Dedicación y constancia para obtener una viandas de la tierra con certificación

Los pimientos de Gernika, las guindillas de Ibarra, la lechuga, el tomate, las patatas de Álava, las alubias y el aceite de oliva virgen extra son los productos con el sello de identidad Eusko Label

17.12.2021 | 10:33
Pimientos, tomates, lechugas y alubias con Eusko Label.

La gastronomía vasca es una de las más reconocidas a nivel internacional y parte de esa buena fama se debe al uso de productos Eusko Label, ingredientes con una seña de identidad de garantía. Así, un buen menú puede comenzar, por ejemplo, con unos pimientos verdes de Gernika en diferentes preparaciones. Esta variedad autóctona se distingue por su pequeña longitud, su pendúculo estrecho alargado y su color verde intermedio. Con un sabor excelente y una finura en el paladar le hacen indispensable en las recetas.

Acompañando a los pimientos se pueden emplatar unas guindillas de Ibarra que con su piel fina, su carne tierna sin apenas picor, su color verdoso y su suave sabor las diferencian de otras guindillas. Es una variedad autóctona y se envasa en vinagre blanco de baja acidez y poco contenido en sal.

Y en una buena comida no puede faltar una ensalada de lechuga y tomate. La lechuga Eusko Label procede de variedades del grupo batavia y deben ser onduladas y/o rizadas y de color verde claro, brillante y homogéneo, de hojas abundantes y bien formadas. Para llegar a las estanterías de las fruterías, las lechugas deberán pesar un mínimo de 200 gramos en otoño-invierno y de 300 gramos en primavera-verano. Junto al verdor suele destacar en cada ensalada el rojo del tomate, cultivado de forma respetuosa con el medio ambiente, de forma asurcada, color entreverado y recogido en su punto de maduración óptimo.

Aceite de oliva, guindillas y patatas.

Como plato principal de un menú Eusko Label destacan las alubias ya sea la de Tolosa, la Pinta Alavesa o la Arrocina Alavesa. Con más de 300 años de historia, esta legumbre es de alta calidad y su producción se realiza de forma artesanal en huertas y campos próximos a los caseríos. Y un buen complemento de las las alubias pueden ser las patatas de Álava. Estos tubérculos no necesitan presentación, su altísima calidad habla por ellos. Para lograr la etiqueta Eusko Label, la producción deben ser respetuosa con el medio ambiente y tras la siembra, cultivo y recolección, se seleccionan las mejores patatas para que el consumidor final adquiera las patatas.

Y no hay nada para aliñar los mejores productos cultivados que el aceite de oliva virgen extra con Eusko Label. La mayoría de la producción procede de olivas de la variedad Arroniz, recogidas del árbol y en su punto óptimo de maduración con el objetivo de que conserve todas sus propiedades nutritivas y aromáticas. Ese oro líquido que impregne de más sabor los productos del baserri.

noticias de deia