asentamiento judío

Netanyahu anuncia un nuevo asentamiento en el Golán sirio

“Prometí que estableceríamos una comunidad nombrada en honor al presidente Trump”, señaló

09.02.2020 | 02:58
La hija del presidente de EEUU, Ivanka Trump, en la apertura de la embajada estadounidense en Jerusalén.

“Prometí que estableceríamos una comunidad nombrada en honor al presidente Trump”, señaló

Tel Aviv - El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció ayer que ya se había iniciado el proceso para establecer un nuevo asentamiento judío en el territorio sirio ocupado del Golán, en honor al presidente estadounidense, Donald Trump, que en marzo reconoció ese territorio como israelí. "Prometí que estableceríamos una comunidad nombrada en honor al presidente Trump. Quiero informaros de que ya hemos seleccionado un lugar en los Altos del Golán donde se establecerá esta nueva comunidad y ya hemos empezado el proceso", declaró ayer a la prensa al comienzo de la reunión semanal con su Gabinete. "Enviaré una decisión para su aprobación oficial por el nuevo gobierno una vez que se forme", agregó Netanyahu.

El anuncio de Trump fue polémico puesto que contradice el hasta ahora consenso internacional de no reconocer el Golán ocupado desde 1967 como territorio israelí.

Actualmente hay 33 pueblos y aldeas en el Golán, y el último, Nimrod, se estableció en 1999. De las 33 comunidades, todas menos cuatro fueron establecidas por los gobiernos laboristas desde 1967, cuando Israel tomó el control del área, hasta 1977, cuando el Likud llegó al poder.

Respecto a la formación de Gobierno, Netanyahu precisó que va a pedir al presidente del país, Reuvén Rivlin, una ampliación del plazo que le concedió para ello tras ganar las elecciones generales del pasado abril, debido a la acumulación de festivos y fechas relevantes en los últimos días que han condicionado la actividad pública y retrasado las negociaciones con los partidos que conformarán la coalición.

Embajada en Jerusalén Además, el primer ministro señaló que esta semana Israel conmemorará el primer aniversario de la apertura de la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén, que se completará próximamente con el traslado también de la residencia oficial del embajador, David Friedman, y volvió a mostrar su agradecimiento a Donald Trump "por esta decisión histórica".

Por otro lado, la distensión entre las milicias de la franja de Gaza e Israel continuó avanzando ayer con la reapertura de los cruces fronterizos de Erez (para personas) y Kerem Shalom (para mercancías), que se suman a la ampliación la semana pasada de la zona pesquera. "Los cruces de Erez y Kerem Shalom estarán abiertos de acuerdo a las horas habituales de operación", informó a los medios Shani Sasson, portavoz del Cogat (organismo militar que gestiona las relaciones con los palestinos).

Acuerdo de calma Este paso es un aparente cumplimiento del acuerdo de calma mediado por Egipto, Catar y la ONU y no reconocido oficialmente por las partes pero que puso fin a la violencia en el enclave palestino hace una semana, tras el lanzamiento por las milicias de cerca de 700 cohetes y decenas de bombardeos israelíes de represalia, una violencia en la que murieron 25 palestinos y 4 civiles israelíes.

Esta semana se espera la llegada a la franja del enviado especial catarí, Mohamed el Amadi, y medios israelíes han informado de la inminente transferencia de fondos de Doha al enclave para pagar los salarios de los funcionarios y financiar ayuda humanitaria y reconstrucción de infraestructuras.

El diario árabe Ashar al Awsat asegura que mañana comenzará la transferencia de dinero, con la entrega de hasta ocho millones de dólares a Gaza, además de combustible para la planta eléctrica. Si la implementación del acuerdo de tregua continúa sin problemas, asegura el diario, la próxima fase será iniciar conversaciones para un intercambio de prisioneros, la construcción de un puerto y una conexión entre Gaza y Cisjordania.

Pese a la distensión, fuentes de seguridad israelíes señalaron ayer a la emisora estatal Kan que continúa el estado de alerta en el sur y el norte del país, entre otros motivos ante la creciente tensión entre Estados Unidos e Irán, que podría repercutir en la zona. - Efe