Euskadi puede obligar al confinamiento por el coronavirus

El lehendakari Iñigo Urkullu preside a partir de las diez de la mañana de este sábado el comité asesor que le asiste como director único del Plan de Protección Civil de Euskadi. El Gobierno vasco decretaba ayer el estado de emergencia sanitaria que permite desde hoy adoptar medidas excepcionales. El coronavirus avanza, aunque nueve personas ya se han curado, cinco en Bizkaia

14.03.2020 | 08:58
El lehendakari, Iñigo Urkullu, durante la rueda de prensa ofrecida ayer en Gasteiz por medios telemáticos y con su gabinete manteniendo distancia de prevención.

Gasteiz - Euskadi se enfrenta desde hoy a un escenario incierto y sin precedentes en su historia reciente por la imparable expansión del coronavirus. La decisión tomada ayer por el lehendakari, Iñigo Urkullu, de decretar el estado de emergencia sanitaria en el País Vasco, unida al estado de alarma impuesto por el presidente español, Pedro Sánchez, abre la puerta a adoptar medidas excepcionales si fuera necesario, como son el aislamiento de la población en sus domicilios y limitar el acceso y salida de localidades, territorios históricos o incluso la comunidad entera.

Esto significa que ayer fue aprobada "la herramienta jurídica" para que sea el Ejecutivo vasco "y únicamente el Gobierno vasco" el que esté facultado para adoptar todas esas medidas, precisaron fuentes de Lehendakaritza. Una situación inédita e impredecible a la que no solo la capital alavesa -principal foco del covid-19 en la geografía vasca- podría acabar enfrentada en caso de que el Gobierno vasco decida tomar una decisión de estas características en los próximos días.

El decreto que hoy entra en vigor abre, de cualquier forma, todas las posibilidades en función del devenir de los acontecimientos. El lehendakari ejercerá de mando único en Euskadi a la hora de decidir cómo actuar en las próximas horas y días ante el escenario engendrado por el covid-19. El propio Urkullu detalló en su comparencia -vía streaming, sin la presencia de medios de comunicación- cómo el artículo 8 de la Ley de Gestión de Emergencias permite adoptar medidas como el confinamiento de personas en sus domicilios o en lugares seguros, restringir el acceso a zonas de peligro, como pueden ser hospitales; limitar el uso de servicios públicos y privados, el consumo y abastecimiento de bienes o proceder a la evacuación y el alejamiento de la población de lugares de peligro.

En este sentido, Gasteiz es uno de los principales focos de contagio a nivel estatal y está declarada zona de alta transmisión comunitaria. La batería de medidas a tomar, resaltó Urkullu, tendrán una vigencia limitada estrictamente al tiempo necesario para afrontar la emergencia y serán "proporcionadas", incidió, al riesgo que exista. A priori, no darán derecho a ninguna indemnización, según la normativa.

Ante esta situación, Urkullu pidió un esfuerzo especial a la población vasca. "Todavía no hemos pasado lo peor", advirtió el lehendakari en un escenario epidémico en el que, según los datos facilitados ayer por el Departamento de Salud, tres personas más fallecieron ayer por coronavirus, todas en Araba, por lo que el número de muertos en el conjunto de la CAV asciende a catorce. Los casos positivos suman ya 417, 71 nuevos infectados son respecto al jueves. El número de hospitalizados también se incrementó hasta los 179, 32 más que el jueves.

Por territorios, Araba se mantiene como el más afectado con 310 casos, de ellos 51 nuevos, 131 personas hospitalizadas y 9 fallecidos. Salud no ofreció datos sobre las edades ni si los enfermos tenían patologías previas. En Bizkaia la evolución también sigue al alza, con 83 casos positivos, de los cuales doce fueron detectados ayer. Además hay cuarenta personas hospitalizadas y el número de fallecidos se mantiene en dos. En Gipuzkoa los nuevos casos son ocho, con lo que el número de contagiados por coronavirus asciende a 24, de los cuales ocho están hospitalizados y ayer no se produjeron más muertes, con lo que siguen siendo tres los fallecidos.

Además, el lehendakari informó de que nueve personas, cuatro de ellas en Araba y cinco en Bizkaia, se han curado ya por completo tras haber sufrido el virus. Son cinco hombres y cuatro mujeres. Por edades, cinco tienen entre 41 y 65 años; dos, entre 21 y 40 años, y los otros dos, más de 65. Urkullu aprovechó la comparecencia para agradecer la labor de los profesionales sanitarios. Sobre un posible colapso de los centros sanitarios vascos, el lehendakari garantizó su "capacidad operativa", para lo que ya hay adoptadas medidas. Urkullu volvió a reclamar a la ciudadanía que respete las medidas higiénicas, apelando a la responsabilidad individual como arma contra la extensión de la pandemia. - D

noticias de deia