Víctimas de la violencia reivindican que todas han sufrido "por igual"

Critican la "instrumentalización" y el "uso partidista del dolor" desde la política

09.01.2022 | 00:17
Maider García, Naiara Zamarreño, Rosa Lluch e Idoia Zabalza, durante la mesa redonda en el Palacio Euskalduna.

Maider García, hija de Juan Carlos García Goena, asesinado por los GAL en Hendaia, aseguró ayer tener la sensación de que se quieren "pasar las páginas demasiado rápido", cuando queda "la gran labor de la convivencia y sanar las heridas". "En ese aspecto, creo que nos estamos saltando muchísimos pasos y muchísimas páginas", especialmente a "las víctimas del Estado". "Somos las grandes olvidadas y para crear una convivencia, no nos podemos saltar esa página", señaló. Reivindicó por ello que "todas las víctimas somos iguales" porque "el sufrimiento es el mismo en todas. Cada uno lo ha podido llevar a su manera, pero hemos sufrido todas por igual".

García se pronunció en estos términos en la mesa redonda con víctimas de ETA, de los GAL y de la lucha contraterrorista que organizó Sare en el Palacio Euskalduna, de forma previa a las manifestaciones que tuvieron lugar por la tarde para reclamar el "fin de la política de excepción para los presos de ETA". En dicho marco, tres víctimas de ETA, Robert Manrique, Naiara Zamarreño y Rosa Lluch, denunciaron la "instrumentalización" que entienden que se hace de las víctimas de la banda por parte de los responsables políticos. "Un uso partidista constante del dolor ajeno", en palabras de Manrique, víctima del atentado de Hipercor en Barcelona, o "una utilización abusiva, y muchas veces casi pornográfica, del dolor", según Rosa Lluch. "Hablan en nuestro nombre, pero nadie nos pregunta qué sentimos y qué necesitamos", se quejó la hija del exministro del PSOE Ernest Lluch.

Naiara Zamarreño, hija del concejal del PP asesinado por ETA en Errenteria Manuel Zamarreño, señaló que es necesario que se siga hablando de ETA, pero "no con fines políticos", sino para contribuir a "sanar las heridas de las víctimas". Todos ellos reclamaron además "reconocimiento y justicia" para todas las víctimas de la violencia, también las causadas por los GAL y por las Fuerzas de Seguridad.

También participó en este diálogo Idoia Zabalza, hermana de Mikel Zabalza, muerto cuando se encontraba detenido por la Guardia Civil en la Comandancia de Donostia, y denunció que hay realidades que "no han terminado de aflorar" pese a que se haya "abierto el ostracismo" sobre casos como el de su hermano. Además, reivindicó "verdad, justicia y reparación", y se mostró convencida de que, en la práctica, en su caso "no tienen la verdad".

A favor del acercamiento 

El intercambio de pareceres sobre diversos temas fue continuo en el Euskalduna y Naiara Zamarreño dijo valorar los "pasos" de la izquierda abertzale respecto a las víctimas de ETA pero les pidió que sean "más firmes" frente a los ongietorris. "Cuando veo esos recibimientos, duele", dijo.

Sobre el acercamiento de presos, Rosa Lluch valoró que "para mí, no aplicar la ley es una forma de violencia". Robert Manrique señaló que "la normativa penitenciaria está para cumplirse" y Zamarreño aseveró que es "legítimo" que los reclusos de ETA "reivindiquen su derecho a estar cerca de su familia".

"No nos podemos saltar la página de las víctimas del Estado para crear una convivencia"

Maider García

Víctima de los GAL

"Son necesarios pasos más firmes ante los 'ongietorri', duele cuando veo esos recibimientos

Naiara Zamarreño

Víctima de ETA

"Hay realidades que no han terminado de aflorar, es necesaria la verdad, justicia y reparación"

Idoia Zabalza

Hermana de Mikel Zabalza

"Hay que aplicar la ley porque la violencia siempre es condenable y nunca comprensible"

Rosa Lluch

Hija de Ernest Lluch


noticias de deia