Marc Vigil: "Una comedia como 'Nasdrovia' se cuece a fuego lento"

A Marc Vigil le atrapa la comedia, aunque no sea ese el género que más ha dirigido. 'Nasdrovia' es una serie que le apasiona por la clase de humor que allí se vierte, y que siente que es muy diferente hasta lo que ahora se ha visto.

16.11.2020 | 10:59
Marc Vigil, rodeado de su equipo durante un visionado.

Para Marc Vigil hacer una comedia donde los capítulos duran solo 30 minutos y donde no hay cortes de publicidad, es un placer y un disfrute, que de momento solo está disponible en plataformas. Nasdrovia se estrenó ayer en Movistar+ y su director señala que ha gozado con el trabajo desde el primer minuto en que puso la cámara en acción.

¿Hablamos de crisis de los 40 en Nasdrovia?
Bueno, la serie en su conjunto no va sobre la crisis de los 40, aunque sí que esa crisis es la premisa con la que empieza la historia.

Pero es al llegar a los 40 cuando los protagonistas deciden cambiar de vida, ¿no?
Pero porque son unos esnobs de narices y cuando llegan a esa edad, aunque no saben muy bien por qué, deciden que tienen que dar un giro a sus vidas. Son abogados y dejan sus trabajos para montar un restaurante.

¿Y siguen siendo esnobs?
Igual que toda su vida. Quien es un esnob convencido no lo deja tan fácil. Además, son dos, una expareja, y se apoyan el uno al otro en su esnobismo. Aunque hayan roto sentimentalmente siguen juntos en el bufete de abogados defendiendo a políticos y empresarios corruptos.

¿Incluye la serie una crítica social?
Es una comedia para divertirse, pero de la que también se pueden sacar algunas lecturas sociales. Está hecha fundamentalmente para que la gente se lo pase bien. Los personajes dan un giro de 180 grados a sus vidas y se enfrentan a un montón de cosas.

¿Comedia a secas? ¿Humor puro y duro?
No. Hay ficción negra, thriller, drama, humor€ Es una mezcla de géneros, y eso es lo que realmente me enganchó. Yo llevo 17 años haciendo televisión y cuando leí esta historia dije: La quiero dirigir. Hay un reto muy potente, muy grande, a la hora de hacer comedia.

Usted empezó con 7 vidas, Aída
Sí, y hay que decir a su favor que funcionaron muy bien, pero esas comedias se mueven en el mundo de la caricatura. Parece que los personajes lo que hacen es contar chistes. Y lo digo sin quitarles mérito, porque forman parte de mi propia historia.

¿Qué diferencia a estas series de Nasdrovia?
Que una comedia como Nasdrovia se cuece a fuego lento. Cada episodio dura tan solo media hora, y la trama de thriller en ella es tan importante como la comedia.

¿Tanto importa el tiempo en las series?
Es importantísimo, pero no solo en la comedia. Hemos hecho otros géneros en 70 minutos y es un tiempo muy de difícil de sostener. Al final, es la historia la que acaba sufriendo. Tienes que generar tramas para cada episodio que desde mi punto de vista resultan totalmente accesorias. Creo que una historia hay que contarla, concentrarla e ir a lo importante. Había veces que pensabas: ¡Hostia! Pero cómo se alarga esto. Nasdrovia es una serie para verla de una sentada.

"A mí, personalmente, me apasiona ver las series de un tirón"


¿Le gusta que las series se vean de una tacada?
No tengo una preferencia y el mundo de las series es complejo, pero este es un tema de conversación en cualquier mesa porque todo el mundo consume series. Hemos cambiado mucho y ahora nos resulta difícil esperar a un miércoles, a un jueves, o a cuando den la serie, y también nos parece difícil ver los capítulos a una hora determinada. Lo que te ofrecen las plataformas es que te pegues un sábado de series, o el día que tú prefieras. A mí, personalmente, me apasiona ver las series de un tirón.

Aunque los atracones no son buenos, sean de lo que sean.
Ja, ja, ja€ Tienes razón. También era bueno cuando veía que Juego de Tronos se emitía de semana en semana y se generaba un interés, el gusto por la anticipación a lo que podía suceder. En el caso de Nasdrovia sí te puedo decir que estoy encantado de que se pueda ver de una sentada.

Pero el trabajo de una serie supone muchos meses de gestación para que luego todo se acabe en tres horas, si llegan.
Pasa lo mismo con una película. En una película puedes invertir hasta cuatro años de tu vida para ponerla en pie. Estamos en un país en el que la manera de producir cine es muy particular y costosa. Cuando después de esos tres o cuatro años la película llega a una sala, se consume en poco menos de dos horas.

¿Se ve cómodo en la comedia?
Lo estoy. Llevaba un tiempo haciendo dramas y thrillers y me ha llegado esta serie que me ha hecho sentirme muy bien. Estaba loco por hacer comedia, creo que es el género más difícil de todos, pero también es uno de los más agradecidos por el espectador cuando sale un producto redondo. No tengo grandes preferencias y voy haciendo aquellos proyectos que salen en el género que se presenten, pero también digo que me encantaría hacer un musical. En todos los géneros se pueden hacer cosas maravillosas. Lo que me gusta es cambiar, y lo que no me gusta tanto es quedarme con una sola opción.

Dicen que es mejor lo conocido.
No estoy de acuerdo. Cuando siempre haces lo mismo es posible que dejes de exigirte porque crees que todo lo sabes. Lo mejor es afrontar retos nuevos y conocer otros caminos.

¿Aunque fallen?
Sabes que todos pueden fallar, el éxito nunca se garantiza, pero aunque falles siempre podrás decir que algo has aprendido y todo se puede volver a intentar. Estamos escribiendo la segunda temporada de Nasdrovia y estoy disfrutando muchísimo.

¿Disfruta por igual dirigiendo que escribiendo?
Sí. Antes había una dirección más invisible, sobre todo en televisión, incluso te diría que era más una realización. Fíjate que en televisión los actores pueden ser los mismos, pero los directores están cambiando. ¿Qué significa esto? Que se empieza a ver el punto de vista del director.

"Es fundamental que la escritura y la dirección vayan de la mano"


Hay ocasiones en las que la creación pertenece a unas personas y la dirección no tiene nada que ver con el texto.
No estoy de acuerdo. El director siempre acaba haciendo una reescritura del texto que le presentan. Creo que es fundamental que la escritura y la dirección vayan de la mano.

¿No ha tomado una fuerza desmesurada el mundo del guion?
Es que sin un buen guion, una buena narración previa y unos diálogos que atrapen, no hay buena serie que valga, y esto ocurre también en el cine. Siempre ha habido buenos historiadores para el audiovisual, buenísimos guionistas, pero no se les había dado cancha. Todo lo relacionado con la escritura estaba muy oculto. En los últimos años sí que es cierto que los creadores somos un poco más visibles, también los directores, pero hay que dar todavía muchos pasos para que todos tengamos el lugar justo a la hora de dar vida a una historia.

También han variado las consideraciones sobre la televisión.
A la hora de la ficción han cambiado y mucho. Antes, cuando decías que hacías televisión, te miraban con si fueras el patito feo por contar las historias en ese medio. Ahora eso ha cambiado y todo el mundo quiere hacer televisión, un medio que ha ganado muchos puntos y que se ha colocado a unos niveles de calidad impresionantes. ¿Qué pasa hoy? Que los escritores quieren tener voz en televisión, que los actores quieren trabajar en series y que los directores también queremos estar ahí, pero participando en todos los procesos.

¿Cree que hay una burbuja de producción televisiva?
No, no creo que haya una burbuja, aunque se habla mucho de ella. Sí creo que hay demasiada ficción y eso baja el nivel. Echo mucho de menos series como Los Soprano, Roma€ Eran historias ultrabuenas.

Y hay demanda, ¿no?
Sí, demasiada. Ahora, cuando ves una serie, además de tener problemas para elegir, como no te funcione en los primeros minutos la descartas. 

Personal

Edad: 45 años (25 de septiembre de 1975).
Lugar de nacimiento: Avilés (Asturias).
Trayectoria: Comenzó dirigiendo documentales y cortos en televisión a través de series como 7 vidas, Gominolas o Aída. Los guiones y la dirección que hizo para Águila Roja fueron el pasaporte para El ministerio del Tiempo, Vis a vis o   El silencio del pantano. Ha estado al frente de episodios de Vivir sin permiso, Malaka o Diablo guardián. Su último trabajo es la comedia Nasdrovia, recién estrenada en Movistar+.