alerta mundial por el coronavirus

El Gobierno rechaza el diálogo bilateral reclamado por Torra

El president pide excluir Catalunya del estado de alarma si no recupera competencias

04.05.2020 | 00:18
Torra, en el Parlament, sometido a prueba de fiebre. Foto: Efe

BILBAO – El Gobierno español respondió ayer a la petición del president de la Generalitat catalana, Quim Torra, para una reunión bilateral con Pedro Sánchez que este tipo de encuentros con los presidentes autonómicos se podrán realizar cuando haya una situación de "mayor normalidad".

En una rueda de prensa tras las videoconferencia de presidentes, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, consideró que ya existe una "comunicación fluida" del presidente Sánchez con todos los dirigentes autonómicos en estos encuentros dominicales, en los que pueden trasladarle todas las materias que sean de su interés.

Solo será cuando el país se encuentre en una "situación de mayor normalidad" que la que hay ahora, en la que las 24 horas se dedican "a la lucha contra la pandemia", cuando se podrán producir reuniones bilaterales entre Sánchez y cualquiera de los presidentes autonómicos, incluido Torra.

El president de la Generalitat reprochó a Sánchez en la reunión con los presidentes autonómicos que no haya respondido a su petición de mantener una reunión bilateral, realizada por carta el pasado miércoles, y lo consideró una muestra de "falta de respeto institucional".

"Me sorprende que hablemos de cooperación, cogobernación y diálogo y no podamos tener una simple conversación", señaló Torra. En la carta, el president le escribe a Sánchez: "Es urgente que tratemos de las necesidades específicas de Catalunya y de las propuesta concretas que hemos ido preparando para un desconfinamiento asimético y progresivo". "No dejemos pasar más tiempo –añade– sin encarar esta cuestión al máximo nivel y no en medio de unas reuniones de domingo que no permiten entrar hablar ni concretar nada".

En esta línea, Torra dejó entrever que no apoyará la prórroga del estado de alarma. Su grupo parlamentario en el Congreso, JxCat, ya ha apuntado la posibilidad de votar en contra de la extensión de la excepcionalidad esta semana, cuando Sánchez la someta al Congreso de los Diputados. También el vicepresident catalán y número 2 de ERC, Pere Aragonés, advirtió ayer de que, si el Gobierno continúa en esta línea, tendrán que cambiar su voto de la abstención al rechazo profundo: "Es necesario que la Generalitat participe en las decisiones que afectan a Catalunya. Si no, nosotros no podremos seguir absteniéndonos; tendremos que votar que no".

4.000 millones Torra también trasladó a Torra su preocupación en la reunión de ayer por cómo se está llevando a cabo el desconfinamiento al considerar que "se está yendo demasiado rápido" y pide que "se tomen las decisiones sin ser prisioneros del calendario". Una vez más, reclama el retorno de las competencias de la Generalitat y advierte que "Catalunya votará no a la prórroga del estado de alarma" si la administración catalana no las recupera. En esta línea, insta a Sánchez, si no acepta la devolución de las competencias, a excluir a Catalunya del estado de alarma o a aceptar que la Generalitat se convierta en la autoridad competente en la desescalada. Torra volvió a criticar que la reunión con los presidentes autonómicos sirva para que se les explique las medidas que el Ejecutivo ya ha adelantado a la ciudadanía y pidió que estas se hagan el sábado.

Por último, consideró "insuficiente" la flexibilización del déficit autonómico al 0,2%, y frente al anuncio de 16.000 millones de euros de Sánchez para las autonomías, recordó que la Generalitat cifró en 4.000 millones el coste de la crisis del covid-19 en Catalunya. "Como ha dicho la presidenta de las Islas Baleares, es totalmente insuficiente; y ridículo teniendo en cuenta que el Estado hará un déficit del 10%", subrayó en varios tuits tras la videoconferencia.

noticias de deia