Urkullu refuerza su perfil internacional

Ha posicionado el modelo vasco en la ONU y el Vaticano en poco más de un mes
Se ha reunido al más alto nivel con dos presidentes de la Comisión Europea y de Argentina y Chile

09.02.2020 | 14:03
El lehendakari Urkullu, con el Papa Francisco, en la audiencia en el Vaticano, al que esta semana presentó su plan ‘Share’. Foto: Irekia

bilbao - En el marco de su apuesta por situar a Euskadi en el mundo como un territorio sostenible y atractivo para las inversiones y los turistas, el lehendakari Urkullu ha llevado en primera persona los contactos internacionales y se ha encontrado con las puertas abiertas. Esta dinámica le ha permitido forjarse en los últimos años la imagen de un líder al nivel de otros estadistas, que se codea con representantes de máximo rango y que ha podido posicionar en el escaparate el modelo vasco aunque no sea un Estado. Pero ha sido en poco más de un mes cuando ha dado un salto cualitativo en la acción internacional vasca acumulando encuentros de alto nivel en las Naciones Unidas y el Vaticano que, por extensión, le dan una pátina que va más allá del perfil habitual en los representantes autonómicos. El lehendakari ha conseguido participar en un foro de las Naciones Unidas, que el organismo internacional se fije en las propuestas vascas contra la radicalización y escoja a Euskadi como sede de un proyecto piloto, y que el Vaticano escuche y dé un espaldarazo político a su propuesta Share para la acogida de migrantes y refugiados. Se la explicó al secretario de Estado Pietro Parolin, y participó en una audiencia pública con el Papa Francisco, que recibió de su mano una insignia del Árbol de Gernika. La comunidad autónoma consigue formar parte de las sinergias de colaboración, como un actor más, y a veces en una posición de liderazgo.

Urkullu ya venía de despachar en persona con los presidentes de Argentina y Chile a finales del año pasado, y también fue recibido en 2017 por el entonces líder de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Cuatro años antes, se había entrevistado con su antecesor, Durao Barroso. En todos esos encuentros, sus interlocutores mostraron interés en el modelo social y económico vasco, que se considera un referente. De estos viajes se desprende que el modelo vasco cuenta.

En el caso de Juncker, además, quiso valorar la apuesta del PNV por facilitar la estabilidad en el Estado español mediante la negociación y aprobación de los Presupuestos. Urkullu es percibido como un representante moderado y eso facilita que sus opiniones sean escuchadas en el ámbito internacional. Por aquel entonces, Juncker había mostrado sus reservas ante la posibilidad de entrevistarse con el expresident Puigdemont. El ámbito europeo es clave para Urkullu, donde ha tejido una alianza que agrupa a siete naciones y regiones para pedir más voz en las instituciones comunitarias. El Gobierno vasco, Nafarroa durante el mandato de Barkos, Gales, Flandes, Lombardía, Bruselas capital y Salzburgo han pedido el estatus de región asociada en la Unión Europea. Estos contactos ayudan al lehendakari a transmitir que es capaz de suscitar adhesiones. Sucede lo mismo con la propuesta Share para la acogida compartida de migrantes teniendo en cuenta la recaudación fiscal de cada territorio, la población y el nivel de paro. Gobiernos como el catalán, el navarro y el canario han expresado su deseo de participar en el plan, donde Euskadi muestra su liderazgo a nivel europeo.

la estrategia La vocación de que Euskadi tenga presencia en el mundo quedó patente con la aprobación de la estrategia Euskadi Basque Country para posicionar el modelo vasco, atraer turistas e inversiones, y facilitar que las empresas vascas se implanten en otros países. El lehendakari está protagonizando encuentros de alto nivel, con el simbolismo que tiene ese dato para una comunidad singular y con vocación de tener un reconocimiento nacional como es el caso de Euskadi. La secretaría de Acción Exterior que dirige Marian Elorza ha desarrollado varias misiones preparatorias de nuevos viajes.

Ya en noviembre del año pasado, el lehendakari protagonizó dos viajes que entran dentro de lo habitual en la agenda del Gobierno vasco: se desplazó a Argentina y Chile, dos países donde la diáspora vasca es muy relevante. Pero, más allá del componente emocional del desplazamiento y de los tradicionales contactos con los vascos afincados en esos territorios, Urkullu amarró dos encuentros con los presidentes de Argentina y Chile. El argentino Mauricio Macri le desveló su interés en que las empresas vascas se afinquen en su país para contribuir a su industrialización y su cambio de modelo productivo. Hay una treintena de empresas vascas en Argentina, que lleva décadas lidiando con su problema de devaluación de la moneda. Además, Euskadi se percibía como una suerte de puerta de entrada para el acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea.

En el caso de Chile, donde la presencia de lo vasco es muy fuerte en niveles decisorios en el ámbito político y económico, su presidente Sebastián Piñera se mostró muy satisfecho con la implantación de las más de 50 empresas de Euskadi en su país. En ese caso, la diáspora vasca es muy influyente, y se dirimen intereses relevantes en el ámbito económico.

Ya este año, en el pasado mes de julio, Urkullu dio un salto cualitativo con su presencia en un foro de las Naciones Unidas, el High Level Political Forum que se reúne todos los años en Nueva York para que los estados se pongan al día sobre su grado de cumplimiento de la Agenda 2030 de desarrollo sostenible. En ese terreno, Euskadi es pionera a la hora de asumir esos compromisos, y a la ONU le interesa escuchar experiencias a nivel local. Era la segunda vez que invitaba al Gobierno vasco, aunque Urkullu acudió por primera vez en esta ocasión. Su participación permitió al lehendakari que la experiencia de Euskadi sea escuchada aunque no se trate de un Estado. En el marco de esa agenda, el Gobierno vasco se ha fijado retos sobre el nivel de pobreza y la tasa de desempleo.

convivencia Pero el espaldarazo más claro llegó en la reunión con el alto representante para la Alianza de Civilizaciones de la ONU, Miguel Ángel Moratinos, quien propuso a la comunidad autónoma que sea la sede de un proyecto piloto contra la radicalización porque le parece que los planes de convivencia van en sintonía con los planteamientos de Naciones Unidas. Se refería sobre todo a los planes Uztartuz y Gizalegez para evitar la radicalización de los más jóvenes en el marco de la amenaza yihadista y otro tipo de violencias. El teniente alcalde de Nueva York, Phil Thompson, por su parte, se interesó en las cooperativas y el transporte limpio.

la onu y el plan piloto. Urkullu se entrevistó en julio con Miguel Ángel Moratinos, líder de la Alianza de Civilizaciones, que ofreció poner en marcha un plan piloto contra la radicalización en Euskadi. Foto: Irekia

juncker y barroso le abrieron la puerta de europa. Urkullu fue recibido en mayo de 2017 por el entonces presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. En 2013 lo recibió Durao Barroso. Foto: Efe

argentina mira a la empresa vasca. El lehendakari se reunió en noviembre del año pasado con el presidente argentino Mauricio Macri, que pidió la ayuda vasca para industrializar el país. Foto: Irekia

el presidente de chile estrecha lazos. El viaje a Chile se saldó con otra cita de máximo nivel con el presidente Sebastián Piñera. La diáspora chilena es muy influyente en la economía y la política. Foto: Irekia

noticias de deia