El ‘voto inteligente’ de Navalni logra veinte escaños en Moscú

El ‘cualquier cosa contra Putin’ del opositor lleva a que los comunistas logren trece escaños

09.02.2020 | 14:48
La activista opositora Lyubov Sobol deposita su voto en un colegio electoral de Moscú.

El ‘cualquier cosa contra Putin’ del opositor lleva a que los comunistas logren trece escaños

Moscú - El voto inteligente, la estrategia ideada por el líder de la oposición extraparlamentaria, Alexéi Navalni, para arrebatar poder al partido oficialista Rusia Unida en las elecciones rusas del domingo ha surtido efecto, dado que la oposición ha logrado 20 escaños en la asamblea legislativa de Moscú. "Es un resultado fantástico de la votación inteligente. Luchamos por esto juntos. Gracias a todos por vuestra contribución", escribió anoche Navalni en su cuenta de la red social Twitter.

Según la agencia Interfax, tras el recuento del 99,47% de los protocolos de las comisiones electorales, "20 candidatos nominados y apoyados por los partidos de la oposición forman parte de la Duma (asamblea legislativa) de la ciudad de Moscú".

En juego había 45 escaños por los que competieron 225 candidatos de nueve partidos en unas elecciones en las que la participación fue del 21,63%, ligeramente superior a los comicios de 2014. Entre los candidatos no figuraban 57 de la oposición extraparlamentaria, como el exdiputado de la Duma del Estado Dmitri Gudkov o Ilya Yashin y Liubov Sobol, ambos del equipo de Navalni. Solo el liberal Serguéi Mitrojin, del partido Yábloko, consiguió registrarse, tras acudir a los tribunales.

Aunque en el llamado "día único de votación" se celebraban más de 5.000 elecciones de distinto nivel, toda la atención estaba puesta en Moscú, donde la decisión de la comisión electoral de no inscribir a la práctica totalidad de los candidatos opositores provocaron este verano las mayores protestas en Rusia desde 2012. Una vez asumido que no podían participar en las elecciones, Navalni y sus afines pasaron a otra estrategia, la del "voto inteligente", es decir recomendaron a los votantes en una página web el candidato con más posibilidades de derrotar al representante de la formación oficialista, con independencia de su partido. Así, en las elecciones de este domingo 13 candidatos del Partido Comunista entraron en la asamblea legislativa de Moscú, así como los tres que postulo Yábloko, entre ellos Mitrojin, además de Daria Besdina, que se presentó como independiente pero es apoyada por el partido liberal, según Interfax.

estreno de 'Rusia Justa' Por primera vez representantes de Rusia Justa estarán representados en la Duma de Moscú con tres escaños. En esta ocasión los candidatos de Rusia Unida, del presidente Vladímir Putin, no se presentaron a las elecciones moscovitas bajo la marca de la formación oficialista, sino a título personal ante la caída de la popularidad del partido. Nueve diputados actuales de la facción de Rusia Unida fueron elegidos el domingo.

El líder en Moscú de Rusia Unida, Andreí Metelski, quien fue miembro de la Duma desde 2001 no fue reelegido. Además, tres parlamentarios actuales de la asociación progubernamental Mi Moscú ganaron las elecciones en sus distritos.

En el resto del país, el voto inteligente no ha tenido el mismo resultado, dado que Rusia Unida logró mayorías en 11 asambleas legislativas, según aseguró anoche el secretario del consejo general del partido, Andréi Turchak.

El domingo se elegían cuatro diputados para cubrir escaños vacantes en la Duma del Estado (Parlamento), los gobernadores de 19 regiones, las asambleas legislativas de 13 entidades de la Federación Rusa y un gran número de consistorios municipales. Todos los gobernadores en funciones y actuales han podido mantener sus cargos, la mayoría afín al Kremlin. En San Petersburgo Alexander Beglov, aliado de Putin, consiguió el 64,68% de los votos, según el 93,18% de las actas escrutadas. Su victoria fue facilitada por la retirada reciente de su principal competidor, un candidato comunista.

Discrepancias No todos en la oposición apoyaron a Navalni y, de hecho, otros dirigentes, como Dmitri Gudkov, pidieron el voto a otros candidatos, pero nunca a los comunistas, que apoyaron la represión policial, denunciaron la presunta injerencia exterior en las elecciones rusas y tacharon a los opositores de "quinta columna". "No fue un voto a favor de los comunistas, sino contra Rusia Unida", explicó Daria Besédina, una arquitecta de formación de 31 años de Yábloko que derrotó en su barrio a un candidato del Partido Comunista.

La oposición denunció varios casos de fraude, como en el caso del barrio de Chertánovo, donde Román Yuneman, candidato de 24 años del Partido Libertario, aseguró que dejó de recibir 500 votos por supuestos "problemas técnicos" -perdió por 84 votos-, por lo que pedirá la revocación de los resultados.

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, muy criticado por la oposición por tachar de "disturbios masivos" las protestas callejeras, describió las elecciones como "las más competitivas" de los últimos tiempos y se congratuló de que en la Duma de Moscú haya "una mayor diversidad política". - Efe

Intromisión de ee.uu.