Propuestas

Rimas 'rojas' contra el fascismo

El dúo de hip hop valenciano Los Chikos del Maíz -principal referente del rap político estatal- presenta en vivo su cuarto y último disco, 'Comanchería', esta noche en la capital vizcaina, en santana 27.

07.02.2020 | 09:18
El Nega y Tony El Sucio, Los Chikos del Maíz, rap forjado a fuego que se presenta hoy en concierto en Bilbao.

NI grupos de rock, metal o punk; los versos más incendiarios sobre la actualidad social y política son de Los Chikos del Maíz, dúo de rap que presentará su último disco, Comanchería (Altafonte. BOA), hoy en Bilbao, en la sala Santana 27.

Antiguamente un trío, El Nega (Ricardo Romero, MC y productor) y Tony El Sucio (Toni Mejías, MC) son los responsables de este proyecto, principal referente del rap político estatal, "hilo rojo" izquierdista y azote de los movimientos y expresiones fascistas. Sus rimas ácidas contra el Estado, la situación social y política, la escena hip hop o la monarquía les han valido la cancelación de varios de sus conciertos.

El grupo, surgido en Valencia hace década y media, cuenta con cuatro discos, de los que los dos últimos, La estanquera de Saigón y, sobre todo, el reciente Comanchería, les han aupado a la diana de la derecha mediática y asociaciones de víctimas por el uso de su música como herramienta para la transformación social. Son de barrio y se presentan sin disfraces y deslenguados, lo que le ha generado tanto odio como reverencias. Su último disco, que toma su nombre de la película Comanchería y titula sus canciones apropiándose de clásicos de Fernán Gómez, Peckinpah, Kubrick o Eastwood, se abre estilísticamente más allá del bombo y las bases rap de los 90, con guiños de aires latinos y reggae, guitarras acústicas y funk.

Y en sus rimas... siguen sin dejar títere con cabeza: de periodistas a músicos, deportistas y políticos. Albert Rivera ("un sicario"), Miguel Bosé ("un mercenario"), Abascal ("lleva pistola porque no se le levanta"), Cayetana ("ese cuello pide guillotina"), Rafa Nadal ("tiene retraso") se llevan lo suyo entre loas a la resistencia ("no pasarán") y la cultura ("más libreros, menos policías") entre guiños a Miguel Hernández, Milanés, Kerouac... y andanadas al capital, el lujo, las manadas o los vientres de alquiler. Comanchería: "Abajo la propiedad, viva la golfería".