Histórico olvidado

Un escultor en brazos del amor a Paula

11.07.2020 | 00:11
Un escultor en brazos del amor a Paula

CUENTAN las crónicas que Nemesio Mogrobejo nació en Bilbao el 15 de marzo de 1875. Y que de niño entró como aprendiz en el taller del imaginero bilbaino Federico Sáenz aprendiendo las prácticas del modelado en barro y de la talla en madera, alternando con la ejecución de modelos de yeso. Aprendió dibujo en la Escuela de Artes y Oficios de Bilbao, donde conoció a Ángel Larroque, con el que trabó amistad. Juntos frecuentaron las clases que impartía por esas fechas Anselmo Guinea.

En 1894, y gracias a sendas becas de la diputación vizcaina, Mogrobejo y Larroque viajaron a París, donde estudiaron en la academia Julien. Es también en París donde conoce a Zuloaga, Pablo Uranga y, sobre todo, a Francisco Durrio, con el que llegó a compartir habitación. La historia nos recuerda que se enamoró de una condiscípula austriaca Paula Schneck con la que emprendió un viaje en 1897, contrayendo con ella matrimonio civil. La muerte de Paula en 1898 significó, al parecer, un tajo vital en la obra de Nemesio y quizá sea este hecho la raíz de la fuerza desesperada y melancólica que el escultor imprimió a sus obras. En 1898 cambió su modo de ser y de pensar dando como primer fruto de esa crisis pasional la sencilla tumba de Paula Schneck expuesta en Viena en 1899. Gracias al éxito obtenido pudo permanecer varios años en Gratz y viajar a Viena, Stuttgart, Munich y París donde se hallaba en 1900. Ganó unas oposiciones de la Diputación de Vizcaya, por las cuales permaneció cuatro años en Bilbao. Después de visitar Florencia se establece en Roma. Desde esta ciudad envió a Bilbao una hermosa obra titulada Risveglio. Poco después de este envío modeló las esculturas Hero y Leandro, el busto de Anselmo Guinea y Eva que iba a ser considerada en adelante como su obra maestra.

Fruto de su amistad con los hermanos Arrue fue su participación en la fundación del semanario El Coitao, breve pero interesante experiencia de prensa satírica en el Bilbao de principios del siglo XX. En Florencia comenzó la talla de La Muerte del Orfeo, obra inconclusa ya que una tuberculosis maligna y el término de la pensión truncaban su vida.. Todavía regresó de nuevo Florencia y en Roma pero, ya moribundo, llegó a Gratz donde murió el 6 de abril de 1910, donde su amada Paula. Fue amigo de Ignacio de Zuloaga, quien dijo de él que era "el primer escultor universal que había en España", al igual que cultivó su amistad con su paisano el escritor Miguel de Unamuno. Su obra se halla extendida por toda Europa y puede admirarse hoy día en el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Protagonista: Nemesio Mogrobejo

Gesta: Escultor bilbaino de entresiglos (XIX-XX), está considerado como un artista universal de su época. Trató con los grandes del género, Rodin sin ir más lejos. Cuando la noticia de su fallecimiento llegó a Bilbao, sus amigos, encabezados por Juan de la Encina, organizaron un homenaje en su ciudad natal.