Las razones por las que aparecen los lapsus mentales

Son inconvenientes pasajeros que se pueden evitar siguiendo unos hábitos saludables

27.06.2021 | 19:30
La fotografía de una mujer pensativa.

Los lapsus mentales son la incapacidad de recordar temporalmente algún tipo de información en situaciones cotidianas.

Ocurren cuando una persona se dirige a realizar una acción y unos segundos antes de ponerla en marcha se olvida.

Esto sucede porque surgen pequeños fallos en la memoria. Como por ejemplo cuando olvidamos las llaves en casa, perdemos el móvil o confundimos el nombre de una persona.

En principio no suelen ser de gravedad y distintos estudios aseguran que hay una serie de factores que influyen en que se den este tipo de errores.

Falta de atención
El experto en trastornos de la memoria, Javier Olazarán, explicó que "el hecho de no recordar, por ejemplo donde hemos aparcado o perder el hilo cuando hablamos, son lapsus atencionales. Se producen porque no estamos centrando toda nuestra atención en la acción".

Competición de la información
Es cuando una persona tiene la sensación de tener la "palabra en la punta de la lengua", situación por la que hemos pasado casi todos en algún momento.

Según la Universidad de Harvard, esto se da porque hay un recuerdo que compite con el que buscamos y por ende hay un bloqueo.

El cerebro sano sitúa a los nombres propios en el final de las redes neuronales. Entonces cuando queremos recordar ese dato que se encuentra más lejos que otros, ocurre una competición.

Estrés
Sucede cuando se olvida una información de relevancia con cierta frecuencia.

Según la neuropsicológica, Noemí Fernández, los fallos de la memoria serían un efecto secundario de la respuesta de la amígdala a las situaciones estresantes.

Problemas de sueño
En el pasado se llevaron a cabo diversos estudios que aseguran que la falta de sueño altera el funcionamiento del cerebro en distintas formas.

Mientras dormimos las neuronas codifican y almacenan los recuerdos del día. Por lo que dormir bien es beneficioso para la memoria.

No es una afectación grave pero en algunos casos podría ser un síntoma de demencia. Hay que estar alerta si se confunden los nombres muy seguido, cuando se dificulta seguir una conversación o no se encuentran las palabras con facilidad mientras se conversa con alguien.

Para evitar este tipo de problemas es muy importante llevar en práctica hábitos saludables y así nuestra memoria estará siempre en buen estado.

noticias de deia