El exchófer de Bárcenas y confidente de la Kitchen declara ante el juez

Sobre los teléfonos móviles y un pendrive que se le intervinieron a mediados de octubre en el marco de esta causa,

25.11.2020 | 16:14
El exchófer de Luis Bárcenas, con casco, a su salida de la Audiencia Nacional

Sergio Ríos, quien fuera chófer del extesorero del PP Luis Bárcenas y captado como confidente policial para la operación 'Kitchen', ha comparecido este miércoles durante aproximadamente hora y media ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón.

Ríos solicitó por escrito a finales de octubre volver a sentarse ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 con la intención de ofrecer más detalles sobre el operativo parapolicial organizado en 2013 y sufragado con fondos reservados con el objetivo de sustraer presuntamente información sensible que Bárcenas guardaba del PP y evitar así que llegara a la Audiencia Nacional.

Se da la circunstancia de que agentes de la Policía Nacional intervinieron a Ríos teléfonos móviles y un pendrive a mediados de octubre en el marco de esta causa, según informaron fuentes de la investigación. El material ya obra a día de hoy en poder del juez instructor por lo que todo apunta a que durante el interrogatorio de este miércoles se le habrá preguntado por esto.

Ríos, que ha llegado con un casco de moto para ocultar el rostro a la prensa que se congregaba frente a la sede de vistas de la Audiencia Nacional, ha aprovechado uno de los paseos del parque, cuyo acceso suele estar cortado, para burlar los objetivos y acceder sin ser visto.

Sin embargo, a la salida de la declaración y con la prensa ya prevenida, ha desfilado ante las cámaras acompañado de su letrado, aunque, eso sí, una vez más con el casco de moto colocado para no ser identificado.

El juez instructor le citó este miércoles para cerrar la ronda de declaraciones previstas esta semana en el marco de la pieza 7 del caso 'Tándem'. La declaración se ha realizado bajo secreto y no han sido citados por tanto el resto de las partes personadas.

OPERACION SUFRAGADA CON FONDOS RESERVADOS


El pasado lunes, además del jefe de Seguimientos y Vigilancias de la Unidad de Asuntos Internos -recientemente imputado- y la agente que llevó a cabo vigilancia, testificó el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos por su conocimiento del uso de los fondos reservados, dado que él fue el director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad en el tiempo que tuvo lugar la 'Kitchen'.

Según la documentación que obra en el sumario de la causa y los recibos encontrados en el registro del domicilio del comisario jubilado y en prisión preventiva José Manuel Villarejo, el chófer de Bárcenas habría cobrado 2.000 euros mensuales por sus servicios de confidente.

Además, el ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) Enrique García Castaño admitió en su declaración como investigado que recibió fondos reservados para comprar a Ríos una pistola por 700 euros.
El coronel Pérez de los Cobos afirmó ante el juez que desconocía a qué operaciones y confidentes iban destinados los fondos reservados, ya que su labor era meramente de control contable.

En anteriores declaraciones, el que fuera chófer de Bárcenas ha afirmado que hablaba con Villarejo, quien le apodó "cocinero", porque le contactó en 2013 para que espiara y robara documentos al matrimonio Bárcenas.

Su nombre volvió a salir a la luz en las declaraciones como investigados de Jorge Fernández Díaz y Francisco Martínez, así como en el careo. El exministro niega haber solicitado información sobre Ríos al que fuera su 'número dos', mientras que éste sostiene que esa solicitud es cierta, algo que intenta demostrar con unos mensajes de texto que protocolarizó ante notario y que aportó a la causa.

noticias de deia