Escapadas y ocio de fin de semana

Deba, un tesoro en la muga con Bizkaia

En un día se recorren su espectacular litoral, pequeñas cumbres y calas, el yacimiento de Ekain y el flysch negro

19.11.2021 | 00:30
Vista aérea de la localidad guipuzcoana (izquierda) y de la costa y el flysch negro que puede visitarse en marea baja (derecha).

aCERCARSE a la comarca guipuzcoana de Debabarrena siempre aparece como un buen plan para disfrutar de sus rincones secretos, su naturaleza, gastronomía y planes de aventura o relax. Hoy proponemos visitar Deba, cerca de la muga con Bizkaia, para recorrer su espectacular litoral, sus pequeñas cumbres y calas, el yacimiento de Ekain y sus marismas y flysch negro.

Deba se sitúa en el extremo occidental de la costa de Gipuzkoa, uno de los tramos más espectaculares del litoral vasco debido a la erosión del mar. Junto a sus abruptos acantilados se puede contemplar una superficie llana, espectacular desde el punto de vista geológico y que queda descubierto en bajamar. Ahí se sitúa el flysch negro local, en una zona que cobija a numerosas aves migratorias.

Localidad que combina las tranquilas calas de Mendata, Aitzuri y Sakoneta con las playas de Lapari y Santiago, destaca también por la belleza de sus paisajes, que proponen el paseo al visitante. Se puede optar por el sendero que sube hasta la ermita de Santa Katalina, que ofrece un mirador sobre el Geoparque de la Costa Vasca, u optar por una caminata más relajada, llegando hasta las marismas de Casacampo, un lugar de incomparable belleza y que alberga un ecosistema de gran riqueza.

Pasear por Sorozabal, Cárdenas y Arrantzales conduce hasta el puerto deportivo. Deba también ofrece atractivos arquitectónicos en el corazón de su casco histórico, como la iglesia de Santa María, considerada Monumento Nacional y joya del gótico vasco.

Arte rupestre
 

Además de contar con una amplia oferta gastronómica y de alojamiento en sus barrios más rurales, caso de Itziar, Elorriaga, Itxaspe y Mardari, Deba destaca también por Ekain, gran yacimiento de arte rupestre, considerado el más valioso de Euskadi.

Un detalle de una de las pinturas descubiertas en el yacimiento rupuestre de Ekain.

En su cueva, descubierta en 1969, se han hallado pinturas rupestres y abundante material que resultan fundamentales para el estudio de la prehistoria vasca. De las más destacables son el conocido como Panel de los Caballos y la pieza Contorno recortado de Ave. Para presevar las pinturas originales, puede visitarse Ekainberri, situada cercana a la cueva original.

noticias de deia