Lo que nunca dijo...

Pamela Anderson: "Soy muy aprensiva, no me quito la mascarilla ni para hacer el amor"

05.04.2020 | 00:10
Pamela Anderson

Bilbao – Pamela Denise Anderson conecta la videoconferencia desde el jardín de su casa en Malibú. Se encuentra junto a la piscina, con su mascarilla protectora púlcramente colocada. "Me estoy ambientando para mi próxima peli, que es de submarinos y también hay mucha agua", asegura.

Muy juvenil, a sus 52 años la artista canadiense luce una estupenda forma física. "Soy vegetariana desde hace mucho, bebo un montón de agua todos los días, practico yoga 15 minutos, otros 15 de gimnasia sueca, duermo doce horas todos los días y, por fin, me toco la barriga junto a esta pileta tan hermosa otras seis o siete horas cada jornada. La cirugía no tiene nada que ver. Cualquiera puede tener mi figura si está dispuesta a sacrificarse y seguir esa rutina tan dura", anima Anderson.

Pamela, que fue protagonista de la famosa revista cultural Playboy hasta en doce ocasiones a finales del siglo XX, por lo que el presidente Trump la ha propuesto para el premio Pulitzer varias veces, ha regresado a la fama. Al igual que otros muchos personajes populares, ha decidido utilizar el vídeo en sus redes sociales para realizar tutoriales en los que recomienda realizar ejercicio físico para superar el confinamiento con salud. El encabezamiento general es estos tutoriales es Sexy Confination.

"No te lo vas a creer, chico, pero mis vídeos son una furia. Y no entiendo por qué. ¡Ahí va, qué cabeza la mía, ya se me ha olvidado de nuevo vestirme! Perdona, que me pongo la toalla y vuelvo", advierte retirándose del plano..

—Hala, ya me he liado la toalla. ¿Qué querías preguntarme, majo?

¿Me puede poner algún ejemplo?

—Para que te hagas una idea, yo soy muy aprensiva. Tanto, que no me quito la mascarilla ni para hacer el amor. A menudo, ni los guantes. Soy así. Eso es un problema a la hora de darse cariño, porque, quieras que no, complica las cosas. Si no te quitas los guantes, acaricias a alguien y parece que lo estás fregando. La mascarilla te coarta la mitad del Kama-Sutra. En los vídeos explico truquillos para superar esas dificultades.

¿Algo concreto?

—Anda, mira los vídeos no te fastidia. Como consejo general: no perder los nervios. Con esto de que hay mucha gente confinada en casa y tal, todo el mundo arranca la máquina con cuidadito, pero pasa lo de siempre, se anima el personal. Y vienen los nervios. Muy importante, mantener la calma. Sobre todo si hay preservativos y otras zarandajas de por medio. He visto gente en el súper, con la sofoquina encima todavía, con un guante en una mano y la otra metida en un preservativo, eligiendo mandarinas como si nada. Ojito a las confusiones.

Sí que resulta embarazoso.

—Eso no es nada. Quienes se animan al tema sado-maso tienen más riesgos. Ayer estuve en la cola de la panadería, la de la calle, y una señora muy famosa estaba tan pichi con la máscara negra esa de la cremallera en la boca, sin darse cuenta. Se conoce que se lió con la mascarilla del contagio, metió mano al armario a todo correr y claro... No te voy a decir quién era porque a nadie le importa lo que hace una excandidata a la presidencia de los Estados Unidos en su vida privada.

Además de su vertiente artística, está usted muy comprometida con el movimiento animalista, las causas sociales y la filantropía. En la página índice de su página web aparece una cita al filósofo presocrático Pitágoras. ¿La recuerda?

—¿Por quién me tomas? ¿Crees que porque soy rubia y he salido en el Playboy soy gilipollas? Mira, esa cita dice: Mientras los hombres sigan masacrando y devorando a sus hermanos los animales, reinarán en la tierra la guerra y el sufrimiento y se matarán unos a otros; pues aquel que siembra el dolor y la muerte, no podrá cosechar ni la alegría, ni la paz, ni el amor" ¿Qué te parece? No te hacía un machista, heteropatrialcal y lleno de prejuicios. ¿Quieres que te cite a Aristóteles? ¿Eh? ¡Membrillo!

Discúlpeme.

—Hartita me tienen los tíos como tú. No lo he tenido fácil en la vida. Y me he visto obligada a trabajar duro para formarme a mi misma. Pero nunca tiro la toalla.No, por favor, no la tire...

noticias de deia