Euskadi combatirá el "rearme misógino de la ultraderecha"

El salario de las mujeres vascas debe incrementarse más de un 32%  para equipararse al de los hombres, según un estudio del sindicato

08.02.2020 | 02:37
Las movilizaciones del 8 de marzo del año pasado fueron multitudinarias en Bilbao.

"En todos los sectores,  nos concentramos en aquellas categorías más bajas y peor  remuneradas"

BILBAO.  Loli García, acompañada de la responsable de Acción Sindical,  Garbiñe Espejo, y de la responsable de mujer del sindicato, Estibaliz  Montero, han ofrecido este viernes una rueda de prensa para dar a  conocer los actos organizados con motivo del 8 de marzo y presentar  un informe elaborado por la central sindical sobre la desigualdad  salarial en Euskadi, que recoge que el salario de las mujeres vascas  tiene que incrementarse un 32% para equiparse al de los hombres, ya  que las trabajadoras vascas "trabajamos un tercio del año gratis".

Tras advertir de que no van a permitir "ningún retroceso en temas  de igualdad y de lucha contra la violencia hacia las mujeres", Loli  García ha indicado que, desde CCOO Euskadi, quieren trasladar al  conjunto de la sociedad "la situación de discriminación y desigualdad  que las mujeres venimos sufriendo en otra de las facetas de nuestra  vida, como es la laboral".

García ha asegurado que CCOO Euskadi "sigue estando como siempre  en primera línea de lucha por los derechos de las mujeres y la  igualdad", y ha dicho que la "desigualdad" que sufren las mujeres en  el mercado de trabajo es "una forma añadida de explotación contra la  que llevamos décadas luchando, concienciando y denunciando", pero,  "por desgracia, la desigualdad laboral y la brecha salarial de género  siguen presentes con toda intensidad y sin evidencias claras de  mejora".

"Esto es lo que denominamos como violencia económica", ha  indicado, para asegurar que es "uno de los principales ejes" de  actuación de la actuación sindical de CCOO Euskadi.

García ha afirmado que la precariedad en el trabajo "se escribe  fundamentalmente en femenino, porque hay una serie de variables que  así lo reflejan de forma manifiesta, como son la temporalidad, la  parcialidad no deseada, y la segregación ocupacional en profesiones  concertadas".

Además, ha advertido de que las mujeres, "en todos los sectores,  nos concentramos en aquellas categorías más bajas y peor  remuneradas", y ha añadido a estos factores "la brecha salarial y la  pesada carga de la mochila de los cuidados que soportamos  fundamentalmente las mujeres".

8 DE MARZO

Por todo ello, García ha asegurado que CCOO Euskadi pondrá este 8  de marzo "toda su fuerza sindical al servicio de la lucha contra la  desigualdad hacia las mujeres, la precariedad en el empleo, y la  discriminación salarial", pero también "contra las violencias  machistas y por la igualdad", reivindicaciones que "trabajamos todos  los días del año, en todos los sectores en los que estamos", porque  "la igualdad en lo económico, en lo laboral, es la puerta de entrada  a la autonomía y a la libertad personal del conjunto de las  mujeres".

El sindicato celebrará el 6 de marzo una asamblea de delegados y  realizará una movilización en la calle, mientras que el 8 de marzo  CCOO Euskadi se adhiere a las movilizaciones convocadas por el  movimiento feminista. "Este 8 de marzo queremos sumar nuestra fuerza  sindical en una jornada de movilización masiva, reivindicativa y de  confluencia social, mediante una huelga de voluntad inclusiva,  solidaria y feminista", ha dicho García.

CCOO Euskadi ha convocado para el 8 de marzo una huelga general de  dos horas por turno de trabajo, que, según ha subrayado García, "en  ningún caso es única ni excluyente, y que, además, es ampliable a 24  horas en aquellos sectores en los que nuestra fuerza sindical así lo  determine". Así, ha adelantado que "ya está convocado un paro de 24  horas en Educación y Telemarketing, sectores fundamentalmente  feminizados".

Por último, ha asegurado que, para CCOO Euskadi, "el trabajo por  la igualdad y las reividicaciones feministas no se agotan en la  jornada internacional reivindicativa del 8 de marzo, sino que para  nosotras todos los días son 8 de marzo".

Por su parte, Estibaliz Montero ha recordado que este 22 de  febrero se celebra el día a favor de la igualdad salarial, "una  exigencia de justicia social" porque "la brecha salarial es la punta  del iceberg de las desigualdades que sufrimos en el día a día las  mujeres en el mercado de trabajo".

Montero ha dado a conocer algunos datos del informe sobre la  desigualdad salarial, que recoge que el salario medio de las mujeres  vascas tiene que aumentar más del 32,3% para equiparse al de los  hombres, y que, según datos de 2016, la brecha de género en el País  Vasco es del 24,5%, por encima de la del Estado (22,3%).

Además, el informe indica que las mujeres acaparan el 77,5% de la  ocupación a tiempo parcial y que la tasa de temporalidad de las  mujeres asciende al 29,2%, cinco puntos más que la de los hombres.  Así mismo, señala que el 67% de las personas que cobran complementos  de trabajo en la RGI son mujeres, y que la tasa de paro de las  personas de nacionalidad extranjera triplica a la de nacionalidad  española, también entre las mujeres, donde su tasa de paro ha subido  en 2018 y se sitúa en el 24,7%.

Por su parte, Garbiñe Espejo ha señalado que "son múltiples las  causas de la brecha salarial de género", pero "uno es el origen de  todas ellas, que es la precarización de los puestos de trabajo y de  los sectores más feminizados". Según ha señalado, uno de los  objetivos de CCOO Euskadi, a través de sus propuestas, es "incorporar  la agenda feminista en el día a día de la acción sindical de CCOO  Euskadi durante los 365 días del año".

En ese sentido, entre las diferentes propuestas en todos los  mbitos de negociación, Espejo ha destacado que en la Mesa de Diálogo  Social demandarán bajar el rango de las 250 personas en plantilla  para la obligatoriedad de elaborar planes de igualdad, así como que  estos planes de igualdad sean siempre "acordados" con la  representación legal de los trabajadores, porque, según la ley  actual, "se pueden instalar en una empresa sin el consentimiento de  los delegados".

Otra de sus demandas es la realización de un diagnóstico de las  categorías profesionales de los diferentes convenios sectoriales, por  ser "otra de las causas de la brecha salarial de género que sufrimos  las mujeres".