programa del 10-N

El PSOE elimina del programa todo guiño a la plurinacionalidad

Ábalos revela que la intención de  Sánchez es gobernar con apoyos variables en función de las medidas que se debatan

09.02.2020 | 20:54
Sánchez se hace un selfi en su visita a Palencia.

Ábalos revela que la intención de  Sánchez es gobernar con apoyos variables en función de las medidas que se debatan

BILBAO - El PSOE ha eliminado de su programa electoral toda alusión directa, incluso indirecta, a la plurinacionalidad y a la reforma federal del Estado para centrarse en la férrea defensa del Estado autonómico y del diálogo dentro del marco constitucional. Pedro Sánchez lanzó hace semanas el aperitivo de sus propuestas, centralizado en la promesa de actualización de las pensiones conforme al IPC real en diciembre, aunque le faltaba alumbrar el texto íntegro aprobado por el comité electoral, en el que queda además simplificado el pasaje relativo a Catalunya.

El penúltimo capítulo del programa del 10-N, adelantado por la cadena Ser, atañe al modelo territorial, y es aquí donde se aprecian las diferencias respecto al documento del 28-A. Después de que recientemente el propio Sánchez hablara de mantener el statu quo vigente para Catalunya, el PSOE subraya su apuesta por una "España fuerte y cohesionada, estructurada a partir de la Constitución y de los estatutos de autonomía". Se propone "mejorar la colaboración institucional con todas las comunidades" y abordar "el conflicto de convivencia en Catalunya impulsando el diálogo entre catalanes y también entre el Gobierno de España y la Generalitat, siempre dentro de la Constitución y del Estatuto de autonomía".

Descartado el referéndum, aboga por el avance hacia un "modelo de Estado integrador", en el que la diversidad, la igualdad y la solidaridad sean "valores compatibles". Un modelo donde el Estado garantice la "cohesión desde la lealtad" a las competencias de las CC.AA., en el que las distintas administraciones cuenten con la financiación suficiente y colaboren entre ellas y actúen también con lealtad institucional. En ese marco, proclama el PSOE, "no tiene cabida un referéndum de autodeterminación, que el Tribunal Constitucional ha considerado contrario" a la Carta Magna y que, "desde una perspectiva política, provoca la quiebra de la sociedad". Ni siquiera se alude a la reforma de la Carta Magna en un sentido federal, olvidando las esencias de una extinta Declaración de Granada. "El contexto ayuda", señalan en Ferraz para justificar las modificaciones incorporadas en el capítulo que afecta al modelo territorial.

geometría variable Por otra parte, el PSOE aspira a gobernar con apoyos variables, apoyándose en grupos parlamentarios distintos en función de los temas a abordar, señaló ayer el secretario de Organización, José Luis Abalos, tras conocer el macrosondeo del CIS. El dirigente socialista indicó que no existe "otra posibilidad" que la mencionada para conseguir "estabilidad" parlamentaria. "Lo que tenemos que hacer no es tanto coaligarnos, como intentar llegar a acuerdos de legislatura", zanjó. - Igor Santamaría

noticias de deia