Tekno

El verano de la cámara de acción

Cuando ves lo que has grabado, que eres capaz de seguir a un pez o de mostrar un vídeo donde las algas se mecen como en los documentales empiezas a darte cuenta de todo lo que puedes hacer y es cuando ves la necesidad de tener más complementos

09.02.2020 | 09:51
cámara

lA experiencia de las vacaciones y los smartphone a la hora de hacer fotografías ha cambiado la forma de repasar y volver a recordar esos maravillosos instantes del verano. Pero la experiencia con los vídeos no suele tener la misma fortuna. Gracias a las cámaras de acción o cámaras deportivas o sport -recuerda que cámara GoPro es una marca comercial, aunque todo el mundo las suele llamar así-, muchas personas se han animado a convertirse en directores de cine aficionados, principalmente por su facilidad de uso y porque es posible utilizarlas en cualquier circunstancia, incluso bajo el agua. Durante este último año he tenido la oportunidad de utilizar y probar diferentes modelos y en casa utilizamos uno que cumple con creces todas las expectativas que teníamos.

Si tengo que buscar algo negativo no se encuentra en la cámara, sino en qué hacer con las horas de vídeo que has guardado. Muchas tomas falsas que se repiten, momentos que pensabas que la cámara estaba apagada y en realidad grababas el suelo o crear un resumen de unos pocos minutos para subir a YouTube. Para todo ello hace falta un programa de edición de vídeo de los que escribiremos dentro de poco en esta sección, ya que puede ser algo muy entretenido para hacer en las vacaciones de verano. Ahora lo que quiero es daros algunas pistas para saber que cámara te puedes comprar y qué complementos te van a hacer falta.

Analizando el mercado, si nos olvidamos un poco de las grandes marcas (GoPro, Sony, Xiaomi,?) resulta curioso que todos los modelos existentes vienen de un par de fábricas chinas, por lo que solo te tienes que fijar en las características que estás buscando y los complementos que incluyen pero no en la cámara. Por supuesto, aunque sé que no todos tenemos una televisión 4K, debemos buscar que sea capaz de grabar en esta resolución al menos a 30 frames por segundo. Seguro que algún día te arrepentirás si compras una que solo permita una resolución HD. Lo bueno de la óptica de estas cámaras es que graban en formato de gran angular, lo que permite abarcar un cuadro de unas dimensiones muy amplias. Unos 145 grados de angular deberían ser los mínimos para estas cámaras, y todo lo que suba de esta cifra bienvenido sea. Aunque también pueden hacer fotografías y nos deberíamos fijar también en esta resolución, la cosa suele ser proporcional, por lo que a más resolución de vídeo, también lo será del modo fotografía.

Pero desde mi propia experiencia, en lo que te tienes que fijar más es en el apartado de los complementos que incorporen. Al principio no eres consciente de todas las posibilidades y las metes en la caja estanca que suelen incorporar y te pones a grabar debajo de la piscina o dentro del mar. Pero cuando ves lo que has grabado, que eres capaz de seguir a un pez o de mostrar un vídeo donde las algas se mecen como en los documentales empiezas a darte cuenta de todo lo que puedes hacer y es cuando ves la necesidad de tener más complementos. La pinza para llevarlo en la solapa de la chamarra, el arnés para grabar toda la travesía de la montaña, la imprescindible segunda batería, son algunos de los elementos que echarás de menos si no vienen en la caja de tu cámara. Por supuesto, la tarjeta SD que tiene que tener en su etiqueta el logo V10 o superior, yo uso una V30. Mi último consejo si vas a realizar vídeos en el mar, busca el palo selfi flotante, te puede hacer que no pierdas tu cámara en las profundidades marinas y son muy baratos.

@juandelaherran