La cumbre del G20 será virtual por la pandemia de covid-19

Se celebrará los días 21 y 22 de noviembre en Riad. Reunirá a los líderes de los 19 países que forman el grupo y de la Unión Europea

28.09.2020 | 09:55
Riad acogerá el 21 y 22 de noviembre la próxima cumbre telemática del G20

La cumbre del G20, programada para los días 21 y 22 de noviembre en Riad, tendrá lugar de forma virtual debido a la pandemia de COVID-19, confirmó este lunes la organización del evento, que reunirá a los líderes de los 19 países que forman el grupo y de la Unión Europea.

La Cumbre de Líderes de este año, en la que participará España como país invitado, "se realizará virtualmente los días 21 y 22 de noviembre y será presidida por su majestad el rey Salman bin Abdelaziz al Saud" de Arabia Saudí, como jefe de Estado del país anfitrión, indicó en un comunicado.

La organización saudí recordó que ya se han llevado a cabo con éxito bajo esta modalidad una reunión extraordinaria en marzo para tratar el impacto del coronavirus cuando comenzaba la pandemia mundial y más de 100 sesiones ministeriales y de grupos de trabajo.

La cumbre de noviembre, que se realizará bajo el título "Aprovechar las oportunidades del siglo XXI para todos", se enfocará en "proteger vidas y recuperar el crecimiento, abordando las vulnerabilidades destapadas durante la pandemia y estableciendo los cimientos para un futuro mejor", se señaló en el comunicado.

Además, añadió, la cita también tratará sobre cómo "promover la acción internacional para aprovechar las oportunidades del siglo XXI para todos, empoderando a la gente y protegiendo nuestro planeta a la vez que se saca partido del potencial de la innovación para trazar nuevas fronteras".

El G20 recordó por otro lado que en lo que va de año el grupo ha contribuido con 21.000 millones de dólares a la producción, distribución y acceso a diagnósticos, tratamientos y vacunas para la COVID-19.

Además, agregó, ha invertido 11 billones para proteger la economía mundial y ha lanzado una iniciativa de aplazamiento de deuda para países en desarrollo por 14.000 millones.