Tamborrada de Donostia

Una larga y ruidosa jornada de redobles en honor a Donostia

La capital de Gipuzkoa, al igual que la vecina Azpeitia, celebran a partir del domingo la festividad de su patrón, San Sebastián, con el ritmo de miles de barriles y tambores

17.01.2020 | 10:20
La festividad la disfrutan en la capital guipuzcoana

LOS tambores y las bandas de música volverán a convertirse en protagonistas de las calles de Donostia a partir de la tarde-noche del domingo con la celebración de la tamborrada en honor a su patrón, San Sebastián. El epicentro de la fiesta volverá a ser la Plaza de la Constitución. A partir de entonces, igual que en Azpeitia, el ruido y el jolgorio se adueñarán de ambas ciudades durante 24 horas.

Quien tenga problemas con el ruido que no acuda a Donostia en los próximos días. La contaminación acústica será la protagonista absoluta de la tamborrada, una fiesta que lleva en pie desde el año 1836 y que tiene su origen en una peregrinación religiosa realizada por los vecinos en el siglo XVI para pedir la protección del santo ante una epidemia de peste. Al parecer, acabó remitiendo y fue entonces cuando se eligió a San Sebastián como patrón.

Con el paso del tiempo, el desfile actual de la tamborrada se inició con una de las comparsas del Carnaval donostiarra, que recorría las calles haciendo sonar el tambor, el barril o la herrada. También se adoptó la utilización de uniformes que reproducían los de los batallones guipuzcoanos que intervinieron en la Guerra de la Independencia y que se asemejaban a las vestimentas del ejército enemigo, el de las tropas francesas de Napoleón Bonaparte.

al ritmo de sarriegi Ataviados con los trajes militares y sus barriles de madera o como cocineros, los miles de participantes en la tamborrada volverán a desfilar al ritmo de las piezas compuestas ex profeso por Raimundo Sarriegi en el siglo XIX. Aunque la fecha de celebración es el día 20, lunes, los actos festivos arrancarán el domingo por la tarde-noche con las compañías animando las calles. El acto central de la tamborrada tendrá lugar en la Plaza de la Constitución, a medianoche del domingo, con la izada de la bandera, nuevamente a cargo de la Sociedad Gaztelubide.

A partir de ese instante y durante 24 horas, la ciudad, y también los bares y las sociedades, se convierten en una fiesta de tambores y barriles donde resulta complicado dormir y descansar. Las compañías ocuparán las calles con sus desfiles y vestimentas de soldados y sukaldaris, y no pararán hasta que la tamborrada de la Unión Artesana dé por finalizada la fiesta arriando la bandera a las 24.00 horas del lunes.

Durante el día se otorgarán las Medallas al Mérito Ciudadano, así como el Tambor de Oro. En este caso, los equipos femeninos de fútbol y hockey de la Real Sociedad recibirán el Tambor de Oro, mientras que Naizen Elkartea, Why Not Fundazioa, Bikarte Elkartea, Itziar Mintegi Martínez y Jesus Rubio Raymond recibirán las medallas por sus méritos y trayectorias respectivas.

Los txikis también tienen su papel importante en la fiesta, ya que cuentan con su propia tamborrada, en la que participan cerca de 8.000 escolares. Como sus mayores, desfilarán el lunes por la mañana desde el edificio consistorial por diferentes calles, entre el aplauso de miles de personas.