Dos detenidos en protestas antifascistas durante un mitin de Vox en Donostia

Grupos radicales se enfrentaron a la Ertzaintza que protegía a los simpatizantes ultraderechistas que acudían al acto

03.07.2020 | 22:28
Radicales quemaron contenedores y se enfrentaron a la Ertzaintza

Dos personas han sido detenidas en el transcurso de los enfrentamientos entre manifestantes y los ertzainas que han protegido un acto electoral de secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, en San Sebastián.

Los incidentes han comenzado sobre las 20.00 horas en varias calles del barrio de Loiola de Donostia, donde manifestantes antifascistas que protestaban contra Vox han quemado dos contenedores de basura, han cruzado barricadas en la calzada y han lanzado botellas contra los agentes.

La Ertzaintza, provista de material antidisturbios, ha efectuado varias cargas y ha detenido a dos manifestantes, ha confirmado el Departamento vasco de Seguridad.

El mitin estaba programado a las 20.00 en la plaza Latsari del barrio donostiarra de Loiola, enfrente del acuartelamiento militar de Donostia, donde han intervenido la cabeza de lista de Gipuzkoa, María Pérez, y el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith.

Varias decenas de seguidores de Vox han accedido a la plaza, cuyos accesos estaban cortados y protegidos por la Ertzaintza para evitar agresiones a los asistentes al acto electoral.

En todas las calles que daban acceso a la plaza se han agolpado manifestantes que han proferido insultos contra los participantes en el acto electoral y gritos contra el fascismo, mientras que desde las ventanas y balcones de los edificios muchos vecinos hacían sonar cacerolas en señal de protesta.

La tensión ha ido en aumento hasta que grupos de radicales han cruzado barricadas y quemado contenedores en la Travesía de Loiola y en la calle Sierra Urbasa, lo que ha provocado las cargas policiales.

Tras el mitin, que se ha prolongado durante apenas 15 minutos, los asistentes y participantes han tenido que esperar más de una hora para poder abandonar el lugar con seguridad, mientras la Ertzaintza efectuaba nuevas cargas para despejar las calles.